jueves

Una visión inédita de la historia de España

Hola bloggeros,
 el Centro Cultural Bancaja expone a partir de mañana en su edificio de la Plaza Tetuán de Valencia una interesantísima muestra de fotografía en blanco y negro de los fondos de la Hispanic Society of America.
 El matrimonio Bancaja - Hispanic Society sigue dando sus frutos, con lo que podremos continuar disfrutando de exposiciones de calidad en la ciudad de Valencia.
 Que tomen nota otros museos y centros culturales de la ciudad que están en el punto de mira.
 Un saludo.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 El Centro Cultural Bancaja reúne un compendio de fotografías que explica por qué en su momento se acuñó el termino de que 'Spain is diferent'. Las 300 imágenes expuestas retratan el país, su cultura, su paisaje y paisanaje a finales del siglo XIX y principios del XX. Es una mirada foránea, la visión del otro, aquel que fotografía a los españoles con el fin de mostrar sus rasgos más singulares... y diferentes.
'Atesorar España' es una selección de los fondos fotográficos de la Hispanic Society of America, institución que ya permitió a la Fundación Bancaja organizar la histórica exposición de Sorolla. La muestra también está vinculada con el pintor valenciano, y es que los fotógrafos retrataron al país después de enamorarse de las obras de Sorolla, quien a su vez pintó sus cuadros con un estilo muy fotográfico. La exposición repasa estampas urbanas de todo el país, la vida cotidiana de sus habitantes o las costumbres religiosas. Hasta el 13 de noviembre pueden verse 268 fotografías en el centro cultural de la caja en Valencia y otras 77 imágenes en la sede alicantina de Bancaja.
La selección pretende acercar al público las visiones fotográficas de la España contemporánea de Sorolla con imágenes captadas entre 1870 y 1930 por una veintena de fotógrafos, cuya obra fue adquirida o alentada por el fundador de la Hispanic Society, el millonario Archer Milton Huntington.
Se ha articulado un itinerario en cuatro secciones, que comienza con una semblanza del entorno cultural con el que Huntington convivió en sus contactos con España. Eran los tiempos de pintores como Zuloaga o el propio Sorolla, literatos como Unamuno, los Machado o Darío o eruditos como Menéndez Pidal. En esta sección se muestra además el complicado instrumental que empleaban fotógrafos como Ruth Matilda Anderson, protagonista de la empresa que emprendió el hispanófilo americano y que constituye la "pieza maestra" de la exhibición, ha explicado Joaquín Bérchez.
Seguidamente, el público se adentra en un espacio dedicado a la fotografía del XIX a través de los álbumes y colecciones compradas por la Hispanic con obras representativas de Clifford, Laurent, Beauchy, Levy, Puig, Alguacil o Cañellas, entre otros. El tercer apartado reúne la obra de autores del siglo XX que se incorporaron a la colección americana mediante adquisiciones y donaciones.

'SOROLLEAR'

Destaca aquí la producción de Anna Christian, cuya temática enlaza directamente con la obra de Sorolla con escenas de playa. De hecho, se puede decir que en sus fotografías, la autora "sorolleaba", es decir tenía muy presente el trabajo del pintor de la luz, ha apuntado Berchez.
El recorrido se cierra con una sala centrada en Ruth Matilda Anderson, de la que se pueden admirar algunas de las 14.000 tomas que consiguió en sus desplazamientos a España entre 1923 y 1930 bajo las directrices de Huntington.
El comisario ha señalado que la exposición ha intentado mantener la confrontación de miradas de la época: la del extranjero y la del propio español. Del mismo modo, se ha dado una "prioridad no excluyente" a la presencia de temas valencianos y alicantinos, con instantáneas de la Malvarrosa, las localidades de Elche y Orihuela y diversos monumentos, ha apuntado Berchez.
Por su parte, Patrick Lenaghan ha subrayado que esta muestra ha llegado "en el momento oportuno", puesto que el uso de las ténicas digitales ha hecho posible recuperar algunas fotografías que han desvelado auténticas sorpresas. Un ejemplo es una instantánea que se ha podido aumentar y que ha revelado una imagen de Alfonso XIII sentado en el estudio de Zuloaga. "Estoy aprendiendo cosas de mi propio trabajo", ha celebrado el conservador de la Hispanic.
Finalmente, Vicente Montesinos ha adelantado que se prevé que la muestra itinere por otros lugares y ha recordado que ésta es la primera de las tres exposiciones que la Fundación Bancaja y la Hispanic Society desarrollarán conjuntamente durante los próximos años fruto del acuerdo de mecenazgo firmado por ambas instituciones en 2010. Le seguirán un proyecto sobre artistas modernos de la pintura y otro centrado en maestros del arte español.
En este punto, el representante de Bancaja ha considerado que la colaboración entre las dos entidades, iniciada en 2005 con la 'Visión de España' de Sorolla, es "excelente".
Fuente: Las Provincias

miércoles

¡Toma la calle ya! ... ¡pero no los monumentos!

