jueves

El vandalismo gratuito y consentido nos cuesta 7000 € a los valencianos

Buenas tardes bloggeros,
 si habéis estado atentos estos días a la prensa valenciana y a nuestro Twitter sabréis que la fuente de San Luis Beltrán (o Bertrán) ubicada en la Plaza dedicada al Santo Dominico valenciano, justo en frente del Almudín, ha sido destrozada por unos gamberros impresentables.
Es el cuento de nunca acabar. La falta de medidas de seguridad (vídeo vigilancia, mayor control policial, etc.), la negativa de sustituir originales por réplicas y la ausencia de sanciones ejemplificantes para los autores de este y otros delitos contra el patrimonio histórico artístico y cultural, continúan favoreciendo estos actos ya que salen gratis para el infractor.
A la espera de que el Santo valentino obre un milagro con la aparición mágica de alguna cámara de seguridad que haya podido captar las imágenes de estos delincuentes (la prensa habla de una cámara de vigilancia en el Almudín ¿?), estos se encuentran tranquilamente en el sofá de su casa partiéndose el culo de risa por la "gran proeza" perpetrada tras una gran noche de fiesta.
Nosotros por nuestra parte apoquinaremos los 7000 € de nuestro bolsillo, que es lo que nos va a costar la reparación de la estatua y de la fuente. Menuda gracia, ¿verdad?
Mientras tanto continuaremos escuchando las lamentaciones y lloros de la administración pública, del funesto CVC y de la oposición, que seguirán escribiendo vacías e inútiles notas de prensa para cumplir el expediente. Todo menos ponerse a trabajar y aplicar medidas efectivas para que esto vuelva a ocurrir otra vez más.
Así que, reescribiendo el discurso que Caio Titus dío ante el senado romano, solo nos queda decir: "Verba volant facta manent" (Las palabras vuelan, los hechos permanecen).
Saludos...



Así ha quedado la fuente de San Luis Beltrán, con el Santo manco resguardado en el Almudín.
Fotos: César. Licencia Creative Commons