lunes

Las obras del carril bici en el jardín del Turia se topan con restos arqueológicos

Buenas tardes bloggeros,
 hoy hemos encontrado una noticia en el Levante-Emv sobre el hallazgo de restos arqueológicos entre los puentes de la Trinidad y del Real, y si bien nos produce una enorme alegría, también nos pone un nudo en la garganta al preguntarnos que será de ellos.
 ¿Por qué esta preocupación? Muy sencillo. Por el poco respeto que se tiene por el patrimonio cultural en esta ciudad y sobre todo por el arqueológico, y más viendo los últimos sucesos en los jardines del MuVIM donde se han arrasado las huellas del antiguo hospital del mal de siment con la retro excavadora y toneladas de hormigón.
 Por la zona donde han aparecido estos restos, podría tratarse de un antiguo acceso a uno de los embarcaderos que tenía el río Turia. Sabemos que por la zona del hallazgo hubo uno que, entre otras cosas, fue usado para la celebración de la famosa Naumáquia (recreación de una batalla naval) que se llevo a cabo en el antiguo cauce del Turia con motivo del centenario de la canonización de San Vicente Ferrer (1755).
 Si os fijáis en la foto, veréis un embarcadero a mitad de camino entre los dos puentes que podría ser el que ha aparecido durante las obras para el carril bici. De ser así sería magnífico restaurarlo y ponerlo en valor. 


Como no nos fiamos ni un pelo de esta gente que gestiona nuestro patrimonio, vamos a estar muy pendientes del trascurso de las obras para evitarnos otro disgusto con el que nos llevamos con los restos del antiguo hospital. Realizaremos fotos y miraremos con lupa cada paso que den.
 Saludos...
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 Junto al puente de la Trinidad, en la marginal derecha, la empresa adjudicataria de las obras ha comenzado la construcción de otro acceso desde la calle al nuevo carril bici. Al igual que el ya terminado, en las inmediaciones del puente del Real, se utilizan grandes piedras para formar las rampas desde el viejo cauce.
Aunque en el primer lugar, la excavación superficial de la tierra ha deparado una sorpresa. Los operarios se han encontrado con estructuras de hormigón, que permanecen tapadas con lonas blancas a la espera del informe de los arqueólogos.
Justo a la altura del hallazgo se puede la línea de una antigua escalera pegada al pretil. Fuentes municipales no precisaron ayer si las grandes losas están asociadas con un antiguo embarcadero u otro uso en el pasado del viejo cauce.
El pretil está protegido por su valor patrimonial, por lo que las obras de los nuevos accesos contaron con la autorización de la Conselleria de Cultura. La idea es hacer un jardín mucho más permeable para los ciclistas, una auténtica «autopista verde» que cruce la ciudad de este a oeste. Con una inversión de 1,4 millones de euros, la presencia de estos restos arqueológicos son el primer obstáculo con el que se encuentran. La decisión pasará por el desmontaje de la base de hormigón o el cubrimiento con tierra para su conservación.
Fuente: Levante-Emv