lunes

Carta abierta a la Sra. Carmen Amoraga y a la Conselleria de Cultura

Estimada Sra. Amoraga,

tras la última recomendación emitida por el Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana, en relación con la regulación del Régimen de Visitas de los BICs de la ciudad de Valencia y ante el descontento por nuestro "tono beligerante" que muestra como Directora General de Cultura y Patrimonio, pasamos responderle mediante esta vía, para aclarar una serie de cuestiones que parece ignorar:

Nuestra asociación nace en el año 2012 y hasta la fecha hemos realizado centenares y centenares de denuncias ante las diferentes administraciones públicas valencianas con competencias en materia de patrimonio, teniendo que haber acudido al Síndic de Greuges en casi 150 ocasiones, órgano que nos ha dado la razón en el 99,99% de las veces, dándonosla el restante 0,01% cuando nos ha tocado reabrir los expedientes anteriormente cerrados. Decenas de recomendaciones emitidas al respecto no son fruto de la casualidad sino de un comportamiento y actitud negligentes por parte de unas administraciones públicas denunciadas hasta la saciedad y que siguen sin cumplir y acatar con el ordenamiento jurídico vigente.

Durante todo este tiempo la Dirección General de Cultura y Patrimonio, de la que es usted ahora Directora, no ha mostrado NUNCA ningún respeto ni consideración por nuestra labor, no habiéndose dignado ni tan sólo a cumplir con la legislación vigente a la hora de dar respuesta directa a nuestras quejas en el plazo de 3 meses y comunicarnos la correcta recepción de las mismas en el plazo de 10 días. Cuando lo han hecho, cosa que se puede contar con los dedos de la mano y nos sobrarían la mitad, lo han realizado por correo ordinario y no certificado con comprobante de entrega, lo han enviado a otras direcciones (dirigiéndose a Cercle Obert porque su predecesora en el cargo y los técnicos que la asesoraban se sacaron de la manga que éramos todos los mismos y que pertenecíamos a las 2 asociaciones a la vez). Han recibido decenas de recomendaciones al respecto por parte del Síndic de Greuges, las han aceptado y sin embargo, continúan incumpliéndolas y por lo tanto, faltándonos de nuevo al respeto y, lo que es más grave, haciendo dejación de funciones al aplicar el silencio administrativo positivo o negativo una y otra vez.

Su institución se ha dirigido durante muchos años a la persona que ocupa el cargo de Presidente de nuestra asociación como "quien dice ser el Presidente" o dirigiéndose a él como persona física y no con el cargo que representa dentro de nuestra entidad. Eso, Sra. Amoraga, es también una falta de respeto y un menosprecio inadmisible por parte de los técnicos que les redactan las respuestas. 

De la misma forma, Sra. Amoraga, le recordamos que los técnicos y funcionarios de su Dirección General tienen una FUNCIÓN IN VIGILANDO que no están realizando. Sabemos de sobra que en estos momentos no hay ninguna persona de la Conselleria realizando esta labor, yendo por las calles de la ciudad, inspeccionando, vigilando, etc. Y esto es así desde hace años, puesto que durante el juicio por el BIC del Jardín de Monforte en 2011, Ricardo Sicluna declaró que la Conselleria de Cultura no tenía un servicio de vigilancia que detectara obras irregulares en la calle por lo que actúan cuando hay una denuncia. No había pues ni hay todavía personal debidamente cualificado que realice esa vigilancia y el estado de nuestro patrimonio a pie de calle. Han pasado ya 6 años desde aquello y seguimos igual. La falta de personal, medios, o recursos económicos no puede servir de excusa perpetua para no cumplir con las obligaciones que marca la ley.

Por ende, se vuelve a producir una dejación de funciones y competencias que les corresponde, aunque ni usted ni la personas que la asesoran lo vean así. Nosotros si que lo percibimos de esta forma y, es más, la infinidad de recomendaciones que les da el Síndic de Greuges nos respaldan plenamente para afirmar esto.

Para finalizar, Sra. Amoraga, recordarle que la actitud beligerante, de menosprecio y de una falta de respeto impropias de una administración pública, parte de ustedes, de su Dirección General. Si no está conforme con nuestro tono, debería mirar primero hacia atrás y revisar la historia desde el minuto uno. Igual entendería por qué nuestra asociación está más que harta, molesta, indignada y, hasta las narices, de la actitud de la Conselleria de Cultura y su Dirección General de Cultura y Patrimonio. Tenemos motivos de sobra para ello y lo saben.

Partiendo desde este punto y corrigiendo el rumbo y el comportamiento de su institución y de sus responsables, atendiendo con sus deberes en tiempo y forma y aceptando y cumpliendo de forma real con las recomendaciones que se les da sin más excusas ni dilaciones, supondría un primer e importante paso a tener en cuenta por nuestra asociación. 

Un cordial saludo.

César Guardeño Gil
Presidente Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural