jueves

Cultura elimina un trozo del muro del claustro del Carmen para acceder a su jardín

Buenas tardes bloggeros,
 una vez más, la Dirección General de Patrimonio Valenciano ha mostrado un respeto y una sensibilidad por el patrimonio propias de la República Bananera, o más bien de un tebeo de Mortadelo.
 El Levante-Emv publica un artículo sobre la eliminación de un trozo de muro del jardín renacentista del Centro del Carmen. Motivo de estas obras: para que la gente pueda pasear por el mismo. Y estas personas, cuya función es velar por la integridad del mismo, van y se lo cargan.
Sinceramente no sé que tienen dentro de esa cabeza, y no comprendo la manía les ha dado por romper los muros y paredes de este tipo de jardines del XIX, que tienen una clara vocación intimista. Quien quiera pasear por un jardín puede hacerlo a lo largo y ancho del antiguo cauce del río Turia, amén de los numerosos parques y jardines públicos de la ciudad. Este es el jardín de un Convento señores. Y si ya tenía una puerta con verja para acceder al mismo será por algo. Realmente no es tan difícil. Bastaba con rehabilitarla para que la gente pudiera acceder de forma limitada y controlada, como fue pensado en su época. Con este acto queda demostrado que la gente del XIX tenía más conocimiento y respeto por la integridad del conjunto que ustedes.
Parece ser que las obras realizadas en el siglo XIX no tienen valor histórico-artístico y deben ser corregidas y mejoradas por estas grandes y despiertas mentes del siglo XXI. Señores de Patrimonio, puestos a eliminar el muro, ¿por qué no se lo cargan del todo y lo dejan completamente abierto como el claustro gótico? Cambien también los árboles y las plantas si no les gustan. Pueden poner unos cactos y unas tumbonas para el veranito. Que más da, ¿no?, si terminan saltándose a la torera la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano y les importa un "pepino" que sea BIC, BRL o tenga cualquier otro tipo de protección.
 Espero que en el siglo XXII (dónde ninguno de los presentes estará) sean mucho más inteligentes y respetuosos con el patrimonio y corrijan todas las meteduras de pata y escabechinas que están realizando este grupo de iluminados. Mientras tanto nosotros seguiremos denunciando todas las tropelías vengan del lado que vengan.
 Recordad que el ojo del Gran Hermano del Patrimonio sigue vigilándoos...
 Saludos...

Pasen y vean señores... (Foto: Levante-Emv)
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 La reciente rehabilitación de una parte del Convento del Carmen guardaba un secreto, la supresión de un elemento del muro que cierra el claustro renacentista del complejo para crear un nuevo acceso a su jardín.
Bien es cierto que durante el XIX o comienzos del XX, cuando fue sede de la Escuela de Bellas Artes, en una de sus alas se abrió un hueco de puerta en el muro del perímetro del claustro que durante años ha permanecido cerrado con una verja. Fue en 2007 cuando en el ala que recae a la calle Museo se abrió otro- cerrado desde entonces siempre con un cordón de seguridad para impedir el acceso al jardín-, pero ahora se ha abierto otro más frente al acceso al refectorio dejando una de las columnas en el centro. E irán a más, porque la previsión es que en la próxima rehabilitación de la zona claustral que falta se abra un nuevo acceso y se amplie el que conserva de la etapa de San Carlos para lograr una unidad.
¿Todo para qué?, se preguntan algunos. Pues para que los visitantes al complejo monumental paseen por un jardín que siempre ha sido de observación y ha crecido por lo general de forma salvaje y virgen, justifican desde Cultura.
Quizá no era tan necesaria esa medida y, además, la actuación podría estar incumpliendo la propia Ley de Patrimonio de la Generalitat Valenciana ya que el Convento del Carmen es Bien de Interés Cultural (BIC) y por tanto goza de la máxima protección. La ley impide incluso colocar carteles a sus puertas, como han hecho con los que anuncian sus exposiciones y el mismo Centre del Carme, tanto fijos como sustituibles.
Fuentes de la Conselleria de Cultura afirmaban ayer que las catas arqueológicas efectuadas durante la rehabilitación confirmaban que originariamente existían esos accesos dobles y que no podían ser individuales ya que existen diez columnas en cada ala del claustro, por lo que cualquier entrada impar estaría desplazada del eje del mismo.
El claustro habría sido cerrado durante el XIX. Según ellos, durante las catas apareció un pedestal y después se recuperó la moldura que le faltaba a una columnas.
Sin embargo, para la asociación de Vecinos del Barrio del Carmen la actuación "es una auténtica barbaridad" y "un atentado al patrimonio". Así lo afirmaba Miguel Wiergo, presidente del colectivo vecinal. Una de las columnas aún muestra la marca de la verja que también ha sido ahora eliminada.
Para Wiergo el jardín, con esta medida, ha perdido su carácter intimista y acusaba a la Dirección General de Patrimonio de ser insensible con el patrimonio que le corresponde proteger.
Fuente: Levante-Emv