jueves

Más de 600 piezas del patrimonio valenciano están fuera de la Comunitat

Buena tardes bloggeros,
en la edición digital de hoy de las Provincias viene un artículo muy interesante sobre el patrimonio valenciano disperso por todo el mundo y su posible reclamación por parte de la Conselleria de Cultura.
Destacan el "Llibre del Repartiment", el "Retaule del Centenar de la Ploma" o el "Palau de Mosén Sorell", sobretodo sus portadas, entre otras muchas obras de Juan de Juanes, Vicente Macip o Pere Nicolau entre otros. Todo ello está recogido en el catálogo que lleva editando la Generalitat desde hace 4 años para poder así reclamarlas.
Esperemos que en un futuro no muy lejano podamos disfrutar de este patrimonio sin tener que viajar a Londres o París.
Saludos...
-------------------------------------------------------------------------------------------------
La Conselleria de Cultura reclamará al menos 600 piezas del patrimonio valenciano que actualmente son custodiadas por instituciones fuera de la Comunitat. La Dirección General de Patrimonio está elaborando un catálogo en el que, de momento, se han incluido 600 obras, aunque no se descarta que esta cifra aumente ya que, actualmente, se está fase de inventario y documentación de los bienes.
Entre las piezas que se incluyen en el inventario figuran el retablo 'El Centenar de la Ploma', de Marçal de Sax (siglo XIV), que se custodia en el Victoria & Albert Museum de Londres.
Desde la Generalitat ya se han hecho varios intentos por recuperar esta tabla de más de 600 años, hasta el momento infructuosos. La última ocasión en que las autoridades valencianas y los responsables del museo londinense han mantenido conversaciones fue en 2008, con motivo de la celebración del 800 aniversario del nacimiento del rey Jaume I. Para conmemorar tal efeméride, la Generalitat quería exponer en Valencia la tabla que representa a San Jordi luchando al lado de Jaume I en la batalla del Puig, aunque los contactos no llegaron a buen puerto.
Pese a que el director del museo que custodia el retablo desde 1864 no cerró herméticamente las puertas para su salida, los técnicos de la National Gallery se opusieron a la cesión temporal por el riesgo que correrían las tablas.
En la lista de la Dirección General de Patrimonio figura también la pieza 'Taller del carpintero', de Juan de Juanes, actualmente en la GemÄldegalerie de Berlín; el retablo de San Martín, de Vicente Macip, en el Museo de Cluny en París; el retablo de la Virgen, atribuido a Pere Nicolau, actualmente en el Museo del Louvre de París o el de San Gil y San Vicente, atribuido a Miquel Alcanyís, actualmente en el Metropolitan Museum de Nueva York. El maestro del arte gótico lo pintó en 1420 para una capilla lateral de la iglesia valenciana de San Juan del Hospital.
La mayoría de las obras que serán reclamadas, no obstante, se encuentran dentro de las fronteras españolas, fundamentalmente en Madrid y Cataluña. Es el caso, por ejemplo, del 'Llibre del Repartiment', que se guarda en el Archivo de la Corona de Aragón y que, en 2008, viajó temporalmente a la capital del Turia. Este documento recoge todas las donaciones otorgadas por Jaume I en Valencia desde su estancia en El Puig en 1237 y el Consell persigue desde hace años que regrese a territorio del antiguo Reino de Valencia.
En la casa museo Duran i Sanpere de Cervera (Lleida) se exhibe desde 2001 uno de los arqueros expoliados en el barranco de la Valltorta durante la guerra civil. El arquero fue arrancado hace 70 años del abrigo donde fue concebido y pintado durante el Neolítico (entre los años 4.000 y 2.000 a.C.), y donde formaba parte de una escena de caza ahora incompleta. La pieza estuvo en posesión del arqueólogo e historiador leridano Agustí Duran i Sanpere desde 1943, y en ello se apoya el Ayuntamiento de Cercera para argumentar su propiedad legal (la Ley 16/1985 del Patrimonio Histórico Español fija el plazo de prescripción adquisitiva en 30 años).
Labor de casi cuatro años
En la tarea de poner nombre, circunstancias y localización a las piezas del patrimonio valenciano, la Conselleria de Cultura lleva casi cuatro años. La iniciativa fue anunciada en la anterior legislatura por el entonces conseller de Cultura, Alejandro Font de Mora, quien aseguró que el catálogo sería remitido en el tiempo más breve posible al Gobierno. Font de Mora dijo, en febrero de 2006, que la Generalitat recalcaría su interés en la recuperación si se beneficiaba a otros territorios y que, con este inventario, se trataba de poner en marcha «una medida cautelar ante posibles movimientos futuros» por parte del gobierno.
Para entender tal iniciativa es necesario situarla en el debate político de esos años, en plena polémica de los 'papeles de Salamanca' (traslado de documentos del Archivo de Salamanca a municipios catalanes) y la intención del Gobierno catalán de traspasar documentación del Archivo de la Corona de Aragón a instalaciones autonómicas.
De momento, no se ha superado la fase de inventariado y documentación de los fondos, y es previsible que, una vez concluya esta fase inicial, se inicie la reclamación de bienes.
Ya en 2003, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, dio a conocer el interés del Ayuntamiento por reclamar el retorno de la portada de la capilla gótica del antiguo palacio de Mosén Sorell, ubicado en el centro del barrio del Carmen. Este palacio gótico sufrió un incendio durante el siglo XIX y los restos quedaron distribuidos por distintas entidades. Hace nueve años, Barberá dijo que se iniciarían conversaciones con la dirección del Louvre para conseguir la devolución. Nada más se ha sabido.
De este palacio hay más elementos dispersos por el mundo. Existen una portada gótica del inmueble, con las armas de los Sorell y la leyenda «Lo que tenemos fallece y el bien obrar no fenece», en el British Museum de Londres.
Fuente: Las Provincias