miércoles

Que el Síndic de Greuges no se preste al juego sucio e ilegal de la Dirección General de Cultura

Llevamos mucho tiempo formulando diversas quejas sobre posible inactividad y presunta negligencia a la hora de dar efectiva protección a bienes culturales de la Generalitat Valenciana, y estamos recibiendo respuestas totalmente absurdas y baladís, remitidas por el Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana.

Si formulamos quejas concretas que afectan a bienes culturales específicos, nos parece intolerable que la Dirección General de Cultura y su Directora nos responda con asuntos que faltan a la verdad, son banales e irrelevantes y, además, están fuera de contexto.

Pero lo peor es ver y comprobar que el propio Síndic de Greuges no llama la atención y al orden al organismo administrativo que responde con todo tipo de disparates, falacias... alimentando comportamientos irresponsables que ayudan a degradar, expoliar y destruir valiosos elementos y conjuntos protegidos de nuestro PATRIMONIO CULTURAL.

Rogamos encarecidamente que el Sindic de Greuges no se preste al juego sucio y se limite a recordar a la Dirección General de Cultura y al resto de instituciones públicas sus obligaciones y deberes legales para con los colectivos y ciudadanos que denunciamos con argumentos, posibles expolios e inactividades de la administración pública.

La Consellería de Educación, Cultura y Deportes lleva mucho tiempo faltando a la verdad ante el propio Síndic, reteniendo y dilatando en el tiempo nuestras denuncias y quejas, iniciativas y propuestas, favoreciendo el expolio, saqueo y destrucción de numerosos bienes culturales.

Consideramos inadmisible que el Síndic de Greuges se preste a seguir el juego sucio que lleva realizando un año la actual Dirección General de Cultura.

Si persisten en esos comportamientos por parte del Síndic de Greuges y de la Dirección General de Cultural, y se siguen negando a tomar medidas eficientes, ajustadas a Derecho y a responder en tiempo y forma, centrándose en el tema central de nuestras quejas, nos veremos en la obligación y en el deber de emprender acciones judiciales.

Atentamente, 

Antonio Marín Segovia
CERCLE OBERT DE BENICALAP