miércoles

El IVAM acristalará los restos que aparezcan durante la ampliación

Hola,
 os adjunto un artículo publicado por las Provincias sobre la ampliación del IVAM y la posible aparición de lienzos de muralla cristiana, con la consecuente protección y puesta en valor de los mismos.
También se habla de acelerar el inicio de las obras de derribo de los edificios abandonados que se encuentran alrededor del museo. Eso sí, no se menciona por ningún lado a los responsables de esta degradación galopante que ha sufrido en los últimos años el barrio (todos sabemos quienes han sido). Solo interesan las prisas por borrar del mapa los inmuebles castigados por actos vandálicos y así poder pasar página o un tupido velo sobre el asunto. La ley de la apisonadora y de la excavadora que tanto gusta a nuestros políticos se pone otra vez en marcha.
Curiosamente, estos actos vandálicos si que provocan que se agilicen unos trámites que para otras barbaridades contra el patrimonio tratadas en este blog son infinitos o simplemente no existen.
 Lamentablemente tenemos a la vista otra ración de silencio y olvido. Una lástima porque nos gustaría ver un poquito más de conciencia crítica en la prensa valenciana y en la gente.
 Un saludo...
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
A partir del año próximo estaba previsto comenzar a derribar los inmuebles afectados por la ampliación del IVAM. Sin embargo, esos planes se han adelantado debido el incendio provocado hace una semana por personas que se instalaron en las viviendas ruinosas, según adelantó este periódico el pasado sábado.
«Hay que hacer excavaciones y, a partir de ahí, analizar qué se encuentra en el subsuelo. Esta zona de Valencia está constuida sobre tierras muy fecundas, arqueológicamente hablando. La sala de la muralla iba a ser un espacio para aparcamiento, pero apareció la muralla y ahora es una sala expositiva. Si ocurre de nuevo, que es más que probable, seremos muy cuidadosos con el patrimonio y haremos lo que durante los últimos años se ha realizado frentes a estas situaciones, como colocar suelos de cristal», anuncia la directora del IVAM, Consuelo Císcar.
El último precedente, en este sentido, se produjo durante la rehabilitación del Museo del Carmen, inaugurado hace un mes y en el que se puede observar cómo se han preservado los hallazgos arqueológicos de origen árabe con un suelo acristalado que permite transitar sobre él y, simultáneamente, dejar al descubierto y proteger los vestigios del pasado.
El secretario autonómico de Cultura, Rafael Miró, adelantó en enero que «se tiene constancia de que puede haber restos» en la zona gracias a un estudio arqueológico, y señaló al arquitecto José María Lozano como el profesional que coordinará la obra y la investigación.
Lozano matizó entonces que el encargo pasaría sólo por una supervisión y no remunerada, debido a que es miembro del consejo rector del IVAM. El autor del nuevo casino de Valencia, entre otros inmuebles, dijo que el arquitecto Julián Esteban Chapapría será el que gestione toda esta obra.
Precisamente, Esteban Chapapría ha sido la persona encargada también de resolver la rehabilitación del Museo del Carmen con el fin de respetar los hallazgos arqueológicos y dotar de funcionalidad al antiguo convento. «Somos conscientes donde se encuentra el IVAM y sabemos que en las catas se encontrarán todo tipo de restos islámicos, pero nunca se sabe si los arqueólogos se toparán con restos que no tenían previstos. Por eso, no podemos concretar en cuanto tiempo podrá estar concluido este trabajo porque es impredecible lo que puedan hallar», señalan fuentes de la Conselleria.
Tras el incendio de la pasada semana, las reuniones se precipitaron y la Conselleria de Cultura mantuvo este pasado viernes un encuentro con la empresa encargada de la obra para determinar el inicio de los derribos, que empiezan mañana.
«Aunque lo teníamos previsto, los últimos acontecimientos nos han obligado a exigir a la empresa que esta sea su prioridad absoluta», adelantaron a LAS PROVINCIAS fuentes de la Conselleria de Cultura, que admitieron que es urgente la ampliación para cumplir con los compromisos que el IVAM tiene con sus donantes de obras, donaciones condicionadas a la exposición de las piezas, por lo que es necesario contar con más espacio. El museo valenciano de arte moderno cuenta actualmente con 17.000 metros cuadrados y tras la ampliación dispondrá de más del doble de superficie.
Si los derribos, un asunto fundamental para la ampliación del museo, se han acelerado, aunque la causa de tal agilización sean actos vandálicos, lo que continúa aparcado y esperando es la piel de acero que en su día se anunció como el futuro envoltorio del IVAM.

La piel puede esperar

El diseño firmado por Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa, reconocidos con el premio Pritzker de 2010, la más alta distinción en el mundo de la arquitectura duerme el sueño de los justos en un cajón de la Conselleria de Cultura. De los justos y de los caros. Cada vez más caros.
En 2003 se estimó que el coste de ampliar y cubrir el museo alcanzaría los 45 millones de euros. Ocho años después, la inflación y el resto de factores que encarecen cualquier obra suponen, según adelantó LAS PROVINCIAS hace trece meses, afrontar una inversión nunca inferior a 60 millones de euros. Tapar la fachada el recinto creado por Emilio Giménez deberá esperar.
La crisis impone austeridad a uno de los recintos museísticos más importantes de España, que ha pasado de contar con 14,5 millones de euros en 2007 a rondar los diez millones para el ejercicio actual, si bien las visitas
El IVAM alcanzó las 786.000 visitas el año pasado, 53.000 entradas más que las registradas en 2009. Durante los últimos dos años, el centro de arte contemporáneo de mayor referencia en la Comunitat ha incrementado la asistencia en casi 156.000 visitas, lo que supone crecer un 24,7% desde 2008.
«La piel del IVAM es un presupuesto que encarece mucho la obra de ampliación y actualmente podría superar los 60 milones de euros, por tanto, lo hemos pospuesto para más adelante, pero la ampliación continuará tal y como esta prevista y diseñada», confirmaron a este periódico fuentes de la Conselleria de Cultura el pasado sábado, cuando también se adelantó que en la nueva área del IVAM que se construirá en el solar liberado tras los derribos se ubicará el área administrativa que quedará perfectamente dividida del resto del museo.
La segmentación de la zona expositiva de la parte de administración permitirá ahorrar costes. Si bien es cierto que el IVAM cerraba los lunes, los empleados de administración acudían a las oficinas, lo que obligaba a abrir todas las dependencias del museo y, por una cuestión de seguridad, contar con servicios de vigilancia del más alto nivel.
Desde el momento en que se ponga en servicio una zona administrativa independiente de las salas del museo, la zona de exposiciones quedará cerrada y los costes disminuirán notablemente. Con la ampliación se prevé una nueva entrada al IVAM por la zona sur del museo, actualmente ocupada por los edificios en ruina.
Fuente: Las Provincias