sábado

El primer Santo con atributos sexuales a la vista

Hola Bloggeros,
 un buen amigo mio, Marcos, me he enviado una fotografía muy curiosa. Probablemente estemos ante un caso rarísimo y único de toda la iconografía cristiana. Se trata de una escultura de San Juan de la Cruz que muestra su aparato sexual a la vista de todos y por encima del hábito de Carmelita Descalzo. Dicha escultura se encuentra en la fachada de la Parroquia de la Santísima Cruz (Calle Padre Huérfanos nº1, Valencia).
¿Cómo es posible? os preguntaréis. ¿Se tratará de un atrevimiento del escultor?, ¿un mensaje oculto a lo Código Da Vinci?, ¿un milagro? No, nada de todo esto. Como no podía ser de otra forma estamos delante de una gamberrada más.
En esta ocasión el pobre San Juan de la Cruz ha sido víctima del "clan de los monigotes de las pintadas", muy activo en Valencia últimamente (con el beneplácito de la administración), que se ha cebado pintándole al pobre santo un pene al lado de la boca, otro en su entrepierna, y el garabato de la firma del descerebrado de turno en la pierna (debe estar muy orgulloso de su proeza el xiquet).
 Suma y sigue...
 Un saludo.
Fotografía: Marcos
Parroquia de la Santísima Cruz de Valencia

Joyas rurales en peligro de extinción

Buenas tardes bloggeros,
 el pasado jueves 10 de marzo se presento la 2ª reedición de su  libro sobre Arquitectura Rural Valenciana del arquitecto Miquel del Rey en el Centre de Cultura Contemporània Octubre. El libro nos llega ahora revisado y en color (una auténtica joya).
A la presentación asistieron además, Jesús Huguet (secretario ejecutivo del Consell Valencià de Cultura), Vicent Vidal (catedrático de proyectos de la Universitat Politècnica de València), Joan Seguí (director del Museu Valencià d’Etnologia) y Joan Maluquer i Ferrer (director d’edicions Galerada).
 El libro de Miquel del Rey siempre ha sido un referente para aquellos que nos dedicamos a la difusión, conservación y restauración de esta parte del patrimonio valenciano, y aunque desafortunadamente no pudimos asistir a la presentación, Antonio Marín Segovia nos ha enviado algunas fotografías del evento.
Os recomendamos pues que aprovechéis esta fantástica reedición para redescubrir esa parte tan importante de nuestro patrimonio, que las autoridades valencianas tratan como si fueran de 3ª o regional preferente  (alquerías, patrimonio industrial, y cultura agraria en general...).
 Saludos...

