miércoles

Cultura recupera las sedas de la Hispanic mientras el Colegio del Arte Mayor se cae

Hola bloggeros,
 a falta de unos días para pasar por las urnas para elegir a nuestros "representantes" políticos (¿realmente nos representan o se representan única y exclusivamente a si mismos y a sus ombligos?), nosotros queremos presentaros una antología del disparate cultural valenciano. A simple vista puede resultar divertido, como sucede con algunas publicaciones del estilo, pero para los que sentimos el patrimonio de otra forma no lo es en absoluto.
 La primera entrada de hoy nos muestra la gran contradicción que más de uno se plantea cuando ve por un lado la exposición de Sedas del Carmen, donde se ha realizado una gran inversión para restaurar y recuperar estos productos manufacturados de la seda,  y por otro el Colegio de Arte Mayor de la Seda, que está abandonado y por los suelos a pesar de ser el corazón de esta industria tan importante para la seda valenciana. Ni tiene explicación ni tratéis de buscarla.
 Leed el artículo que publica el Levante-Emv y luego daros una vuelta por el entorno de la calle Hospital. Ya nos contaréis.
 Un saludo...
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Durante tres años, el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales (Ivacor) ha estado trabajando en la recuperación de 22 piezas de seda valenciana de los fondos de la Hispanic Society of New York.
Todo para mostrar ahora en una exposición la importancia de la seda valenciana, tanto desde el punto de vista artístico como la trascendencia que tuvo un mercado sin igual durante siglos y el papel de Valencia como referente gremial y comercial del mismo.
Sin embargo, las contradicciones llevan a demostrar que mientras por un lado se valora este hecho, por otro el Colegio Mayor del Arte de la Seda el centro histórico del gremio se cae a pedazos y las reivindicaciones de décadas por la supervivencia de este emblemático y céntrico edificio ubicado en Velluters, el barrio de la seda, apenas calan.
Y es que el Centro del Carmen acoge hasta el próximo 17 de julio, un recorrido por la sedería valenciana de los siglos XV y XVI con 116 piezas provenientes de todo el mundo, muchas de ellas nunca antes expuestas.
La Hispanic Society of America de Nueva York, que ha cedido 22 de las piezas más importantes de la colección, entre ellas una cortina de cuatro metros del siglo XV. Cultura se ha encargado de la puesta en valor de esta colección que el multimillonario Archer Milton Huntington fue comprando durante sus viajes por España.
Bajo el título L'art dels velluters. Sederia dels segles XV-XVI, el recorrido a lo largo de estos dos siglos se distribuye en dos ámbitos expositivos. Por un lado, hay una parte introductoria en la que se habla de la sedería valenciana y se explica cómo se producía y el papel de la Lonja en la Valencia del siglo XV.
El segundo ámbito de esta muestra se centra en la evolución de los terciopelos durante estos 200 años, desde los más simples hasta aquellos labrados con hilos de oro y plata. Se han recogido las influencias de la sedería en otros artistas, como por ejemplo la reproducción de los tejidos del siglo XV en trajes de época.
La muestra, según sus organizadores, pretende rendir homenaje a ese Siglo de Oro valenciano y a su tradición textil. En aquella época la sedería valenciana era, junto a la italiana, la más prestigiosa.
La mayor parte de los elementos que se muestran- más de un centenar- son de carácter religioso han sido cedidos también por museos e instituciones españolas y europeas.

Un monumento abandonado

Las reivindicaciones en torno a la necesidad de recuperar y poner en valor, tanto por su historia como por trascendencia histórica, patrimonial y legado cultural, el Colegio Mayor del Arte de la Seda no son nuevas. Más de tres lustros de debate contemplan un proyecto en el que las instituciones no quieren entrar de lleno por su naturaleza privada.
Apuntalado en algunos extremos, con intervenciones puntuales a fin de evitar derrumbes y un estado poco alentador, el Colegio del Arte Mayor de la Seda, sito en la calle del Hospital, es un edificio construido en el siglo XV que fue reformado en los siglos XVI y XVII. En su interior conserva azulejos de gran valor, así como motivos ornamentales y una colección de maquinaria.
Parece contradictorio que mientras el Ivacor o Patrimonio actúa sobre patrimonio público, pero también en muchas ocasiones privado, pese a que su financiación es pública, no hayan realizado un plan de actuación sobre muchos de sus elementos. Más cuando está considerado Monumento Histórico Artístico. Ni haya llegado a acuerdos concretos.
La sedería fue la gran industria de la Valencia ilustrada con hasta 3.800 telares en la ciudad. Un privilegio de Carlos II fue el que dio vida al Colegio del Arte Mayor de la Seda.
Fuente: Levante-Emv