miércoles

Desmontan pretil protegido para el nuevo Pont de Fusta

Hola,
 vamos con el segundo disparate del día, que trae miga. 
 En su empeño por construir un puente nuevo e innecesario, enmedio de dos puentes históricos (¿se permitiría esto en otras ciudades?), el Ayuntamiento de Valencia sigue adelante con su proyecto aún a costa de arruinar aún más nuestro patrimonio, ingresado en la UCI ya hace tiempo, y de sablar con 10 millones de euros las maltrechas arcas públicas. ¡Cuanto bien se haría con este dinero a todo ese patrimonio que agoniza y se le da la espalda!
 Además, nos produce una inmensa carcajada las palabras del Sr. Novo cuando habla de un informe de patrimonio donde explica que el pretil se conservará intacto "excepto en el tramo del nuevo puente" (mucho más ancho que el actual). En otras palabras y para quien no lo entienda: Se van a llevar por delante un trozo inmenso de pretil del siglo XVI, protegido por la Ley de Patrimonio Valenciano 4/1998, porque si, sin más.
 Ya se sabe que en el país de los ciegos el tuerto es el rey... y tenemos tuertos para rato.
 Saludos...
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La empresa municipal Aumsa inició ayer los trabajos de desmontaje de un tramo de pretil del viejo cauce del río dentro de las obras de construcción del nuevo Pont de Fusta. Se trata de abrir este pequeño muro protegido para dar salida a ambos lados del cauce a la pasarela provisional que tendrá que utilizar los peatones mientras se ejecuta el proyecto. Todos los sillares están siendo retirados uno a uno y colocados sobre palés para almacenarlos y reintegrarlos a su sitio original cuando hayan finalizado los trabajos.
El nuevo Pont de Fusta empezó a construirse el pasado mes de marzo y debe estar terminado dentro de un año después de haber hecho una inversión de 10 millones de euros, la mayor del ayuntamiento en 2011.
El puente tiene como finalidad recoger todo el tráfico del Puente de Serranos; tendrá tres carriles y una pasarela peatonal segregada del resto; y se construirá sobre el actual Pont de Fusta, que es un pequeño puente de madera reservado únicamente al paso de personas.
Para construir el puente, pues, quedará anulada esa pasarela y de ahí que haya sido necesario construir aguas arriba una conexión provisional de mecanotubo que mantenga el servicio mientra duran las obras. Esa construcción ya está prácticamente terminada y en consecuencia se ha empezado a retirar el pretil para conectarla a la calzada en ambos márgenes del cauce.

Rampa para camiones

También ha sido necesario retirar un gran trozo de muro protegido para construir una rampa de tierra que facilite el acceso de camiones y maquinaria pesada al cauce del río, donde se desarrollarán la mayor parte de los trabajos.
En ambos casos, los sillares serán guardados y numerados para colocarlos de nuevo en su sitio cuando hayan acabado las obras. El concejal de Circulación, Alfonso Novo, ya explicó que para sacar adelante este proyecto se había tenido que pedir el informe de Patrimonio y que el pretil se conservaría intacto excepto en el tramo del nuevo puente, que será más ancho que la pasarela actual.
Fuente: Levante-Emv