Hola bloggeros,
 este mediodía, al cruzar el río por el Puente del Mar, me he encontrado con dos nuevas pintadas en el mismo. Los graffitis que lucen en la parte inferior de las dos esculturas son de claro contenido reivindicativo y aunque las peticiones que aparecen en los mismos son totalmente válidas y justas, creemos que existen otros lugares y espacios para dar cabida a todos los mensajes que queráis plasmar con vuestros esprais.
El patrimonio cultural valenciano no es (ni debe serlo) una valla para publicar mensajes ni de contenido político ni de otra índole. Para eso tenéis cientos de paredes y muros repartidos por toda la ciudad en las que podréis dar rienda suelta a vuestro arte. Podéis ser mucho más originales y creativos y difundir vuestras quejas, malestar, ideas o peticiones en lugares o barrios degradados. Seguro que más de uno ha visto alguna vez  los bellos graffitis artísticos que decoran solares y otros espacios abandonados en barrios como Velluters o el Carmen y que alegran no solo la vista, sino también el espíritu por su contenido crítico y reividicativo. 
 Así que si lo vuestro no es la pintura artística, de verdad, dejad esa faena a los profesionales, pero por favor, no manchéis más con garabatos el patrimonio artístico. Estamos hartos de verlo una y otra vez pintarrajeado. Usad las redes sociales u otros medios para expresaros. Haced un blog, como hacemos nosotros, y dad vuestra opinión de forma libre y respetuosa.
 Por nuestra parte, desde esta pequeña isla en medio del océano que es Internet, consideramos que este acto es una falta de civismo y de respeto por parte de la persona o personas que han realizado esta burrada, y puesto que queréis tomar la calle y exigís una democracia real de forma inmediata, empezad por dar ejemplo y mostrad un poquito más de conocimiento a la hora de mostrar vuestro malestar con la sociedad en la que vivís. Indignaos, pero no con el patrimonio.
 Con el vandalismo no se va a ningún lado.
 Un saludo...

 ¿La democracia real incluye manchar el patrimonio?
 Toma la calle pero no la manches...
Fotos: César

lunes

¿Para qué sirve la Dirección General de Patrimonio Cultural Valenciano?

Hola de nuevo,
 queremos haceros llegar la siguiente reflexión personal, la cual compartimos plenamente, que nos ha enviado Antonio Marín de Cercle Obert de Benicalap.
A raíz de las obras del nuevo Pont de Fusta, cuya necesidad pusimos en duda desde este blog, Antonio se plantea la función actual que tiene la Dirección General de Patrimonio. Una institución totalmente politizada, ambigua y a la que no le importa nada el patrimonio cultural valenciano. Un organismo oficial que gasta su tiempo en buscar excusas para realizar atropellos contra nuestro patrimonio de forma descarada y continuada (ver cubierta de Plaza de Toros, Convento del Carmen, etc.) y así poder justificarlos de cara a la sociedad.
 Por ello, nos gustaría que aquellos que leéis el blog habitualmente aportarais vuestras opiniones al respecto. Creemos que es un tema muy importante, ya que si la principal institución encargada de velar y defender el patrimonio cultural se encuentra al servicio de los intereses de los políticos de turno, nos encontramos ante  un grave peligro para la integridad del mismo.
 Esperamos pues vuestros comentarios.
 Un saludo...
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Acabo de contar sobre un mapa de Valencia, la cantidad de 18 puentes y 2 pasarelas, entre Mislata y el Puerto, que distan poco más de 9 km. Según mis cálculos, sale un puente cada 500 metros. ¿Es realmente necesario otro puente más? ¿Es que no se pueden usar los que ya hay? ¿Queremos acaso tapar el Jardín del Turia?
¡¡Creo que en Valencia hay más puentes que en Londres y París, con la diferencia de que aquí el río está seco y las arcas públicas también, dada la obsesión por las grandes obras y eventos improductivos... que nada bueno aportan a la convivencia y al desarrollo.
Y eso de que el nuevo Pont de Fusta servirá para convertir en peatonal y proteger el Puente de Serranos, es una solemne tontería, pues lo único que hace es trasladar la contaminación atmosférica y acústica a unos pocos metros), provocando que la desembocadura del nuevo canal de circulación a motor acabe en la peatonal calle Navellos, puerta del centro histórico de Valencia.
Una última pregunta que deberían hacerse todos, incluyendo periodistas, políticos y técnicos en activo:
¿Para qué sirve la Dirección General de Patrimonio Cultural Valenciano? Yo lo voy a decir con total claridad, pues como no aspiro a cargo alguno ni deseo dedicarme al noble arte de la política, puedo expresarme con total libertad. La Dirección General de Patrimonio Cultural Valenciano sirve para inventarse todo tipo de alucinantes excusa, que justifiquen y permitan obras e intervenciones absurdas e innecesarias, confeccionado informes ambiguos, que permitan la realización de obras al margen de las leyes y del sentido común.
Antonio Marín Segovia
Cercle Obert de Benicalap

