miércoles

El Síndic de Greuges nos da la razón y llama al orden a la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte

Buenas tardes blogger@s,
 tras más de un año de enviar decenas de escritos al Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana, finalmente nos ha dado la razón y ha RECOMENDADO al a Conselleria de Educación, Cultura y Deporte de la Generalitat Valenciana que extreme al máximo sus deberes legales, dictando una resolución motivada en contestación a todas y cada una de las cuestiones planteadas por nuestra asociación en relación a los diferentes escritos sobre el BIC de la muralla árabe de Valencia (Torre del Ángel y lienzo de la Calle Salinas) y que han sido ignorados de forma reiterada y sistemática, desviando la atención en asuntos superfluos, que nada tienen que ver con los temas tratados y trasladando siempre la responsabilidad de atender en primera instancia a las demás administraciones, mientras estas hacen lo propio con los escritos recibidos.
 La Dirección General de Cultura y su directora, Marta Alonso, han tenido una actitud "que no es lo suficientemente respetuosa con los derechos de los promotores de la queja", que viene repitiéndose de forma crónica en muchos de los temas del Patrimonio Cultural Valenciano.
 Esperamos que después de este "toque de atención" la Sra. Marta Alonso respete el ordenamiento jurídico vigente y cumpla con todas y cada una de las obligaciones que marca la ley, tal y como se lo hemos indicado en múltiples ocasiones, pues no deben olvidar que trabajan por y para l@s ciudadan@s y no para su intereses políticos y partidistas.
 Si la Conselleria de Cultura persistiera de nuevo en esta actitud negligente, e irresponsable, así como en contestarnos de la forma tan irrespetuosa como lo ha venido haciendo hasta la fecha, nuestra asociación no dudará en tomar las acciones legales oportunas para sentar en el banquillo a todos y cada uno de los cargos políticos, técnicos, funcionarios y demás responsables que puedan estar siendo cómplices de un presunto delito de prevaricación en comisión por omisión.

Un saludo y leed detenidamente los dos documentos. No tienen desperdicio...