viernes

Los expertos inician la retirada de los azulejos del Colegio de La Seda

Hola bloggeros,
parece ser que los técnicos de patrimonio se han puesto por fin las pilas y se han afanado en clasificar todas las losetas góticas del edificio original de 1505 del Colegio de Arte Mayor de la Seda de Valencia, empujados quizás, por la presión vecinal y de la prensa sobre el estado ruinoso del edificio.
Nos alegramos de esta noticia y esperamos que continúen los trabajos por buen camino. Ahora que han empezado, tras largas décadas de espera, que no paren ya hasta finalizar su completa restauración para que los valencianos volvamos ha disfrutar de esta joya de nuestro patrimonio.
Saludos y buen fin de semana...
-------------------------------------------------------------------------------------------------
La dirección general de Patrimonio de la Generalitat Valenciana inició ayer la intervención de urgencia en el edificio protegido sede del Colegio del Arte Mayor de la Seda con una inversión de casi 50.000 euros en unas actuaciones que se han acelerado tras una fuerte presión social canalizada a través de las páginas de Levante-EMV, que han puesto de manifiesto el grave deterioro de este monumento. La institución autonómica realizó una primera intervención hace unos años con una inversión de 237.990 euros. La actual consiste en reforzar el arco del zaguán, actuación que obliga a extraer la totalidad de pavimentos del primer piso del inmueble.
Hasta el momento, se han clasificado ya todos los azulejos góticos que se conservan. Se trata de los restos originales del primer edificio, datados en 1505 y ubicados físicamente junto a la escalera de caracol gótica. En la segunda estancia, llamada popularmente "de las vitrinas", con pavimentos florales del siglo XVIII se está llevando a cabo la señalización y organización técnica. Además, se levantará la azulejeria de capilla, decorada con pavimentos blancos y verdes del año 1700.
La obra intenta garantizar que todos los azulejos recuperen una vez restaurados su lugar original. Para ello se han confeccionado ortofotos de todos los pavimentos del Colegio antes de su extracción. Esto permite tener una imagen digitalizada del mismo tamaño o mayor al real y trabajar informáticamente sobre las imágenes a partir de representaciones virtuales del proceso de restauración con lo que se garantiza la reposición fiel de cada azulejo. Cada baldosa tiene, además, un código y una ficha propios.
Fuente: Levante-Emv