El San Pío V se queda a la cola de los grandes museos

Buenas tardes bloggeros,
 ¿cúantas veces habremos escuchado que el San Pío V es la segunda pinacoteca más importante de España? Pero, ¿es cierta esta famosa afirmación o se trata solo de humo que nos venden desde la capital del Turia?
 A tenor de los datos publicados en el artículo del Levante-Emv, parece que la realidad del museo se aleja mucho de lo que nos vienen contando desde antaño. Parece que esta afirmación se ha convertido en una mera etiqueta que se usa sin ton ni son para darle un cierto lustre a una institución desfasada, anclada en el pasado y cuyas instalaciones y falta de actividad cultural dejan mucho que desear.
 Por ello si habláramos de colección pictórica no habría ninguna duda, ya que el Museo de Bellas Artes de Valencia posee uno de los fondos histórico-artísticos más importantes del País. Pero si se refiere a la actividad del museo y otros items, entonces bajamos claramente de categoría. A esto se le une la falta de inversión tanto por parte del Ministerio de Cultura como por parte de la Generalitat Valenciana (en eterna disputa pueril), siendo prácticamente nulas. Por ello no es de extrañar que nos adelanten en número de visitantes y en actividad cultural otros museos de Bellas Artes como el de Bilbao y el de Sevilla.
 Así que con una dirección penosa (por no decir ausencia de la misma) y una actividad cultural deficiente, la realidad de nuestro querido museo es que, a fecha de hoy, ya no se encuentra entre las 5 mejores pinacotecas del país... y bajando.
Un saludo...
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
"La segunda pinacoteca de España". No hay prácticamente ningún acto sobre el Museo San Pío V de Valencia en el que no aparezca la manoseada coletilla. Esta puede servir para valorar los fondos de la institución, pero cada día se demuestra que está desfasada a la hora de evaluar la actividad del histórico centro de arte, de titularidad estatal y gestión autonómica. Los datos ofrecidos por la comparativa de cuarenta museos que cada año realiza la revista Consumer son reveladores. La institución que en la actualidad dirige la responsable autonómica de Patrimonio Cultural, Paz Olmos, queda muy lejos de otros centros de características similares, como los Museos de Bellas Artes de Sevilla y Bilbao. Ambos recibieron en 2010 una cifra de visitantes muy superior a la del San Pío V. Y ello, a pesar de que este, según el informe, experimentó un ligero aumento de público.
La pinacoteca de la capital andaluza logró una afluencia de 290.742 personas, lo que significa casi tres veces más que la valenciana (122.549 visitantes). La entrada es gratuita es ambos casos, así que las condiciones son parejas.
El Museo de Bellas Artes de Bilbao -otro equiparable al de Valencia por historia, fondos y tamaño de la ciudad- sí que cobra por entrar (6 euros), pero aun así obtiene resultados de público bastante más elevados: 192.000 personas. Y eso que no ha tenido un ejercicio especialmente bueno y ha perdido asistencia (207.978 visitantes en 2009).
El San Pío V, en cambio, aumentó un 4,5% su balance de público, pero aún así está más cerca en sus datos del Museo de Bellas Artes de Girona (81.480 visitantes) o del de Murcia (100.952) -este último es gratuito; el catalán cobra dos euros- que de los citados de Sevilla o Bilbao, referentes en España.
La comparativa pone en evidencia la situación de la segunda pinacoteca de España, con unas instalaciones a la espera de una quinta fase de ampliación y mejora que se retrasa -ministerio, conselleria y ayuntamiento se pasan la pelota de las culpas- y con una notoria escasez de actividad. En 2010 solo inauguró tres exposiciones temporales: una dedicada a las cartujas valencianas y otra sobre los procesos de restauración (El nacimiento de una pintura: de lo visible a lo invisible), además de la de Nicolás Borrás, desarrollada en su mayor parte en 2011. Al margen de esta, Expressions del patrimoni. Fotografies es la única celebrada en lo que va de año. Como es casi norma en la institución valenciana, ha sido prorrogada hasta el próximo día 19.

Los datos acercan el IVAM al Thyssen

El IVAM registró 786.000 visitantes en 2010, de acuerdo con el estudio de "Consumer". Son 53.000 más que el año anterior (733.623). Los datos acercan la institución valenciana al Museo Thyssen de Madrid, con 821.099 personas (es uno de los más caros: 8 euros por entrada frente a los 2 del IVAM). No obstante, en círculos artísticos se da por hecho que el museo valenciano incluye en su balance no solo los visitantes de exposiciones, sino los asistentes a todo tipo de actividades (desde infantiles a conciertos). Los museos de más éxito de público son el Prado (2.732.000 visitas), el Reina Sofía (2.313.532), la Fundación Joan Miró (1.102.558), el Museo Picasso de Barcelona (1.045.837), el Guggenheim de Bilbao (956.417), el Museo Dalí (881.405) o el MNAC de Barcelona (828.713).
Fuente: Levante-Emv