Nueva reedición del libro de Miquel del Rey
Asistentes al acto en el Centre de Cultura Contemporània Octubre
El autor del libro Miquel del Rey, a la izquierda, junto a Joan Maluquer i Ferrer (director d’edicions Galerada)
Fotografías: Antonio Marín Segovia
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
El arquitecto Miguel del Rey convirtió hace 13 años una de sus pasiones en libro y editó, en castellano y en blanco y negro, el texto "Arquitectura Rural Valenciana". Los ejemplares se agotaron en un año. Desde entonces, la obra se ha convertido en objeto de culto, "un libro codiciado en las librerías de viejo" que ahora ve otra vez la luz. La editorial Galerada ha reeditado el libro a todo color, y revisado por el autor, quien ha constatado la desaparición de parte de este patrimonio.
Cuando un libro agota todos los ejemplares y pervive de mano en mano gracias a las fotocopias de los originales, significa que la obra ha trascendido la historia y se ha convertido en una obra imprescindible en cualquier biblioteca de consulta. Así ha sucedido con "Arquitectura Rural Valenciana", elaborado hace trece años por el arquitecto Miguel del Rey (Altea, la Marina Baixa, 1948) que, con el tiempo, ha llegado a convertirse en una obra de culto para cualquier persona con sensibilidad hacia el patrimonio y el paisaje. "No pasaba ni una semana sin que me llamaran para reclamarme algún ejemplar de la anterior edición", admite el arquitecto. De ahí que se haya embarcado junto a la Editorial Galerada en la aventura de reeditar a todo color (la primera edición era en blanco y negro) esta obra imprescindible, revisada y actualizada. La gesta ha sido posible gracias a la colaboración de la Diputación de Valencia, el Museu Valencià d'Etnologia, la fundació Mas i Terra y el Centre de Promoció de la Cultura Popular i Tradicional de la Generalitat de Catalunya.
La segunda reedición del libro ha permitido al autor constatar una tragedia anunciada hace ya más de una década: "el grado de ruina del patrimonio rural y la transformación del paisaje agrario. Cuando he visitado de nuevo las casas para fotografiarlas, me he encontrado con que muchas han desaparecido y sólo queda la constancia de su existencia en los planos e imágenes que se incluyen en el libro". Sin embargo, en un pequeño gesto de rebeldía, Miguel del Rey se resiste a hablar de este patrimonio en pasado y sigue tratando "en presente obras ya pretéritas porque entiendo que permanecen con nosotros en las páginas de este libro".
Es el caso de "l'Alqueria de Colom", una pequeña granja campesina del siglo XIX ubicada en el Camí del Pouet de Campanar. Hace tiempo que el camino y la alquería desaparecieron para facilitar las ansias urbanísticas expansionistas de Valencia. Pero, en este detalle reside la valía del trabajo del Miguel del Rey, las imágenes de l'Alqueria de Colom, la planta, los alzados y, hasta una reproducción a toda página del trazado del Camí del Pouet sobreviven en el libro como recordatorio de la masacre paisajística cometida con el que fue el pueblo de Campanar, hasta que Valencia lo fagocitó como barrio a finales del siglo XIX. "L'Alqueria de Colom representa un ejemplo, casi canónico, de la rica cultura agraria valenciana de finales del siglo XIX que sigue la estructura de casa-patio-taller en la que se destina una interesante "andana" en la planta alta para el cultivo del gusano de seda", describe el autor.
Un "urbanicidio" similar han sufrido barracas como las de Burra en el Camí de Vera a València, derribadas y reconstruidas en 1997 por el mismo autor, por encargo de la Universidad Politécnica de Valencia. Del Rey detalla con precisión de cirujano los materiales, la composición, las distintas tipologías de las barracas valencianas de las que describe su origen, evolución y decadencia, desde que "una orden municipal del Ayuntamiento de Valencia de 1914 prohibiera la construcción y mejora de las barracas de la ciudad, después de los grandes incendios sufridos en los populosos barrios de barracas".
Mejor suerte ha corrido l'Alqueria de la Serena, en el camino de Alfara del Patriarca a Benifaraig. La casa debe su nombre a la sirena con cola de serpiente de su escudo y que informa de su construcción en 1553. L'alqueria se declaró monumento histórico artístico en 1983, aunque la protección no ha facilitado su rehabilitación en casi 30 años.
Fuente: Levante-Emv

viernes

El tesoro de Goya que escondía Benlliure

Buenas tardes bloggeros,
nos hacemos eco de la noticia publicada por el Levante-Emv en su edición digital sobre la Casa Museo Benlliure, que expone la primera edición de los grabados 'Tauromaquia' del pintor de Fuendetodos Francisco de Goya. Unos grabados que presentaban un lamentable estado de conservación y que, afortunadamente, han sido recuperados para volver a ver la luz. Aprovecharemos la ocasión para acercarnos otra vez a tan fantástico museo (y desconocido para los valencianos de no ser por la lamentable noticia del robo del Sorolla) y contemplar in situ este legado de Goya.
 Saludos...
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 Francisco de Goya vendió en octubre de 1816 por 300 reales las 33 estampas de la serie La tauromaquía. De aquella primera edición de los grabados realizó una tirada de medio centenar, la mayoría de los cuales no vendió pues no logró el aplauso del público. En la actualidad sólo se conserva media docena de series completas de esa edición príncipe (en la Cartografía Nacional y el Museo del Prado, entre otras instituciones) y el Ayuntamiento de Valencia posee una, aunque no le ha hecho mucho caso hasta ahora, cuando ha restaurado las estampas para exhibirlas -desde esta tarde- en la Casa-Museo Benlliure.
El director de Museos del consistorio, Miguel Ángel Catalá, se encontró estos grabados de Goya en 1986 en un cajón de la mesa del despacho de José Benlliure. Estaban en una carpeta, cosidos de manera rústica y muy afectados por el barro de la riada de 1957.
Lo curioso del caso es que hasta entonces habían pasado desapercibidos. Ni figuraban en el inventario del legado de José Benlliure a la ciudad (realizado por su hija en los años 50) ni existía referencia documental alguna.
Si se tiene la certeza de que se trata de ejemplares de la primera edición es porque el papel lleva la filigrana de la fábrica de Salvador Morató (de Beceite, Teruel), una marca que sólo aparece en las series de esta edición príncipe.
El ayuntamiento ha podido conservar 32 de las 33 piezas. La que llevaba el número uno se ha perdido. Lo más posible, explicó ayer Catalá, es que al encabezar el grupo fuera la más dañada y de ahí que no se haya conservado.
En la actualidad, cada una de estas estampas podría alcanzar un precio entre 5.000 y 10.000 euros. No obstante, es difícil de precisar porque la primera edición no está en el mercado desde hace años, dijo el historiador y comisario de la muestra, que estará abierta hasta finales de abril.
No deja de sorprender que, dado el valor histórico y artístico de las piezas, hayan permanecido almacenadas durante 25 años, desde su hallazgo en 1986. Catalá calificó ayer de "empeño frustrado" la recuperación de este material. No hubo manera de que ningún edil asumiera el proyecto.
Así hasta hace un año, cuando Mayrén Beneyto, responsable de Acción Cultural, dijo que quería utilizar la sala de exposiciones de la Casa-Museo Benlliure para mostrar fondos municipales. La primera propuesta de Catalá fue la de los grabados de Goya y cuajó.
Lo llamativo es que además la restauración no ha costado nada al ayuntamiento, ya que la ha realizado la técnica del Instituto Valenciano de Conservación (Ivacor) adscrita al Archivo Municipal.
Fuente: Levante-Emv

