viernes

El Politécnico propone crear un patronato para proteger los panteones del Cementerio

Hola bloggeros,
Buena noticia para el patrimonio de nuestros camposantos. Parece que por fin se le va a prestar la protección adecuada a ese gran y desconocido tesoro artístico que tenemos en muchos de los cementerios de la Comunidad Valenciana, especialmente en el General de Valencia. Esperemos que está protección se extienda también al cementerio inglés de Valencia (al lado del General) y que está en un estado de ruina absoluta.
Mientras tanto os aconsejamos que vayáis a daros una vuelta por ellos (os recomendamos también el Cementerio General de Alcoy) para disfrutar no solo de la magnífica arquitectura de sus panteones, sino de las preciosas esculturas que los contemplan.
Saludos y a disfrutar...

Silencio por favor... Respetad el descanso eterno
------------------------------------------------------------------------------------------------- El Cementerio General de Valencia es el camposanto más antiguo de la Comunidad y el de mayor riqueza patrimonial. Sin embargo, su protección por su valor histórico y artístico es inexistente.
El párroco del Cementerio, alarmado por los daños que sufren los panteones ha propuesto con la Universidad Politécnica crear una figura para proteger el patrimonio funerario. «Sin duda, el camposanto tiene una gran riqueza artística y aunque las esculturas se van a rehabilitar, proponemos crear un patronato compuesto por diferentes administraciones para evitar su deterioro», explicaban ayer a LAS PROVINCIAS, expertos de la Facultad de Bellas Artes que propondrá esta iniciativa en septiembre en cuanto se recupere la actividad municipal.
Hace apenas unas semanas este periódico denunció las graves afecciones que estaban sufriendo las esculturas y los panteones del camposanto por el continuado paso de los aviones. Los restos del combustible cubren día tras día la esculturas que amanecen ennegrecidas y sobre todo en los extremos más angulosos. Uno de los ejemplos más claros se puede apreciar en el monumento en recuerdo al torero valenciano Manuel Granero que falleció en 1922.
La composición escultórica está cubierta por los restos del queroseno desprendido por los aviones que sobrevuelan el cementerio a baja altura. Este no es el único caso, de hecho, la sección del patio de las columnas donde se encuentran las tumbas con más valor patrimonial son las más afectadas y se pueden apreciar el polvo negrecido en las tumbas de Blasco Ibáñez o la de Virginia Corches, uno de los primeros mausoleos construidos en el cementerio.
Los familiares lo han denunciado y los técnicos municipales han encargado un estudio para comprobar la afección.
Pero mientras se realiza el estudio, la Universidad Politécnica y el párroco del cementerio quieren proteger el valor patrimonial a toda costa. «Con la figura del patronato el camposanto estará protegido y no servirá de arma política ante un futuro cambio de gobierno», puntualizaban expertos de la Facultad de Bellas Artes.
Implicación política
Esta nueva entidad estaría formada por la Generalitat, el Ayuntamiento, la Diputación y demás entidades valencianas. La idea es que, aunque el cementerio General de Valencia es propiedad municipal, todos se sientan implicados y el patrimonio funerario se convierta en un valor valenciano a proteger.
El párroco del cementerio mostró su preocupación y no quiere que el patrimonio sea moneda de cambio en guerras políticas. Lo único que pretenden es que se respete y se equipare a una obra de arte o a un edificio histórico.
En sus instalaciones hay más de 500 panteones de familias relevantes y adineradas de la ciudad que desde principios del siglo XX honraban a sus difuntos con templos esculpidos por artistas nacionales e internacionales.
Precisamente, el Ayuntamiento, consciente del gran valor de los panteones y de la mal situación en la que se encuentran, han llegado a un acuerdo con la Universidad Politécnica y serán los estudiantes de Bellas Artes los que restauren los panteones del Cementerio General en peor estado. El interés es máximo porque días después de firmar el convenio, el Consistorio recibió varias peticiones de familiares interesados en este acuerdo y quería que el Ayuntamiento les incluyera en el listado de peticiones.
Uno de los primeros clientes será el que fuera el alcalde de Valencia en el siglo pasado, José Luis Borona. Senador del Reino y Diputado en las Cortes fue la primera autoridad valenciana en 1904 y descansa en un panteón familiar desde 1927. En cuanto se anunció este acuerdo, su familia se puso en contacto con el Ayuntamiento para solicitar la ayuda profesional de los restauradores de Bellas Artes.
La restauración solo se realizará con el consentimiento previo de los familiares y la valoración de los profesionales sobre el estado del monumento.
Los expertos no son los únicos que valoran el patrimonio funerario, productoras internacionales han solicitado permiso al Ayuntamiento para grabar en el interior del camposanto. La última solicitud fue de una productora que estaba investigando sobre los orígenes de la familia de Walt Disney. Algunas de las teorías que se barajan es que la madre de la factoría Disney era valenciana.
En otras ciudades los cementerios son parte de la ruta turística de la ciudad y sus tumbas se cuidan y se protegen al máximo, tal y como ocurre en el cementerio americano de Arlinton en Washington donde están enterrados presidentes como Jonh Kennedy, o militares de alto rango.
Con el gran trabajo que van a tener este otoño los restauradores, la Politécnica también se plantea crear un máster de arquitectura funeraria para que los alumnos se puedan especializar en estos trabajos. Sería el primer máster de Europa de estas características y su labor sería muy valiosa.

