sábado

Añadir la parcela de Ripalda al jardín de Monforte costará 195.000 euros

Buenas tardes bloggeros,

os informamos que la alcaldesa de Valencia, Doña Rita Barberá, en un acto sin precedentes de preocupación y respeto máximos por el patrimonio de los valencianos y por la creación de empleo, en una ciudad y una comunidad autónoma rebosante de trabajo, ha decidido desautorizar la excavación arqueológica en el solar del palacete y quiere que sólo se retire la maleza.

Los arqueólogos e historiadores de la ciudad (sobretodo los que están en paro) se lo agradecerán eternamente, puesto que los fondos para el proyecto de rehabilitación del Jardín de Monforte salen directamente del Plan E de Zapatero, y darían trabajo, como así lo hicieron las obras del Palacio Real y otras tantas relacionadas con el patrimonio valenciano, a bastantes jóvenes inscritos en el Servef, que es de donde salen los trabajadores para este tipo de proyectos.

Desde aquí pues, le agradecemos con enorme alegría y jolgorio que mantenga las magníficas cifras de paro entre el colectivo de licenciados y estudiantes de historia del arte, historia (arqueología) y geografía y continúe con su magnífica gestión del patrimonio de todos. Gracias por privarnos de este balón de oxígeno y por impedir que los ciudadanos recuperen su historia y patrimonio.

Saludos...

-------------------------------------------------------------------------------------------------

La intervención en el Jardín Histórico de Monforte impulsada por el Ayuntamiento de Valencia parece estar abriendo fisuras en el equipo de gobierno de Rita Barberá. El primer desencuentro surgió al hilo del derribo parcial del muro que protege el jardín neoclásico, declarado Bien de Interés Cultural. El proyecto, promovido desde la Concejalía de Urbanismo, quedó aparcado después de que Rita Barberá pidiera "informes complementarios" en un gesto que muchos entendieron como una desautorización a Jorge Bellver. Además, el concejal de Urbanismo ha tenido que comparecer ante el juez por posible prevaricación por dar licencia a un aparcamiento junto al jardín protegido sin permiso de la Dirección General de Patrimonio.
Aún con la polémica por la denuncia por prevaricación de Bellver caliente, el concejal de Medio Ambiente, Ramón Isidro Sanchis, acaba de sacar a licitación un proyecto de restauración integral del Jardín de Monforte, que incluye una excavación arqueológica para recuperar lo que pudiera quedar del jardín del desaparecido palacio de Ripalda. La propuesta, que ayer publicó este diario, se incluye dentro de la fase de ampliación del jardín que tiene un presupuesto de ejecución de 195.277 euros y no ha gustado a la alcaldesa.
Tal como puede verse en la documentación que acompaña esta información, la propuesta de intervención pasa por recuperar los restos que queden y exhibirlos "a modo de jardín arqueológico".

Pese a lo que dice la memoria, Rita Barberá negó ayer la mayor asegurando que no ha dado "ninguna orden de excavar nada del Palacete de Ripalda, ni de aflorar ninguna maqueta del edificio, absolutamente nada de eso". "Lo digo -precisó- para que se serenen los ánimos en el entorno y en los vecinos". Según la alcaldesa, en el Jardín de Monforte "hay una esquina con unos pocos metros cuadrados" que linda con la plaza de Legión Española y que, a su juicio, "es un desastre", pues está llena de escombros. Y es "dentro del proyecto de limpieza, sólamente de lo verde, de todo el Jardín de Monforte, donde se va a proceder a limpiar ese vertido, a asear ese espacio". La alcaldesa minimizó el alcance de la actuación y dijo que la Generalitat únicamente ha pedido la presencia de un arqueólogo "para que mire el tema, pero nunca se ha dado la orden de excavar y recuperar los cimientos del Palacete de Ripalda", terminó.

El proyecto de restauración, que revela el estado de abandono en que se encuentra el BIC,contempla la ampliación del jardín de Monforte anexando una parcela de 1.900 m2 del palacio de Ripalda. En dicha parcela y, según recoge el proyecto oficial al que ha tenido acceso Levante-EMV, se pueden encontrar los restos del trazado del jardín de Ripalda.
La intervención en el Jardín de Monforte tiene un presupuesto de 1,4 millones de euros y se hará con cargo al plan Zapatero. Se divide en tres fases: una de recuperación del jardín histórico, que tiene un presupuesto de ejecución material de 608.877 euros; otra de puesta en valor del BIC, que consiste en la ampliación del jardín con la anexión de la parcela de Ripalda y costará 195.277 euros. En el desglose del presupuesto de ejecución material figuran los honorarios del arqueólogo (3.200 euros). En la tercera fase se renovarán los sistemas de saneamiento, la fontanería, la instalación eléctrica y el alumbrado. Tiene un presupuesto de ejecución de 190.000 euros.

