sábado

Cultura devuelve a su lugar original el San Martín tras 10 años de dudas

Hola,
noticia de última hora sobre la escultura de San Martín y el pobre que estaba hasta ahora en el San Pio V. Os dejamos la noticia publicada por el Levante-Emv. Mañana iremos a la iglesia a ver la escultura in situ y el martes, todo lo más tardar, colgaremos las fotografías del nuevo emplazamiento.
Saludos...
-------------------------------------------------------------------------------------------------
La estatua de San Martín y el Pobre vuelve a presidir desde ayer la entrada principal de la iglesia de San Martín Obispo de Valencia. La escultura de bronce fue instalada de madrugada en la hornacina exterior, el lugar para el que fue creada en 1494 por el artista flamenco Pieter de Beckere, del que salió hace casi diez años y al que tras restauraciones, exposiciones y vaivenes políticos parecía que no iba a regresar.
El titular de Cultura en la anterior legislatura, Alejandro Font de Mora, anunció en 2006 que la pieza -considerada una obra maestra de la escultura renacentista, sin ejemplares parecidos en España- no volvería a su ubicación exterior para evitar que se degradara. La idea era instalarla en el interior de la iglesia y dejar una réplica en el exterior. La restauración del templo hizo que en 2007, una vez rehabilitada la estatua, esta fuera depositada eventualmente en el Museo San Pío V.Y ahora que concluyen los trabajos en la iglesia -se prepara para la exposición La Gloria del Barroco, de La Luz de las Imágenes- los nuevos responsables de Cultura han decidido que el grupo escultórico (representa a San Martín a caballo partiendo su capa para dársela a un mendigo) se ubicara en la hornacina exterior.
El secretario autonómico de Cultura, Rafael Miró, apeló ayer al "respeto a la historia", ya que se trata del lugar original donde fue instalada la estatua hace más de 500 años. Así que, al final -o al menos, por ahora- no habrá réplica de San Martín.
El mismo respeto, añadió Miró, por el que se ha devuelto la pieza a su aspecto original. Tal vez algo más brillante ahora y con una pátina que debe ayudar a proteger el bronce y el latón -de los detalles- de los efectos de la contaminación. Pero "volverá a oxidarse", previno la directora del Instituto Valenciano de Restauración (Ivacor), Carmen Pérez. Los análisis indican que este cerrado y céntrico punto de la ciudad es el que concentra mayores niveles de partículas sólidas en el aire. Pese a todo ello, se ha descartado cubrir la escultura con un vidrio o una red, otras ideas que se plantearon. "Crearía un microclima distinto al que ha tenido la pieza en cinco siglos", dijeron Pérez y Miró a Levante-EMV. Cultura prevé realizar análisis cada cinco años para verificar el estado de conservación de la escultura.
Esta fue encargada en 1494 por la familia Penyarroja -feligreses de la parroquia de San Martín- a un artista holandés de la corte de María de Borgoña expresamente para la iglesia. Aún existe el acta notarial que certifica la donación. Se restauró en 1899 y después en 1988, por el 750 aniversario de la ciudad. En el año 200o se bajó para una limpieza y una exposición. Volvería a la parroquia, pero ya no a la hornacina de la fachada. El más contento ayer era el párroco: "Si tuviera las campanas, las volteaba", dijo Miguel Villalba.
Fuente: Levante-Emv