lunes

¿Para qué sirve la Dirección General de Patrimonio Cultural Valenciano?

Hola de nuevo,
 queremos haceros llegar la siguiente reflexión personal, la cual compartimos plenamente, que nos ha enviado Antonio Marín de Cercle Obert de Benicalap.
A raíz de las obras del nuevo Pont de Fusta, cuya necesidad pusimos en duda desde este blog, Antonio se plantea la función actual que tiene la Dirección General de Patrimonio. Una institución totalmente politizada, ambigua y a la que no le importa nada el patrimonio cultural valenciano. Un organismo oficial que gasta su tiempo en buscar excusas para realizar atropellos contra nuestro patrimonio de forma descarada y continuada (ver cubierta de Plaza de Toros, Convento del Carmen, etc.) y así poder justificarlos de cara a la sociedad.
 Por ello, nos gustaría que aquellos que leéis el blog habitualmente aportarais vuestras opiniones al respecto. Creemos que es un tema muy importante, ya que si la principal institución encargada de velar y defender el patrimonio cultural se encuentra al servicio de los intereses de los políticos de turno, nos encontramos ante  un grave peligro para la integridad del mismo.
 Esperamos pues vuestros comentarios.
 Un saludo...
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Acabo de contar sobre un mapa de Valencia, la cantidad de 18 puentes y 2 pasarelas, entre Mislata y el Puerto, que distan poco más de 9 km. Según mis cálculos, sale un puente cada 500 metros. ¿Es realmente necesario otro puente más? ¿Es que no se pueden usar los que ya hay? ¿Queremos acaso tapar el Jardín del Turia?
¡¡Creo que en Valencia hay más puentes que en Londres y París, con la diferencia de que aquí el río está seco y las arcas públicas también, dada la obsesión por las grandes obras y eventos improductivos... que nada bueno aportan a la convivencia y al desarrollo.
Y eso de que el nuevo Pont de Fusta servirá para convertir en peatonal y proteger el Puente de Serranos, es una solemne tontería, pues lo único que hace es trasladar la contaminación atmosférica y acústica a unos pocos metros), provocando que la desembocadura del nuevo canal de circulación a motor acabe en la peatonal calle Navellos, puerta del centro histórico de Valencia.
Una última pregunta que deberían hacerse todos, incluyendo periodistas, políticos y técnicos en activo:
¿Para qué sirve la Dirección General de Patrimonio Cultural Valenciano? Yo lo voy a decir con total claridad, pues como no aspiro a cargo alguno ni deseo dedicarme al noble arte de la política, puedo expresarme con total libertad. La Dirección General de Patrimonio Cultural Valenciano sirve para inventarse todo tipo de alucinantes excusa, que justifiquen y permitan obras e intervenciones absurdas e innecesarias, confeccionado informes ambiguos, que permitan la realización de obras al margen de las leyes y del sentido común.
Antonio Marín Segovia
Cercle Obert de Benicalap