Fuente: Levante-Emv

viernes

San Pedro luce de nuevo

Hola de nuevo,
para los que no conozcáis la iglesia de San Juan del Hospital (Calle Trinquete de Caballeros de Valencia), ya tenéis una oportunidad (y una buena excusa) para visitarla este fin de semana, por ejemplo, y así poder contemplar la magnífica restauración del retablo gótico de San Pedro que luce de nuevo en una de sus capillas laterales. La obra, que ha permanecido un tiempo en los talleres del Ivacor ha recuperado su esplendor y vuelve a lucir dentro del conjunto hospitalario. Aprovechad la ocasión para visitar de paso la iglesia (fuera de los horarios de misa) y el museo , para disfrutar, además de este grandioso retablo, de una de las pocas muestras de pintura mural románicas de la Comunidad Valenciana y de la magnífica arquitectura del edificio (especial atención a su puerta románica ya que es la 1ª de estas características en la ciudad de Valencia).
Os dejamos en enlace de la web para que consultéis los horarios.
Un saludo y buen fin de semana.
Enlace: http://www.sanjuandelhospital.es/iglesia/index.php?id=24
-------------------------------------------------------------------------------------------------
A pesar del contundente y fornido aspecto de la Iglesia de San Juan del Hospital de Valencia, el paso del tiempo también deja huella en su impecable interior. La marca de los siglos, que aporta solera y engrandece el patrimonio del edificio religioso, en ocasiones también ha deteriorado algunos de sus objetos más valiosos, como es el caso del Retablo de San Pedro, una pieza gótica que vuelve a lucir como si no hubiese pasado medio milenio.
La consellera de Cultura, Trini Miró, y Carmen Pérez, la responsable del Ivacor, la entidad encargada de devolver al retablo a su aspecto original, presentaron ayer una actuación realizada a punta de bisturí.
En el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales (Ivacor) trabajan con un estilo que no se sabe si es más propio de avezados médicos al estilo de 'House' o de afilados investigadores tal cual como en 'CSI Las Vegas'. Y los resultados son tan espectaculares como en las dos series televisivas.
Tanto Miró como Pérez resaltaron la importancia y valor del retablo «debido a la época en que se realizó, a sus particularidades como obra de arte en sí y los escasos ejemplos del estilo gótico aragonés con los que contamos en la Comunitat», precisó Pérez. De hecho, fuentes de la Generalitat aseguraron que apenas hay ejemplos equiparables (el retablo de San Miguel, San Jerónimo y Santa Margarita, integrado en los fondos del Museo San Pío V) a la obra ubicada en la antigua capilla de la Merced de la iglesia de San Juan del Hospital. Entre las peculiaridades de la obra se encuentra la representación de los tres Reyes Magos, los tres de raza blanca (de hecho, a Baltasar no se le comenzó a pintar como un hombre negro hasta el siglo XVI). Sobre la historia del retablo se tienen escasos datos. No pertenece originalmente a la iglesia valenciana, se depositó en él hace 40 años después de que la sociedad sacerdotal de la Santa Cruz lo comprase.
Pronóstico reservado
Junto al retablo , han sido presentadas también otras piezas que también han sido restauradas y que pertenecen al museo de San Juan del Hospital: una gárgola y un canecillo del siglo XV procedente de las edificaciones del conjunto hospitalario, un capitel mudéjar del siglo XIV (los expertos de la Generalitat aseguran que es uno de los más antiguos que se conservan en la Comunitat) y una losa sepulcral. El Ivacor ha trabajado durante meses en la obra gótica, que presentaba un estado de pronóstico reservado, como los enfermos delicados.
Pérez aseguró que el deterioro del retablo era importante a causa de la suciedad y la cristalización de los barnices.
Los técnicos del Ivacor detectaron grietas, clavos oxidados que actuaban de agentes corrosivos del soporte, insectos que erosionaban la madera, manchas sobre zonas pintadas y ausencia de pintura en algunas partes del retablo, latón en los dorados y personajes desaparecidos y ocultos a causa de la suciedad.
Todo un reto para los técnicos, que cuando se enfrentaron a la restauración de otras piezas del museo se encontraron con líquenes, piedra en estado de composición y agentes salinos que impedían apreciar los relieves.
Altas dosis de paciencia, iguales tandas de conocimiento y numerosos pinceles, bisturís y revisiones con la última tecnología en técnicas de restauración han permitido que las obras luzcan de nuevo como si 500 años hubiesen pasado en balde a su alrededor.
Fuente: Las Provincias

