jueves

Sobre la Ermita de Santa Lucía y el Jardín Histórico del antiguo Hospital General de Valencia

 El Sr. Vázquez Consuegra parece olvidar que el Jardín Histórico del antiguo Hospital General de Valencia debía ser tratado de manera integral y no perder su esencia de jardín. 
En el proyecto emprendido por el laureado arquitecto, no se ha procedido a integrar todos sus monumentos y bienes, incluyendo el Capitulet, la Ermita y los últimos hallazgos arqueológicos, de forma respetuosa y ateniéndose a lo dispuesto legalmente.
 Las actuaciones emprendidas por el afamado arquitecto sevillano, han sido muy agresivas e inoportunas, no teniendo en cuenta uno de los elementos más singulares y hermosos que tiene el jardín: la recoleta ermita de Santa Lucía.
 Me parece intolerable e imperdonable no haber contemplado la rehabilitación integral y urgente, de uno de los edificios de arquitectura religiosa más importante de Valencia ciudad en el proyecto de rehabilitación del Jardín Histórico del Hospital General o Muvim.
Ha tenido que ser la propia Cofradía y la Fundación Hortensia Herrero los que han tenido que emprender unas actuaciones urgentes, para así evitar la ruina de una de las más hermosas y extraordinarias ermitas que hay en Valencia ciudad.
Lo peor es constatar la falta de respeto del arquitecto con la labor desarrollada por la Fundación y la Cofradía,
Por cierto, no es verdad que desaparezcan árboles en el entorno de la ermita. Lo que sí se puede constatar por cualquier ciudadano, es que junto al Muvim se ha construido un alicatado en donde había un yacimiento arqueológico de singular valor (hoy desaparecido) sin que la Dirección General de Patrimonio Cultural moviese un dedo al respecto. 
 No hay nada peor que dejar un jardín tan emblemático en manos de un arquitecto. Estos proyectos tan complejos y donde hay tantos bienes singulares, deben ser acometidos y supervisados siempre por un equipo multidisciplinar, que se atenga y cumpla con la legislación, a la vez que se otorga a los propios afectados, voz y voto en todo el proceso de redacción y ejecución del proyecto destinado a la rehabilitación y puesta en valor del bien.
 Existen unas normas legales y unas recomendaciones de la UNESCO para evitar que los jardines históricos pierdan su sentido, su valor y su esencia original, aunque en el Jardín del Muvim parece que las instituciones competentes valencianas y el Premio Nacional de Arquitectura Sr. Vázquez Consuegra han demostrado su total ignorancia, cuando no desprecio hacia la memoria histórica.

Antonio Marín Segovia
Secretario Portavoz de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural