miércoles

Los Viveros pintados

Buenas tardes bloggeros,
 Los Jardines de Real (Viveros) tampoco escapan de la lacra del vandalismo. Teníamos pendiente esta noticia desde que la semana pasada hicimos un recorrido bastante amplio por su interior y queríamos aprovechar este post para que conocierais el estado general de estos magníficos jardines dejados de la mano de Dios.
 Empezaremos por una de las muchas entradas que tienen los jardines, concretamente la que recae a la calle Jaca. Este acceso corresponde a una de las puertas que tuvo el Palacio del Marqués de Jura Real (derribado en 1918 de su ubicación entre las calles de la Sangre y En Llop, cerca de la Plaza del Ayuntamiento) y está plagada de pintadas y garabatos tanto en su parte externa como interna.
 Una vez que accedemos al recinto por esta puerta y a unos pocos metros a mano izquierda, hay unas esculturas contemporáneas con formas circulares que han sido blanco de la expresión desenfada y particular de estos “pintamonas”. Puede que penséis que la obra es “moderna” y que no pasa nada porque no tiene valor histórico, pero independientemente de su antigüedad o de su valor sigue siendo una expresión artística que debe ser respetada, nos resulte más o menos fea o más o menos de nuestro agrado.
Cercana a la puerta principal de acceso (Avd. Blasco Ibañez) yendo hacia la izquierda se encuentra una obra escultóricade Julio Benlloch y Casarés. Se trata de la “Bruma Boreal o Despertar”, una figura de mármol blanco realizada en 1916 y colocada hacia 1925 en su actual emplazamiento. La obra es el elemento principal de una plazoleta que esta rodeada de columnas jónicas que forman un doble circulo a modo de hemiciclo clásico.Una de estas columnas ya está marcada por la pintura de la “banda de los iluminados”, rompiendo la armonía y la estética de tan bello conjunto.
Y para terminar, de momento, encontramos otra escultura de mármol que recae a la plaza donde exponen en la feria del libro. Esta obra del valenciano José Capuz, conocida como el Reposo y realizada en 1939, presenta los labios y la cara pintados de rojo para realzar su belleza natural. La persona que la maquilló seguramente lo encontraría divertido. Nosotros no.
 Resumiendo, los jardines de Viveros son enormes yes muy probable que más obra escultórica y algunas de las portadas de palacetes que se encuentran en su interior estén ya profanadas por aquellos individuos que no respetan nuestro patrimonio y que se divierten pintarrajeando todo aquello que disponga de una superficie sólida para vaciar su espray. Como no, con la colaboración de las administraciones públicas valencianas que se lo consientenal no poner medios ni para evitarlo ni para solucionarlo rápidamente en caso de producirse.
¿Acabará algún día esta espiral de gamberrismo en la que estamos sumidos?
Saludos…

 Portada del Palacio del Marqués de Jura (Calle Jaca)
 Esculturas pintadas en los Jardines del Real
 Bruma Boreal o Despertar
 Columna pintarrajeada
 Escultura maquillada
 El Reposo con coloretes y lápiz de labios
Fotografías: César