El ayuntamiento buscará los restos del palacio de Ripalda

Buenas tardes bloggeros,
siguiendo con la noticia sobre el plan de rehabilitación del Jardín de Monforte que publicamos ayer, el diario Levante-Emv nos trae en su edición digital de hoy una noticia sobre un nuevo proyecto que rescatará los restos arqueológicos del antiguo Palacio de Ripalda, derribado en 1967. Este proyecto se parecerá bastante al acometido en los jardines del Real (Viveros) para sacar a la luz los restos arqueológicos del antiguo Palacio del Real.
Seguiremos informándoos.
Saludos...
-------------------------------------------------------------------------------------------------
El Ayuntamiento de Valencia ha abierto un nuevo frente arqueológico. El proyecto de recuperación del Jardín de Monforte contempla excavaciones arqueológicas en la parcela anexionada para tratar de buscar el trazado original del jardín del palacio Ripalda y recrearlo en una especie de jardín arqueológico. Será algo similar a lo que ha hecho -también con cargo al plan Zapatero- con las ruinas del Palacio del Real. "Es muy probable -sostienen los autores del proyecto de intervención- que el trazado del jardín se mantenga aún bajo la densa capa vegetal que cubre el solar".
El proyecto prevé excavar a una profundidad de 80 centímetros entre el palacete del Jardín de Monforte y el muro de la parcela añadida. Para localizar los restos en los terrenos del antiguo palacete de Ripalda, se podarán todos los árboles existentes. El proyecto lo justifica porque se trata de un solar "cerrado e inaccesible cuyo mantenimiento se ha descuidado durante mucho tiempo".
La excavación en este punto, "tendrá un carácter arqueológico pues se intentará encontrar, siguiendo la cartografía antigua, las trazas del antiguo jardín de Ripalda en el subsuelo, recuperando en la medida de lo posible su ordenación original".
Una vez reproducida con bordillos cerámicos y pavimentos de adoquín, se dotará a la zona con el mobiliario necesario para crear un espacio de estancia independiente del jardín de Monforte, a modo de jardín arqueológico", detalla el proyecto municipal.
La parcela de 1.900 metros cuadrados que se anexa en la esquina suroeste al palacio de Monforte es el resto de unos terrenos cuyo propietario a principios del siglo XIX era Francisco Javier Borrull, político, jurista y erudito. En un plano del palacio del Real de 1802 se observa como las casas, huerto y molino contenidos en la propiedad de Borrull eran colindantes con el citado palacio. El molino era movido por uno de los brazos de la acequia de Mestalla, el de Algirós, que previamente regaba los jardines y los huertos del Palacio del Real.
Por herencia las propiedades de Borrull pasaron a la condesa de Ripalda, quien entre 1889 y 1891 levantaría un palacete en este mismo emplazamiento. El proyecto de Vicente Monmeneu y Joaquín María Arnau concibió un edificio de estilo medieval goticista con ventanales ojivales y una torre cilíndrica coronada por un chapitel cónico. Todo el conjunto estaba cerrado con un muro almenado, del que se conserva un tramo de 26 metros en el jardín de Monforte.
En el interior, existía un amplio y frondoso jardín que desapareció como el edificio palaciego en 1967, fruto del desarrollismo y la expansión urbanística de la ciudad en la Alameda y la avenida Blasco Ibáñez. En lugar del palacio se construyó una edificio denominado Torre Ripalda, conocida popularmente como la Pagoda.
Del jardín de Ripalda, únicamente se conserva un ficus centenario en la plaza de la Legión Española.
En el proyecto de remodelación del jardín histórico de Monforte, catalogado como Bien de Interés Cultural, también se consolidarán y eliminarán los elementos impropios del muro del Palacio de Ripalda "reproduciendo los remates y ornamentos que presentan las parte mejor conservadas del muro". Estos trabajos serán supervisados igualmente por un arqueólogo.
Fuente: Levante-Emv

jueves

El jardín de Monforte perderá arbolado y ganará metros y otro acceso con la reforma