Fuente: Las Provincias

martes

La Catedral espera un informe claro de los arqueólogos para permitir analizar el Cáliz

Hola bloggeros,
hoy nos hacemos eco de una noticia publicada por el Levante-Emv en su edición digital. Se trata del Santo Cáliz. La famosa copa de piedra de ágata que custodia la Catedral de Valencia y a la que, según parece, le van a volver a hacer los análisis pertinentes para saber más del mítico vaso de la última cena.
Os dejamos dando vueltas a la copa...
Saludos...


------------------------------------------------------------------------------------------------- La Catedral de Valencia insiste: está dispuesta a autorizar un nuevo análisis arqueológico del Cáliz de Valencia, el que la Iglesia y las autoridades locales consideran el auténtico Santo Grial -la copa que Jesús alzó en sus manos durante la Última Cena-, pero debe existir antes un plan de estudio riguroso. Y por ahora, no hay nada de nada, ni informe "detallado ni elemental", asegura el celador del Cáliz, el canónigo Jaime Sancho.
La conveniencia de someter la pieza histórica a nuevas pruebas se planteó en el I Congreso Internacional sobre el Santo Cáliz, celebrado el pasado mes de noviembre en Valencia, ya que el último estudio, realizado por el entonces catedrático de Arqueología de la Universidad de Zaragoza, Antonio Beltrán, data de 1959 y desde entonces la tecnología ha dado unos cuantos pasos adelante.
Quien formuló la sugerencia durante el encuentro fue, precisamente, el sucesor de Beltrán en la cátedra aragonesa. El argumento de Manuel Martín-Bueno es que, con las técnicas arqueométricas actuales, se podría precisar mucho más el taller de fabricación de la copa y la fecha, de modo que se eliminarían dudas sobre la autenticidad de la reliquia.
Martín-Bueno ha asegurado a Levante-EMV que su intención es activar el asunto "a la vuelta del verano". Una de las razones por las que el nuevo estudio ha quedado durante meses en punto muerto ha sido la situación de interinidad en la que se encontraba la presidencia del cabildo de la Catedral. El mandato del anterior deán, Juan Pérez Navarro, vencía a principios de 2009, pero debido también al cambio de arzobispo no se eligió hasta el pasado mes de junio nuevo deán, Emilio Aliaga, quien deja en manos del celador las cuestiones sobre el Cáliz.
Jaime Sancho mantiene la disposición de la Seo a someter la copa a nuevas pruebas, pero "hay que saber de qué se trata", advierte. Se refiere a los análisis que se van a realizar, el tiempo que llevarán o el laboratorio donde se ejecutarán. Para el canónigo, las posibilidades de obtención de nuevos datos son limitadas: "La única posibilidad es averiguar la cantera y el país de procedencia de la piedra". Se trata, por tanto, de dirimir si la pieza fue fabricada en Siria, Egipto, Persia o Palestina, algo que puede ser interesante, pero no fundamental", apostilla.
El estado de la cuestión, según los resultados de 1959, es que la copa de ágata depositada en la Catedral desde 1424 fue realizada entre el siglo IV antes de Cristo y el I d. C. en Oriente, datos que no refutan la posibilidad de que sea el auténtico Santo Grial.
Fuente: Levante-Emv