martes

La Quinta de Nuestra Señora de las Mercedes o Casino del Americano (Segunda entrega)

Buenas tardes blogger@s,

antes que nada queremos agradecer a todos nuestros seguidores la gran acogida que ha tenido el post sobre el Casino del Americano. En poco más de 24h se ha convertido en la noticia más leída de toda la historia del blog, con más de 5000 lecturas. 

Cuando entramos por primera vez, acompañados de nuestro buen amigo Roberto Tortosa, de la Valencia Insólita, y equipados con los cascos y las linternas no sabíamos lo que íbamos a encontrar en el interior de este palacete. Tampoco sabíamos el enorme interés que iba a despertar entre los lectores del blog, al ser un inmueble tan desconocido y que además se encuentra muy apartado del núcleo urbano, entre los límites de Valencia y Burjassot.

Para nosotros ha sido también un gran descubrimiento, puesto que apenas teníamos un par de fotos de su interior tomadas desde los diferentes agujeros que iban apareciendo en puertas y ventanas. Desde allí ya pudimos comprobar que algunas de las habitaciones estaban completamente quemadas y arrasadas. Así que cuando atravesamos la puerta por primera vez, alumbrándonos con las linternas, todo lo que iba apareciendo ante nuestros ojos era completamente nuevo.

Las únicas descripciones que teníamos de su interior eran testimonios orales de amigos que lo habían conocido como el Saudí Park y el magnífico y detallado trabajo de Ana María Reig, quien recogía el testimonio de la última propietaria sobre la decoración del techo de la escalera principal. Es en este punto cuando comprobamos por primera vez la identidad real de los cuatro personajes de las pechinas, identificados hasta la fecha como los cuatro conquistadores, tal y como indicamos en el anterior post.

Os dejamos más imágenes del interior a la espera de que, tal y como nos aseguraran ayer mismo desde el Ayuntamiento de Valencia, se pongan en marcha unas obras precautorias que están ya adjudicadas y presupuestadas.

Un saludo...

El texto y las imágenes son propiedad de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural, no permitiéndose su reproducción total o parcial sin citar las fuentes y a los autores originales al estar bajo licencia Creative Commons 3.0. Nuestra entidad no tiene ánimo de lucro, pero exige un mínimo de respeto y comportamiento ético y profesional a los medios de comunicación, partidos políticos, asociaciones cívicas, fundaciones… a la hora de apropiarse de nuestro trabajo y esfuerzo de años.

domingo

Exclusiva: La Quinta de Nuestra Señora de las Mercedes o Casino del Americano por dentro por primera vez

Buenas tardes blogger@s,

tras muchos años intentando ver el interior del Casino del Americano, finalmente hemos podido acceder y comprobar el estado en el que se encuentra. Completamente quemado, en ruinas y lleno de basuras y de las fundas de los cables de cobre robados que se guardaban en su interior. Igualmente, hemos podido despejar una de las incógnitas que nos rondaba desde hace tiempo. El estado de las pinturas que decoran las pechinas de la cúpula principal y a quién o quiénes estaban dedicadas. Hasta la fecha se creía que las 4 personas representadas eran los conquistadores de América. Ahora sabemos que los 4 personajes son: Cristóbal Colón; Diego Velázquez; Gonzalo Fernández de Córdoba y Miguel de Cervantes. 

Os dejamos en exclusiva las imágenes de su interior para que veáis como era esta finca de recreo o palacete indiano construida en 1869 por el maestro de obras Manuel Piñón por encargo de Joaquín Megía para su mujer Mercedes González-Larrinaga. 

Un saludo...

El texto y las imágenes son propiedad de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural, no permitiéndose su reproducción total o parcial sin citar las fuentes y a los autores originales al estar bajo licencia Creative Commons 3.0. Nuestra entidad no tiene ánimo de lucro, pero exige un mínimo de respeto y comportamiento ético y profesional a los medios de comunicación, partidos políticos, asociaciones cívicas, fundaciones… a la hora de apropiarse de nuestro trabajo y esfuerzo de años.