jueves

El trascoro de Simat exhibirá piezas de los siete siglos del Monestir

Buenas tardes bloggeros,
 el diario las Provincias nos informa hoy en su web sobre la finalización de las obras del Trascoro del Monasterio de Simat de la Valldigna. Esta estancia, que rodea el altar, se ha recuperado con una inversión aproximada de  440.000 euros y se usará para albergar una selección de los cerca de 60.000 hallazgos encontrados en las excavaciones arqueológicas del cenobio, además de para informar a los visitantes de la historia de este magnífico monasterio del  siglo XIII fundado por el rey Jaime II "El Justo" el 15 de marzo de 1297..
Según cuenta la tradición, Jaime II, después de luchar contra los musulmanes en Alicante y Murcia, al pasar por este valle, conocido como valle de Alfàndec, quedo muy impresionado con su fertilidad y belleza. Entonces, dirigiéndose a su capellán Fray Boronat (Abad del monasterio cisterciense de Santes Creus) pronunció las famosas palabras: "Vall digna per a un monestir de la vostra religió". A lo que el abad contestó: "Vall digna".
Tenemos pues otra buena oportunidad para acercarnos a vistarlo y reedescubrirlo. Algo que os recomendamos encarecidamente desde nuestro blog.
 Afortunadamente, que lejos quedan los tiempos en que el monasterio estaba en un completo estado ruina y su iglesia se usaba como almacén de naranjas.
 Saludos...
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
El Monasterio de Santa María de la Valldigna, reseñado en el Estatut como emblema de los valencianos, ha dado un paso más en su plena recuperación. El miércoles quedaron inauguradas las obras de rehabilitación del trascoro que han supuesto una inversión de más de 440.000 euros.
El trascoro rodea el altar mayor de la iglesia monacal y comprende dos plantas. Ambas han sido restauradas y puestas en valor. En la planta baja se instalarán una serie de paneles que contienen información interactiva para explicar la historia y la grandiosidad de este monasterio del siglo XIII.
En la primera planta se instalará una exposición permanente en la que se podrá ver una colección museográfica con los hallazgos arqueológicos más representativos de las distintas excavaciones practicadas en este cenobio.
A principios de los 90, el trascoro estaba completamente destrozado, la cubierta se había desplomado y apenas quedaban las paredes. Ahora es un espacio renovado, que conserva la estética medieval, pero adaptado para albergar una exposición permanente sobre el monasterio.
El secretario autonómico de Cultura, Rafa Miró, inauguró la restauración del trascoro y junto a él estuvieron las autoridades locales, así como la administradora de la Fundació Jaume II el Just, Anabel Trujillo, y el director territorial de Cultura, José Alfredo Pellicer.
Rafa Miró explicó que la intención del departamento de Cultura con estas acciones es «divulgar y poner en valor el patrimonio valenciano, y más aún es este emblemático monasterio».
En el trascoro se alojarán las piezas arquitectónicas más representativas de las 60.000 que se han encontrado en Santa Maria de Valldigna. Cerámicas, baldosas y elementos de altar son algunas de las más destacadas.
La mayor parte de estas piezas datan de los siglos comprendidos entre el XIV y el XIX, aunque hay vestigios áun más antiguos correspondientes a la época musulmana de la Valldigna.
Según explicó Miró, la Generalitat ha invertido en los últimos cuatro años 5'5 millones de euros en el Monasterio de Santa Maria de Valldigna. «Debemos seguir recuperando este espacio y esa es la apuesta del gobierno autonómico», afirmó.
El secretario autonómico destacó que en breve se ejecutará el proyecto de paarq eu se pueda visitar el Palau de l'Abat y en dos fases se pondrá en valor este espacio situado en el cenobio de la Valldigna.
En la primera se consolidara el palacete y se indicarán los aspectos más destacados. Posteriormente se actuará en la zona que lo circunda hasta comprender la iglesia y las murallas. Así el visitante podrá conocer en detalle cómo era la vida entre las paredes del monasterio.
Fuente: Las Provincias

