lunes

S.O.S Alquería de Falcó

Hola,
En marzo del 2006 (todavía no existía este blog) unos amigos míos (Víctor y Elvira) y yo nos acercamos a realizar un reportaje fotográfico a la Alquería de Falcó, ubicada en el Camino de Moncada (recayente a la ronda Norte). Un bello edificio de finales del siglo XVII (1698) que consta de un edificio principal y otro anexo, separados por un camino, y que cumple con la tipología de Alquería valenciana orientando su entrada principal a mediodía. Tiene además un torreta de vigilancia (no la antiestética torre de fábrica nueva) con un magnífico pomo tardo renacentista que luce en una de sus esquinas y que sirve de salida al tejado. Además sus dependencias están divididas en dos partes (inferiores para los caseros y superiores para los propietarios).
En aquellas fechas sabíamos de su degradación y de su preocupante estado de conservación y queríamos publicar un artículo en la revista del CDL (Colegio de Licenciados) para dar a conocer esta parte de nuestro patrimonio que había servido en años anteriores como colegio infantil.
Cuando llegamos allí supimos de la ocupación de la alquería por parte de una familia compuesta por cinco miembros y un par de canes. El padre de la familia nos invitó a entrar para que viéramos como era la alquería por dentro. El estado de conservación era desalentador.
 Ahora han pasado 5 años y aprovechando el carril bici de la ronda norte, me acerqué para volverla a fotografiar. El edificio muestra un cartel de estado de ruina y tiene (parcialmente) tabicada la entrada principal. Con la cámara en la mano note enseguida un olor a quemado, así que me dirigí a una de las ventanas laterales y enseguida vi que salía una columna de humo. Bendita casualidad. Rápidamente llamé al 112 para comunicarlo y en menos de 5 minutos se presentó una patrulla de la policía local, los cuales al ver el lugar de donde salía el humo me contaron que la alquería había sufrido hace unos días un incendio (otro más). Aún así y para evitar otro susto llamaron a una unidad de bomberos para que apagaran los restos definitivamente. Los bomberos por su parte también acudieron velozmente y dieron fin al nuevo conato de incendio eficazmente.
 Desde aquí pues queremos felicitar a los cuerpos de seguridad de Valencia (Policía Local y Bomberos) así como al servicio del 112 que atendió eficazmente la llamada. No así a los que permiten que esta (y otras) alquerías se caigan a trozos.
Esperamos que se solucione lo más rapidamente posible la situación insostenible de este patrimonio.


 Entrada parcialmente tabicada. ¿Estará ocupada por alguién?

 Interior de la Alquería totalmente arruinado
La ventana por la que salía el humo ha sido también tabicada. Fotografías: César.