miércoles

César Guardeño: “La administración es la primera que incumple íntegramente la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano”

En esta ocasión desde la curiosa mirada de Hipatia queremos acercarles a una asociación que lucha activamente, sin pausa ni tregua, por el patrimonio valenciano, defendiendo con ello nuestra historia y arte. Para ello, hemos tenido el honor de hablar con César Guardeño, presidente de la Asociación Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultura, quien además de hablarnos de la propia plataforma ha desnudado el estado del patrimonio valencia y la incompetencia del gobierno de la Generalitat.

Es el mismo Guardeño quien antes de entrar en materia indica cómo empezó a dedicarse a esta ardua defensa de nuestro patrimonio valenciano. “Con el paso del tiempo y debido a mi profesión como Guía de Turismo, en la que estoy en contacto con la realidad del patrimonio cultural a diario, pude comprobar el deterioro, el abandono y el vandalismo que sufría nuestro patrimonio sin que la administración pública valenciana pusiera medios para solucionarnos. A pesar de mis continuas reclamaciones seguían sin mover un dedo”. Ante esta laxa actitud, durante estos últimos cuatro años Guardeño creó y administró el blog ConoceValenciaPaseando, con el fin de dar a conocer el rico patrimonio cultural de Valencia y, así entablar contacto con otras personas preocupadas por el estado de abandono y degradación del mismo. “La búsqueda de otras soluciones para estos graves problemas hizo que través de la red conociera a Antonio Marín, máximo responsable de Cercle Obert, con quien pude compartir inquietudes y encontrar otros caminos para intentar solucionar la grave falta de cuidado y gestión que sufre el patrimonio cultural de l@s valencian@s. La colaboración mano a mano durante estos últimos años nos condujo a crear esta asociación, conjuntamente con otros compañeros de licenciatura y otras personas con sensibilidad hacia el patrimonio, y formalizar un proyecto de defensa y difusión del mismo”.

A continuación les dejamos con la entrevista realizada al mismo César Guardeño para que conozcan, descubran más de la realidad de nuestro patrimonio, y la gran labor de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural.

Para aquellos que no os conozcan, ¿qué es Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural?

Es una Asociación compuesta por Licenciados en Historia del Arte, Antropología, y personas de otras ramas de las humanidades que surge de otro Círculo, Cercle Obert, una asociación veterana en la defensa del patrimonio cultural valenciano que a partir de ahora se encargará de otros asuntos y problemáticas sociales. Nuestra joven asociación toma el relevo en la defensa y difusión del patrimonio cultural de la ciudad de Valencia.

En el nombre propio de la Asociación aparecen recogidos nuestros dos máximos objetivos. Por un lado la defensa del patrimonio, olvidado por una administración valenciana que incumple sus funciones, y por el otro la difusión de una buena parte del mismo, que al estar olvidado y desatendido corre el peligro de una mayor degradación cuando no el riesgo de desaparecer.

¿Cómo actuáis desde la asociación?

Si bien usamos activamente el blog y las redes sociales para poner encima de la mesa los problemas de nuestro patrimonio, nuestra actividad va más allá de la mera denuncia virtual. Consideramos que sólo con notas de prensa o con el hecho de estar quejándose continuadamente no se va a ninguna parte. Para nosotros ambas opciones anteriores son completamente estériles e insuficientes. Por ello, buscamos siempre la comunicación directa con la Administración Pública Valenciana a través de escritos, pasados previamente por Registro General de Entrada, con los que les comunicamos las irregularidades, deficiencias y problemas que sufre nuestro patrimonio; les exigimos el cumplimiento de la legislación vigente sobre patrimonio cultural y proponemos alternativas para la mejora en la gestión y difusión del mismo.

¿Cuál es el estado del patrimonio en la ciudad de Valencia?

Aunque nuestra ciudad dispone de un abanico de elementos patrimoniales como muy pocas pueden hacerlo, lamentablemente parte del mismo permanece en la sombra, abandonado o cuando no en estado de ruina.

Un claro ejemplo son las Alquerías del Moro (BIC), la de la Torre y la de Falcó; el Museo de Bellas Artes San Pío V; la fábrica de mayólicas de La Ceramo; la muralla islámica del Barrio del Carmen; o el entorno de la Lonja de los Mercaderes (Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 1996) por citar sólo algunos ejemplos. La lista es muy extensa y se puede comprobar en el gran número de posts que hemos dedicado a los mismos a lo largo de estos años.
Todo este patrimonio presenta un estado de degradación y abandono intolerables en una ciudad que dice preocuparse por el estado de sus bienes culturales.

Nuestro patrimonio sufre también constantes actos de vandalismo a través de los muchos grafitis y pintadas que se realizan en los diferentes monumentos protegidos por la ley tales como puentes, torres, ruinas arqueológicas, esculturas, etc.

La falta de señalización e información adecuada en los elementos patrimoniales es otro caballo de batalla. Restos tan valiosos como los de la muralla islámica están sin señalizar. Una persona que pasee por el Carmen puede encontrarse con lienzos de muralla y torres del siglo XI sin saber que son, puesto que no hay ni carteles ni información que lo indique.

¿Creéis que las autoridades competentes desatienden el patrimonio valenciano?