miércoles

La autorización verbal del Presidente Rus o su Ley de Patrimonio

"Dios juega a los dados con el universo y hace trampas"
(Albert Einstein)


 En el Olimpo valenciano hay gente que esta muy por encima del bien y del mal. "Dioses" que redactan leyes y normas a su imagen y semejanza, y cuando no están de acuerdo con ellas inventan otras nuevas o bien rompen la baraja. Ellos ponen sobre la mesa el tablero, los dados y las normas. Ellos pueden jugar y hacer trampas. Tu, sin embargo, no.
 Volviendo al planeta tierra llegamos directos al coso taurino que hay en nuestra ciudad. Un plaza de Toros de corte neoclásico, construida por  el arquitecto valenciano Sebastían Monleón entre 1850 y 1860, y que tiene la consideración de Bien de Interés Cultura (BIC).
 Este edificio tiene un serio problema que se llama Alfonso Rus.
El presidente de la Diputación de Valencia esta mostrando un interés desmedido por instalar rápidamente la polémica cubierta de la Plaza de Toros de Valencia, aludiendo a una supuesta autorización verbal para iniciar las obras. La Ley de Patrimonio Valenciano 5/1998 (modificada en 2007) no recoje en ninguno de sus artículos este visto bueno sacado de la manga por Rus. En todo caso debe esperar a la confirmación por parte de Patrimonio para comenzar, y en el caso de que esto se produzca habrá que mirar con lupa si habido presiones por parte de la Diputación para que se autoricen las obras y su supuesta legalidad, que desde aquí ponemos en duda.
 Además se deberá efectuar un protocolo de seguimiento para que la nueva estructura no dañe al ladrillo y los azulejos que revisten la plaza (sabemos por experiencia que las administraciones valencianas de seguimiento poco y de daños menos); deberán especificarse las características técnicas de la lona para que no afecte a la visión (exterior e interior) del conjunto, así como la disposición de los pilares verticales en el interior del coso, impermeabilizaciones, canalizaciones y drenajes, etc.
 Lamentablemente estamos delante de lo que vamos a bautizar como una "Rusada" o ley propia improvisada por el Presidente que en breve (seguramente) se incluirá en la Ley de Patrimonio (otra modificación más) para campar a sus anchas a lomos del Patrimonio Valenciano. Otro flaco favor a nuestro legado. ¡Por favor, que alguién le pare los pies!
Saludos...

Los Jardines del Real... para el arrastre

Buenas tardes bloggeros,
 Antonio Marín, del Cercle Obert de Benicalap, me ha enviado algunas fotografías del estado actual de los Jardines del Real (llamados "Viveros" por se usados precisamente como viveros de árboles por el Ayuntamiento de Valencia). Ya no son solo las ruinas del antiguo Palacio Real y su no-centro de interpretación. Los daños, desperfectos y actos vandálicos se extienden también a sus zócalos y pilares de piedra y de ladrillo que sustentan la verja (procedente del jardín de la Glorieta) además de a los paneles informativos que hay dentro del recinto. Grietas y pintadas decoran parte de nuestro patrimonio como no podía ser de otra forma. La lista de barbaridades parece interminable...
Os adjuntamos la siguiente web para que conozcáis un poco más de la historia de los jardines y de su magnífico patrimonio escultórico:
http://www.jdiezarnal.com/valencialosviveros.html
Un saludo.
Las grietas resquebrajan los ladrillos de los pilares de la verja
Un blanco fácil para más pintadas...
Puerta del antiguo Palacio de los Duques de Mandas (anteriormente en la Calle Avellanas)
Ni los carteles del San Pío V (Patio Embajador Vich) se libran de las firmas de los graffiteros.
Fotografías: Antonio Marín Segovia

