lunes

El San Pío V se queda a la cola de los grandes museos

Buenas tardes bloggeros,
 ¿cúantas veces habremos escuchado que el San Pío V es la segunda pinacoteca más importante de España? Pero, ¿es cierta esta famosa afirmación o se trata solo de humo que nos venden desde la capital del Turia?
 A tenor de los datos publicados en el artículo del Levante-Emv, parece que la realidad del museo se aleja mucho de lo que nos vienen contando desde antaño. Parece que esta afirmación se ha convertido en una mera etiqueta que se usa sin ton ni son para darle un cierto lustre a una institución desfasada, anclada en el pasado y cuyas instalaciones y falta de actividad cultural dejan mucho que desear.
 Por ello si habláramos de colección pictórica no habría ninguna duda, ya que el Museo de Bellas Artes de Valencia posee uno de los fondos histórico-artísticos más importantes del País. Pero si se refiere a la actividad del museo y otros items, entonces bajamos claramente de categoría. A esto se le une la falta de inversión tanto por parte del Ministerio de Cultura como por parte de la Generalitat Valenciana (en eterna disputa pueril), siendo prácticamente nulas. Por ello no es de extrañar que nos adelanten en número de visitantes y en actividad cultural otros museos de Bellas Artes como el de Bilbao y el de Sevilla.
 Así que con una dirección penosa (por no decir ausencia de la misma) y una actividad cultural deficiente, la realidad de nuestro querido museo es que, a fecha de hoy, ya no se encuentra entre las 5 mejores pinacotecas del país... y bajando.
Un saludo...
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
"La segunda pinacoteca de España". No hay prácticamente ningún acto sobre el Museo San Pío V de Valencia en el que no aparezca la manoseada coletilla. Esta puede servir para valorar los fondos de la institución, pero cada día se demuestra que está desfasada a la hora de evaluar la actividad del histórico centro de arte, de titularidad estatal y gestión autonómica. Los datos ofrecidos por la comparativa de cuarenta museos que cada año realiza la revista Consumer son reveladores. La institución que en la actualidad dirige la responsable autonómica de Patrimonio Cultural, Paz Olmos, queda muy lejos de otros centros de características similares, como los Museos de Bellas Artes de Sevilla y Bilbao. Ambos recibieron en 2010 una cifra de visitantes muy superior a la del San Pío V. Y ello, a pesar de que este, según el informe, experimentó un ligero aumento de público.
La pinacoteca de la capital andaluza logró una afluencia de 290.742 personas, lo que significa casi tres veces más que la valenciana (122.549 visitantes). La entrada es gratuita es ambos casos, así que las condiciones son parejas.
El Museo de Bellas Artes de Bilbao -otro equiparable al de Valencia por historia, fondos y tamaño de la ciudad- sí que cobra por entrar (6 euros), pero aun así obtiene resultados de público bastante más elevados: 192.000 personas. Y eso que no ha tenido un ejercicio especialmente bueno y ha perdido asistencia (207.978 visitantes en 2009).
El San Pío V, en cambio, aumentó un 4,5% su balance de público, pero aún así está más cerca en sus datos del Museo de Bellas Artes de Girona (81.480 visitantes) o del de Murcia (100.952) -este último es gratuito; el catalán cobra dos euros- que de los citados de Sevilla o Bilbao, referentes en España.
La comparativa pone en evidencia la situación de la segunda pinacoteca de España, con unas instalaciones a la espera de una quinta fase de ampliación y mejora que se retrasa -ministerio, conselleria y ayuntamiento se pasan la pelota de las culpas- y con una notoria escasez de actividad. En 2010 solo inauguró tres exposiciones temporales: una dedicada a las cartujas valencianas y otra sobre los procesos de restauración (El nacimiento de una pintura: de lo visible a lo invisible), además de la de Nicolás Borrás, desarrollada en su mayor parte en 2011. Al margen de esta, Expressions del patrimoni. Fotografies es la única celebrada en lo que va de año. Como es casi norma en la institución valenciana, ha sido prorrogada hasta el próximo día 19.

Los datos acercan el IVAM al Thyssen

El IVAM registró 786.000 visitantes en 2010, de acuerdo con el estudio de "Consumer". Son 53.000 más que el año anterior (733.623). Los datos acercan la institución valenciana al Museo Thyssen de Madrid, con 821.099 personas (es uno de los más caros: 8 euros por entrada frente a los 2 del IVAM). No obstante, en círculos artísticos se da por hecho que el museo valenciano incluye en su balance no solo los visitantes de exposiciones, sino los asistentes a todo tipo de actividades (desde infantiles a conciertos). Los museos de más éxito de público son el Prado (2.732.000 visitas), el Reina Sofía (2.313.532), la Fundación Joan Miró (1.102.558), el Museo Picasso de Barcelona (1.045.837), el Guggenheim de Bilbao (956.417), el Museo Dalí (881.405) o el MNAC de Barcelona (828.713).
Fuente: Levante-Emv