Hola bloggeros,
el diario Levante-Emv recoge hoy en su edición digital un artículo muy interesante sobre el asunto del Jardín de Monforte que venimos siguiendo con interés desde hace unos meses. Es un tanto extenso pero recomendamos su lectura para ponerse al día del proyecto de recuperación en el cual, de momento, parece que el muro del jardín se salvará del derribo.
Un saludo...
-------------------------------------------------------------------------------------------------
El proyecto de recuperación del Jardín de Monforte (1859) que acaba de sacar a licitación el Ayuntamiento de Valencia prevé una intervención de limpia y "esponjamiento" en la vegetación y el arbolado centenario de este jardín neoclásico. Además, contempla la anexión de una parcela del jardín del desaparecido Palacio de Ripalda que permitirá la apertura de un nuevo acceso por la calle Monforte, junto al palacete.
De momento, el muro del jardín se salva del derribo -que ha llevado al concejal de Urbanismo, Jorge Bellver, ante el juez por un posible delito de prevaricación-, pero el ayuntamiento no renuncia a una reforma integral del jardín monumental, declarado Bien de Interés Cultural. El jefe del Servicio de Patrimonio Arquitectónico de la Conselleria de Cultura, Ricardo Sicluna, autorizó el proyecto el pasado mes de mayo. Sicluna también dio, en noviembre de 2009, el visto bueno en escueto un informe de tres folios al derribo del muro del jardín.
La intervención en Monforte se hará con cargo al segundo plan Zapatero y tiene un presupuesto de 1,4 millones de euros. Consta de tres partes. La primera consiste en la ampliación en 1.900 m2 del jardín aprovechando una parcela del desaparecido palacio de Ripalda.
La incorporación de la parcela del palacio de Ripalda al perímetro del jardín permite -según recoge la memoria del proyecto- habilitar "un nuevo acceso junto al palacete de carácter tangencial".
Hasta ahora el ayuntamiento se ha negado a habilitar el acceso de la calle Monforte a través del palacete como reclaman Ajava, el PSPV y expertos en jardines históricos como María Teresa Santamaría. La entrada al jardín se encuentra en la actualidad en la plaza de la Legión Española que, según admite ahora el proyecto municipal, "es incorrecta".
Sin embargo, el nuevo acceso no es exactamente lo que pide Ajava -que defiende la entrada por el palacio- sino un atajo que rodea el palacete, que seguirá reservándose para la celebración de bodas civiles. Con este acceso lateral se "recupera el sentido original del jardín ya que la sucesión de espacios conduce directamente al Patio de los Leones, origen del recorrido natural del jardín", argumenta el ayuntamiento.
En la parcela añadida se construirán vestuarios, oficinas y un almacén de aperos para los jardineros.
Las raíces invaden el terreno: La segunda parte del proyecto se centra en la restauración integral del jardín. Se acometerá un saneamiento en profundidad del arbolado, en el que se han detectado 19 patologías que obligan a sacrificar al menos cuatro pinos de gran porte. También se reformará el anticuado sistema de riego, que entre otras obsolescencias incluye un pozo ciego e imbornales sin conexión al alcantarillado.
Los recorridos de tierra se regenerarán y recrecerán cinco centímetros con arena de río con lo que se espera mejorar el drenaje del jardín "cuyo terreno está invadido por las raices de los numerosos árboles centenarios"
En tercer lugar, se acometerá la puesta en valor del Bien de Interés Cultural para dar protagonismo visual al jardín y al palacete. En esta parte se incluyen la ampliación de las aceras perimetrales -hasta 5 metros en Monforte y Severo Ocho y 3 en la plaza de la Legión Española- y la eliminación del aparcamiento de la fachada principal, considerado un "elemento impropio" del entorno protegido.
El aparcamiento "impropio"La concejal socialista Carmina del Río advirtió ayer de que sorprende que para ser "un jardín histórico muy bien conservado" como reza la memoria del proyecto "haya tantas reparaciones que hacer". "Si se trata de quitar elementos impropios del entorno protegido como los coches, el arbolado de la fachada, también deberían quitar el aparcamiento subterráneo que se construyó sin permiso de la Dirección General de Patrimonio", apostilló la concejala socialista.
Del Rio hizo un llamamiento al concejal de Medio Ambiente, Ramón Isidro Sanchis, para que en la intervención se respete el ficus centenario de la calle de la Legión Española, el único vestigio junto a la parcela y el muro que se anexionarán al jardín de Monforte del desaparecido palacio de Ripalda.
Fuente: Levante-Emv.es