martes

Lavado de cara a la Virgen de las Victorias

Buenas tardes bloggeros,
 el diario las Provincias nos trae la noticia sobre la restauración de la Virgen de las Victorias, una imagen policromada del siglo XIII y asociada su custodia a la compañía de ballesteros del Centenar de la Ploma (http://es.wikipedia.org/wiki/Centenar_de_la_Ploma).
Os adjuntamos la noticia y la imagen de la Virgen, que pertenece a la Parroquia de San Andrés de Valencia.
 Saludos...

Imagen de la Virgen ya restaurada (Foto: Las Provincias)
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La consellera de Cultura, Trini Miró, ha presentado la restauración de la escultura policromada de la Virgen de las Victorias, una pieza anónima del siglo XIII, perteneciente a la Parroquia de San Andrés de Valencia. La obra ha sido recuperada por el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales (IVC+r).
Esta imagen mariana, antaño custodiada por la milicia ciudadana del Centenar de la Ploma en la iglesia de San Jorge de Valencia, y en la actualidad venerada en la parroquia de San Andrés de Valencia, ha sido restaurada por la Generalitat Valenciana, a través del Institut Valencià de Conservació i Restauració de Béns Culturals, y ha contado con la colaboración del Servicio de Restauración y Conservación de la Diputación de Castellón.
La consellera de Cultura ha señalado que "desde la Conselleria de Cultura trabajamos para poner en valor nuestro patrimonio cultural, una de nuestras señas de identidad como valencianos" y ha recordado que "la Generalitat Valenciana es un referente nacional, europeo y mundial en la recuperación y puesta en valor del patrimonio histórico-cultural". La consellera ha destacado que "la salvaguarda del legado cultural de la Comunitat Valenciana es un objetivo prioritario de la Generalitat".
Talla policromada
La talla de madera dorada y policromada, presenta a la Virgen como Theotokos o Trono de Salomón. A lo largo de su historia esta imagen ha sufrido múltiples repintes y aditamentos que han desfigurado su aspecto original, siendo la intervención llevada a cabo hacia 1940 la más agresiva, pues alteró totalmente su fisonomía y se le añadió un Niño Jesús del siglo XVIII, que no guarda ninguna relación estilística con la Madre. Estilísticamente la imagen entronca con la tradición románica en la que es destacable su frontalidad y hieratismo. En su parte posterior se aprecia una anilla para su supuesto traslado durante las campañas bélicas.
En 1707, el Decreto de Nueva Planta promulgado por Felipe V ordenaba la disolución de esta compañía creada por Jaime I. Esto supuso la destrucción de sus edificios y la dispersión de sus bienes. De esta forma esta imagen mariana pasó a la cercana iglesia de San Andrés, actualmente San Juan de la Cruz. El rey Jaime I era un gran devoto de la Virgen y siempre llevaba consigo una imagen en sus campañas militares. Este modelo de Virgen sedente, que muestra un fruto en su mano derecha y en la izquierda debía sujetar al Niño Jesús para mostrarlo a los fieles como fuente de gracia y salvación (actualmente perdido), debió acompañar - según la tradición - al monarca en la conquista de Valencia, pues está documentada su salida en procesión como una reliquia "jaimina".
Respecto al autor de esta obra hay que decir que hasta bien entrado el siglo XIV no se documenta ningún escultor en activo en Valencia, por lo que hay que pensar que las imágenes conservadas anteriores a dicha fecha fueron donaciones efectuadas por los monarcas o por los repobladores de estas tierras, y en cualquier caso procedentes de otros territorios de la Corona de Aragón.
Fuente: Las Provincias

lunes

Otro nuevo atentado contra nuestro patrimonio

Hola bloggeros,
 las leyes están para cumplir, y para que las cumplamos todos sin excepciones. Esta muy bien que queramos disfrutar de las fiestas principales de la ciudad, pero todo tiene un límite y más si afecta al patrimonio. No todo vale, y las fallas no son una excusa para saltarse las leyes a la torera.
 Desde el blog queremos denunciar la vulneración de la ley de Patrimonio Cultural Valenciano 4/1998 (modificada en 2007) respecto a un edificio que está declarado Monumento Histórico Artistico Nacional desde el 3 de junio de 1931. Se tratan de las Torres de Serranos.
 Los responsables de la vulneración de esta ley son aquellos que han colocado la iluminación para la falla que se instalará en la plaza dels Furs, atando varios elementos a la reja del monumento (y dañándolo), y el Ayuntamiento de Valencia por consentirlo de forma reiterada. No es la primera vez que sucede. En años anteriores también se ha consentido la colocación de estos elementos en la fachada posterior de las Torres.
 Al respecto, el artículo 38, apartado e) Capítulo III, Sección Segunda de la ley dice lo siguiente:

