miércoles

El cuadro sobre la entrada de Jaume I cedido por el Prado se quedará en una institución valenciana

Ni el Museo del Prado quiere retener la obra -no puede exponerla y la habría de volver a enrollar y guardar- ni las autoridades valencianas están dispuestas a que regrese a Madrid, especialmente después de verla expuesta en el Centre del Carme, donde es la pieza de la muestra Jaume I. Memòria i mite que atrae más miradas debido a su gran tamaño (más de 6,5 metros de longitud por casi 4 de altura). Entrada triunfal de Jaume I en Valencia, realizada en 1884 por el artista de Castelló Fernando Richart, se quedará en depósito en Valencia cuando el próximo 1 de febrero se clausure la citada exposición. Así aparece reflejado en el documento de cesión del lienzo, según ha podido saber Levante-EMV. Está por determinar el destino concreto del cuadro, aunque las Corts es el organismo con más posibilidades para colgar esta pintura histórica, con la que Richart obtuvo el segundo premio -ex aequo con El dos de mayo de Joaquín Sorolla- en la Exposición Nacional de 1884.

La obra permanecía desde hace más de 25 años en los almacenes del Museo del Prado y ha sido restaurada para la exposición por el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración (Ivacor) con la supervisión de los técnicos de la pinacoteca estatal. La orden de traslado establece que la Administración valenciana se hacía cargo de la recuperación y limpieza y que el lienzo permanecerá después de la muestra en alguna institución valenciana con el fin de evitar que vuelva al ostracismo.
Pero más allá de este compromiso escrito, el cuadro ha impresionado a las autoridades autonómicas una vez que lo han visto en el Centre del Carme debido a sus imponentes dimensiones y a que es una de las escasas representaciones icónicas sobre la entrada en Valencia del Conqueridor en 1238, según han asegurado fuentes oficiales a este diario. Ello ha desatado las gestiones en los últimos días para encontrarle la mejor ubicación posible.

Uno de los comisarios de la muestra, Felipe M. Garín -ex director del Prado-, confirmó ayer a este periódico que ha recomendado que el óleo se quede en las Corts, ya que esta institución posee otro cuadro de gran valor histórico, el que narra la batalla de Almansa, del que el de Richart puede ser un buen complemento. Si uno documenta el episodio que propició la pérdida de los Fueros, el otro (nunca visto en Valencia desde su creación) glorifica al rey que fundó el reino.

Fuente: Levante-Emv