Evidentemente sí. Empezando por la difusión, ya que poca gente sabe que todos los monumentos y edificios incoados como Bien de Interés Cultural (BIC) tienen la obligación de abrir al menos 4 días al mes para que su valioso contenido pueda ser admirado y conocido por l@s ciudadan@s . Hay un gran número de edificios y palacios que están incumpliendo lo que marca la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano 4/1998 y la administración pública competente en la materia no está moviendo un dedo para hacerla cumplir a los propietarios. Se da la paradoja que algunos de estos palacios son propiedad de la propia administración y con esta actitud demuestran que no están interesados en que se conozcan.

Afortunadamente salió en prensa hace unos días una sentencia judicial que obliga al Ayuntamiento de Valencia a abrir al público el Palacete de Monforte los días que marca la Ley. Esto abre una vía para exigir a los poderes públicos que cumplan y hagan cumplir las leyes de patrimonio cultural.

Si hablamos de la protección y recuperación de una parte importante del patrimonio es todavía peor. La administración es la primera que incumple íntegramente la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano, además de ser incapaz de hacer cumplir a los propietarios particulares de algunos bienes con las obligaciones que les marca la propia Ley y que está llevando a un estado de ruina a buena parte del mismo. Tres claros ejemplos serían La Ceramo, Bombas Gens y la Alquería de Falcó.

¿Cuáles serían los puntos calientes actualmente?

El Centro Histórico de la Ciudad es un punto caliente en sí. Si paseas por el barrio del Carmen y ves los restos islámicos de la muralla te llevas las manos a la cabeza. Ruina, degradación y abandono sería decir poco.
Hace poco más de un mes tuvimos la oportunidad de realizar una visita organizada conjuntamente con el colectivo Xarxa Urbana, autores de la conocida Ruta del Despilfarro, y mostramos algunos de estos puntos. Los más de 60 asistentes a la misma mostraron su incredulidad durante todo el recorrido al ver tanto patrimonio y edificios en ruina.

El estado de abandono, la falta de inversión y la no ejecución de la 5ª fase de ampliación del museo de Bellas Artes San Pío V también están en el ojo del huracán. Su fachada, desde hace años llena de mallas protectoras ante el riesgo de desprendimientos y las goteras del 2º piso, que convivían con las valiosas obras de arte, son para sonrojar la cara a los responsables de su estado además de denunciarlos ante la Fiscalía.

¿Cómo creéis que se podría paliar?

Creyéndoselo, actuando y cumpliendo las leyes.
Tenemos la sensación de que nuestra administración ni valora ni ama el patrimonio que atesoramos y mucho menos se lo cree. Es un mero accesorio para lucirse en un momento dado y no para acrecentarlo y ponerlo a disposición del interés de l@s ciudadan@s. La falta de preparación e interés de los responsables en esta área es más que evidente y por lo tanto se tendría que dar paso a profesionales verdaderamente cualificados y no aquellos que están siendo puestos a dedo por el mero hecho de pertenecer a un partido político u a otro. A los profesionales que están al cargo se les tiene que dejar trabajar de forma independiente y sin ninguna presión partidista de por medio.

Además, las políticas culturales actuales son nefastas y las partidas presupuestarias no van en la dirección correcta, cuando no se despilfarran. No se pueden dedicar miles de euros a organismos obsoletos e inoperantes como el Consell Valencià de Cultura, órgano asesor de la Generalitat Valenciana en materia de Cultura y cuyos informes no son vinculantes, y sin embargo dejar en estado de ruina a un edificio del siglo XIV como la Alquería del Moro porque nunca hay fondos para intervenir.

Creemos que a la hora de intervenir sobre el patrimonio y destinar estos fondos deberían prevalecer los edificios o monumentos que estén en estado de ruina, para evitar su total desaparición, y no otros edificios o monumentos que se encuentran en buen estado y no necesitan de forma urgente esa pequeña reforma o intervención. La administración debe actuar y no dejar correr el tiempo, pues este juega en contra de los bienes. La desgana y la desidia son intolerables para un organismo público.
Por último, consideramos que la administración debería establecer un diálogo directo con aquellas asociaciones y personas que puedan aportar algo para la mejora de la gestión, la conservación y la difusión del patrimonio, en lugar de enrocarse en su posición y hacer oídos sordos a las propuestas, sugerencias y reclamaciones que les remitimos. También deberían contestar a los escritos que presentan los ciudadanos por Registro General de Entrada, tal y como les obliga la Ley, y no ofrecer el silencio como respuesta, como ya hemos remarcado varias veces en nuestro blog.

¿Objetivos para el 2013?

Aunque tenemos muchos frentes abiertos, tenemos marcados como objetivos principales que se inicien de una vez por todas las obras de ampliación del Museo de Bellas Artes San Pío V (la conocida como 5ª fase); la rehabilitación de las Alquerías del Moro y de la Torre, tema que actualmente está en manos de la Fiscalía Provincial de Valencia; la intervención y rehabilitación integral de los restos de la muralla islámica del Carmen, así como de todo el barrio; la peatonalización definitiva del entorno de la Lonja de los Mercaderes; o la aprobación definitiva de todos los Planes Especiales de Protección de los BICs de la ciudad de Valencia.
Continuar y ampliar las rutas que estamos llevando a cabo conjuntamente con Xarxa Urbana sobre la Cara Oculta del Centro Histórico. El próximo sábado 19 realizaremos un segundo recorrido para denunciar el abandono y la degradación del patrimonio de la ciudad; la falta de contenidos didácticos y una buena difusión del mismo; el trato de favor a una parte exclusiva del patrimonio mientras el resto permanece en el olvido y los Bienes de Interés Cultural que incumplen con el régimen de visitas que obliga la Ley, entre otros muchos temas.

Por A.C.