miércoles

Cultura ´rehabilitará´ el Teatro Romano sin poner ni quitar mármol

Hola bloggeros,
parece que tras el auto judicial y después de casi 20 años de disputa continua se pone punto y final a uno de los episodios más oscuros y polémicos en lo referente al patrimonio cultural valenciano: El Teatro Romano de Sagunto.
Las obras realizadas por Grassi y Portaceli quedarán como estaban, sin quitar ni añadir más mármol. El próximo año comenzarán las obras que quedaron paralizadas desde 1991 para concluir la restauración, que esperamos, sea respetuosa con el Teatro.
Saludos...
-------------------------------------------------------------------------------------------------
Felicidad contenida. Esa sería la definición de la actitud de los representantes de la Conselleria de Cultura el día después de que se hiciera público el auto del Tribunal Supremo que avala la reforma del Teatro Romano de Sagunt firmada por los arquitectos Grassi y Portaceli al rechazar el último recurso del demandante, Juan Marco Molines. Tan contenida fue la alegría que la consellera de Cultura, Trinidad Miró, alegó "problemas de agenda" para no comparecer ayer ante la prensa en el Museo San Pío V -así estaba anunciado- y delegó en la directora general de Patrimonio, Paz Olmos. La ausencia de euforia entra dentro de la lógica política, pues durante años el PP defendió la demolición de las obras e incluso Marco Molines ha sido diputado autonómico por este partido. El abogado utilizó además el abrazo sonriente de la consellera con el presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana en abril pasado, tras la resolución favorable a la Generalitat, para denunciar la presunta connivencia entre ambos.
Con contención, pero con claridad, Paz Olmos aseguró ayer que el último auto del Supremo, que reconoce la "imposibilidad legal" del derribo, pone "punto y final" a este largo proceso , iniciado en 1991, e "impide cualquier tipo de recurso o reclamación sobre el futuro de las obras". En su opinión, la posibilidad -anunciada por el demandante- de solicitar la ejecución forzosa de la sentencia anterior del Supremo (de enero de 2008) que ordenaba el derribo no tiene ya cabida, porque no es posible regresar a la situación judicial de 1993, dijo. Molines apostilló ayer que reflexionará en diciembre y luego emprenderá acciones.
Tras el último auto, agregó Olmos, la conselleria ya tiene las manos libres para finalizar la restauración (quedó sin el equipamiento eléctrico y sin decoración), potenciar el uso del teatro (se creará un museo, que también figuraba en el proyecto inicial) e incluso "rehabilitar" la obra realizada hace veinte años.
En todo caso, la directora general aclaró que ni se completará el cubrimiento de las gradas ni, tampoco al contrario, se eliminarán losas. Justamente, la cávea es la parte que mejor estado presenta, agregó, porque la piedra que se instaló -de apariencia de mármol- es más resistente.
Olmos precisó que lo que se va a hacer son las tareas de mantenimiento "que no se han podido hacer" al estar la reforma sub iudice, además de las adaptaciones de iluminación y accesibilidad para ajustarse a las normativas actuales. Se arreglarán también las ventanas, afectadas por el tiempo, añadió, se completará la decoración y se creará un itinerario expositivo que explique qué es un teatro romano.
La alto cargo señaló que en lo que queda de año encargarán los proyectos, con la intención de iniciar las obras en 2010.El PSPV de Sagunt instó ayer a la Generalitat a incluir una enmienda en los presupuestos de 2010 que contemple la finalización de la reforma del teatro.
Fuente: Levante-Emv