martes

Y el lunes... se abrieron los museos

Buenos días,
 al final la lógica se ha impuesto (en parte) y algunos de los museos-monumentos más significativos de la ciudad de Valencia han optado por abrir los lunes tal y como diferentes asociaciones y personas veníamos pidiendo desde hace tiempo.
 La afluencia de turistas en la Lonja (que ya abre sus puertas los lunes desde junio) y en las Torres de Serranos fue espectacular. Sin embargo, otros centros como el San Pío V, el Centro del Carmen, el MuVIM o el IVAM no recibieron tantas visitas, quizás por la falta de coordinación de las diferentes administraciones en la actualización de horarios e información en los diferentes Tourist Info de la ciudad. Los pilló descolocados.
 Por algo se empieza, ¿no?
 Un saludo...
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Salvador y Marta son dos sevillanos cuyas vacaciones comenzaron la semana pasada. Los primeros días de asueto los pasaron en Madrid, visitando exposiciones como la de Antonio López. El domingo por la tarde tomaron rumbo a Valencia para seguir descansando aquí, combinando sol y cultura. Ayer disfrutaban admirando el jardín renacentista del Centro del Carmen. «El edificio es mejor que cualquier exposición», explicaba sorprendido Salvador.
Si hubiesen llegado la semana anterior no habrían tenido la misma suerte. Habrían encontrado las puertas del antiguo convento cerradas. Ayer, por primera vez, este centro, junto con el IVAM, el San Pío V y las Torres de Serranos abría un lunes, algo que se repetirá hasta el 30 de septiembre. Se unían así a La Lonja, que desde junio ha modificado sus horarios para adaptarse a la visita de turistas.
Muchos eran los que entraron al complejo arquitectónico casi por casualidad, a pesar de que en la fachada del edificio ya luce el nuevo horario. «Íbamos paseando, vimos las puertas abiertas y decidimos pasar. No sabía que se abría», indicó ayer Paco, un madrileño que ha hecho una parada en Valencia antes de zambullirse en una playa de la costa alicantina. Un matrimonio inglés había llegado hasta allí porque en el IVAM les indicaron qué otros museos también estaban abiertos en Valencia. Y la visita les despertó el hambre. Tras recorrer las exposiciones pasearon por la calle Roteros en busca de un menú con buen precio. Un día completo.
La afluencia tanto en el Centro del Carmen, como en el San Pío V y el IVAM, no fue masiva. Apenas un centenar de personas acudió a cada uno de ellos. «Hará falta que se conozcan los nuevos horarios y, para ello, se necesitarán varios días», comentaba un trabajador de uno de los centros.
El primer día todo lo justifica. Incluso el despiste en algunas oficinas de información turística. En la que aloja la estación del AVE habían hecho los deberes. Salvador y Marta pasaron por allí el domingo justo antes de que cerrasen a las 18 horas y les habían explicado con detalles los nuevos horarios.
No ocurría igual en la que está instalada en la calle de la Paz. Allí se especificaba que, junto a la Catedral y la Ciudad de las Ciencias, el único centro abierto era el del Carmen. En la oficina de la calle Barcas no se mencionaba ni la Lonja ni las Torres de Serranos. Por si esto fuera poco, en una hoja informativa que entregaban, algunos de los horarios no estaban actualizados. Del centro del Carmen y del IVAM se indica que están abiertos hasta las 20 horas, cuando ahora en verano, los lunes y martes cierran a las 17 horas (al igual que el San Pío V). Y de las Torres de Serrano se especifica que los lunes está disponible hasta las 14 horas, y, sin embargo, aún permanece una hora más abierto.
Ya indicaban desde la Conselleria de Cultura y Turismo, que esta era una «experiencia piloto» y, como tal, habrá que ir ajustando todas las piezas para que el objetivo de potenciar el turismo cultural se cumpla con éxito. De momento el proyecto ha sido bien recibido. El presidente del Consell Valencià de Cultura, Santiago Grisolía, en una carta dirigida a la consellera Lola Johnson,recalcaba ayer la importancia de una mayor coordinación entre las empresas turísticas y los museos para promover la cultura valenciana «a mayor escala».
Otros satisfechos con la medida son los guías turísticos. Llorenç lleva más de diez años haciendo recorridos por la ciudad para grupos reducidos. «Los lunes llegábamos a muchos monumentos que sólo se podían visitar desde fuera y eso causaba rabia a algunos turistas», contaba el operador, mientras esperaba a alguno jóvenes ingleses rezagados para hablarles de las Torres de Serranos. Tras narrarles las características del edificio daba la opción a quien quisiera de conocerlas por dentro. Ayer sí se podía. Precio de la entrada, dos euros (uno en tickets reducidos).
No serían pocos los que accederían movidos por la curiosidad que provoca la antigua muralla de la ciudad. El vigilante de la entrada comentaba que estaba sorprendido por la cantidad de personas que habían acudido a lo largo de la mañana. Este espacio y La Lonja fueron las estrellas de la jornada. Cada uno recibió aproximadamente alrededor de 1.500 visitas. La terraza de El Miguelete tampoco estuvo vacía en ningún momento del día. Y eso que el sol no lo ponía fácil.
Valencia no era la única ciudad que ayer inauguraba horario en los museos. Alicante (con el MARQ y el MUSA) y Castellón (con el Bellas Artes y Espai d'Art) también se unían a la iniciativa.
Ahora sólo falta que el mayor número de visitantes se enteren de la disponibilidad recién estrenada. Aunque siempre habrá algún despistado. Como el turista que ayer a mediodía se acercaba a las puertas del Palau de la Generalitat para preguntar qué se exponía en ese museo. El vigilante no pudo evitar esbozar una media sonrisa.
Fuente: Las Provincias