Queda prohibida la colocación de rótulos y carteles publicitarios,
conducciones aparentes y elementos impropios en los espacios etnológicos, jardines
históricos y en las fachadas y cubiertas de los monumentos, así como de todos
aquellos elementos que menoscaben o impidan su adecuada apreciación o
contemplación.

Anclado y bien sujeto, dañando la verja

El ayuntamiento por su parte (no cumpliendo con sus funciones) se pasa por el arco de triunfo (seamos finos) el Título I, Capítulo 4:

2. Las entidades locales están obligadas a proteger y dar a conocer los valores
del patrimonio cultural existente en su respectivo ámbito territorial. Especialmente les
corresponde:
a) Adoptar las medidas cautelares necesarias para evitar el deterioro,
pérdida o destrucción de los bienes del patrimonio cultural.

b) Comunicar a la administración de la Generalitat cualquier amenaza,
daño o perturbación de su función social de que sean objeto tales
bienes, así como las dificultades y necesidades de cualquier orden que
tengan para el cumplimiento de las obligaciones establecidas en la
presente Ley.

c) Ejercer las demás funciones que expresamente les atribuye esta Ley,
sin perjuicio de cuanto establece la legislación urbanística,
medioambiental y demás que resulten de aplicación en materia de
protección del patrimonio cultural.

 Como podréis ver, la aplicación de este artículo se puede extender, en general, a la más absoluta dejadez que pesa sobre el patrimonio de la ciudad de Valencia (esculturas, puentes, Torres, jardines, alquerías, museos...) por parte de la administración pública.
¿De qué sirven pues estas leyes si nadie las cumple, y lo que es más importante, nadie se encarga de que se cumplan?
 Esperamos que el Ayuntamiento tome medidas y retire de forma inmediata estos elementos "ilegales" que están dañando no solo visualmente al monumento, sino físicamente.
 No queremos despedirnos sin decir que, afortunadamente, hay muchas fallas y falleros que si que respetan el patrimonio. No queremos generalizar por los daños que se están ocasionando al monumento en cuestión y meter en el mismo saco a todo el mundo fallero. A nosotros también nos gusta disfrutar de las fiestas y de los monumentos, pero desde el respeto hacía el patrimonio.
Saludos...

¿No hay más sitios en toda la plaza para enganchar los soportes?
Cables de luz recorriendo las fachadas del monumento
Tubo de metal directamente sobre la piedra
Más alambre que roza y quita la pintura de la reja...
Fotografías: César

Nueva encuesta. Esculturas, ¿Original o réplica?

 Buenas tardes bloggeros,
iniciamos la semana con una nueva encuesta. Esta surge a raíz de los lamentables sucesos de continuas agresiones a las esculturas históricas de Valencia y que se están repitiendo de forma alarmante.
 Después de la decisión del concejal de Patrimonio del Ayuntamiento de Valencia de no colocar de momento ninguna medida de seguridad (cámaras por ejemplo) para evitar esta sangría hemos decidido preguntaros a vosotros, que leéis nuestro blog, sobre la idoneidad o no de sustituirlas por réplicas. 
 Sabéis que desde el blog abogamos por la colocación de réplicas por un motivo muy evidente. Si se rompe una y otra vez la misma escultura y sus piezas deben de ser reintegradas con nuevos fragmentos, ¿no llegará el momento en que la pieza sea completamente nueva?
 Sabemos que esto puede llegar a pasar, y puestos a sustituirla hagámoslo ya y no a través de sucesivas intervenciones que terminarán convirtiendo la obra en un "añadido" en si. Con ello creemos que evitaríamos la parcial o total desaparición de este legado patrimonial.
 Una vez escuchado nuestro argumento os lanzamos la pregunta de si se deben sustituir o no estas esculturas para evitar que sean destruidas.
 Nos gustaría que, además de votar, dejarais vuestras opiniones al respecto y que plantearais más soluciones posibles para resolver este gran problema al cual las administraciones públicas no quieren o no saben darle solución. 
 Saludos...