sábado

Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural solicita el cese de todos los altos cargos de Cultura, responsables de la "no localización de 14 cuadros", cedidos irregularmente al Monasterio del Puig.

Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural considera imprescindible el cese de todos los altos cargos de Cultura, responsables de la "no localización de 14 cuadros", cedidos irregularmente al Monasterio del Puig.

La “no localización de 14 cuadros”, que son propiedad del Museo de Bellas Artes San Pío V de Valencia, debe ser motivo suficiente para que la titular Consellería de Educación, Cultura y Deporte, María José Catalá, proceda a destituir inmediatamente a la Directora General de Cultura, al Secretario Autonómico de Cultura y a Paz Olmos, directora de la segunda pinacoteca de España, por la negligente e ineficiente forma de gestionar, sin olvidar iniciar una investigación interna, que depure otras responsabilidades entre aquellos altos funcionarios, que tienen el cometido de controlar y vigilar el Patrimonio Cultural Valenciano, ajustándose a lo preceptuado legalmente.

La asociación Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural, también estima imprescindible, ante la grave situación de abandono y desidia que sufre gran parte del Patrimonio Cultural existente en el territorio de la Comunidad Valenciana, que la Generalitat Valenciana debe iniciar una completa y profunda reestructuración de la Dirección General de Cultura, a fin de acabar con la inadmisible inercia y pasividad que sufre el Museo de Bellas Artes San Pío V y la intolerable ausencia de vigilancia y control que padecen gran parte de los monumentos y conjuntos protegidos oficialmente.

Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural recuerda que el Patrimonio Cultural no es propiedad de la Generalitat Valenciana o de los municipios de nuestra Comunidad Valenciana, tal y como acertadamente lo expresa el Fiscal Superior de Andalucía, Jesús García Calderón. Somos, única y exclusivamente, los ciudadanos presentes y futuros los verdaderos y únicos propietarios del Patrimonio Cultural, encontrándose provisionalmente depositado ese legado en manos de las autoridades culturales, quienes tienen el deber ineludible de preservarlo, acrecentarlo, cuidarlo y conservarlo adecuada y satisfactoriamente para así ser disfrutado pacíficamente por la colectividad, con objeto de ser transmitido en buen estado a las generaciones futuras.

La asociación por la defensa del patrimonio valenciano, reclama que la Generalitat Valenciana asuma de una vez que el Patrimonio Cultural debe ser gestionado por verdaderos profesionales, ajenos a las guerras partidistas, estimando idóneo que es imprescindible convocar sendos oposiciones, para que la dirección del Museo de Bellas Artes y del IVAM, principales espacios museísticos valencianos, puedan recaer en auténticos profesionales cualificados y de prestigio, tal y como establece el Consejo Internacional de Museos – ICOM

Por último, la plataforma en defensa del Patrimonio Cultural, exige una mayor coordinación entre los ayuntamientos, las diputaciones, el gobierno central y la Generalitat Valenciana, a fin de diseñar e impulsar un plan destinado a la rehabilitación y puesta en valor del Patrimonio Cultural, haciendo hincapié en la vigilancia y reutilización de los bienes, que redunden y beneficien a la colectividad de una manera directa, propiciándose la participación ciudadana en todas las fases del proceso.

Valencia, a 3 de agosto de 2013

CÍRCULO POR LA DEFENSA Y DIFUSIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL