martes

Tiran por "error" en un vertedero de Moncada un altar del siglo XIX

Buenos días blogger@s,

Terrible. Una noticia triste y lamentable que vivimos en primera persona el pasado 30 de junio y que sale ahora a la luz tras un silencio vergonzoso e inadmisible por parte de los responsables del Ayuntamiento de Moncada.

El titular del Levante lo califica de "error", pero sabemos perfectamente que se trata de una negligencia e imprudencia máximas con unos responsables que hasta la fecha no habían dado la cara y que además, alguno de ellos lo negó todo en su momento, pidiendo ahora que no se "politice" el asunto, tirando balones fuera y faltando de forma manifiesta a la verdad.

El asunto arranca con unas fotografías que nos llegan desde Moncada, aproximadamente hacía las 11h del viernes 30 de junio, advirtiendo de la presencia en el vertedero municipal de la localidad de parte de un altar antiguo de madera policromada y, supuestamente, perteneciente a la Fábrica Garín de Moncada.

Automáticamente enviamos estas imágenes a nuestras fuentes y consultamos el origen de las mismas, comprobando que, efectivamente, se trataba de parte del altar que la fábrica Garín tenía en su sede de Valencia, en la calle Quart, y que era una pieza de mediados del siglo XIX. Las fotografías mostraban la parte central rematada con una cúpula y dos hornacinas laterales, todas ellas policromadas.

A continuación volvimos a contactar con la persona que nos envío las fotos para comprobar la veracidad de las mismas y nos confirmó que éstas continuaban en el vertedero, volviéndose a acercar al mismo para volverlo a comprobar in situ. Las imágenes no dejaban lugar a dudas.

Una vez recopilada, revisada y comprobada toda la información relativa a estos hechos, contactamos aproximadamente hacía las 13:55 con el coordinador de espacios museográficos de Moncada, Josep Burriel, quien se sorprendió de que hubiesen tirado parte del altar, calificando estos hechos de "lamentables". Al rato, al igual que ha hecho hoy en prensa, negó que ninguna parte del altar de Garín estuviera en el vertedero y nos envió una imagen de todo el altar, asegurando que se encontraba a buen recaudo y no en la basura.

A raíz de esto volvimos a contactar con la persona que a las 11h, habiendo transcurrido ya más de 3 horas desde el primer aviso, nos envío las fotos. Nos juró y perjuró que parte del altar seguía en el vertedero y nos dijo que a las 15:30h se volvería a acercar al mismo para fotografiarlas de nuevo.

Hacía las 15:40h nos enviaron nuevas imágenes en las que se podía ver claramente que parte del altar estaba allí y no a buen recaudo y en almacenes municipales tal y como aseguraba Josep Burriel. Estaba pues mintiendo y negando unos hechos más que probados de manera lamentable, cuando todo se podía haber resuelto a las 14h y no más de 2 horas después.

Viendo que el responsable lo iba a seguir negando todo y que no iba a hacer nada al respecto decidimos dirigirnos directamente a uno de los Concejales del Ayuntamiento de Moncada, Vicente Conejero, para que acudiera algún responsable del ayuntamiento urgentemente a retirar y salvaguardar las partes del altar que llevaban casi 5 horas (y no 30-45') en el vertedero, a la intemperie y dándoles el sol. Era un viernes por la tarde y las piezas corrían serio peligro.

Inmediatamente se dio la orden a los operarios de la brigada para que acudieran a recoger las partes del altar de la fábrica Garín que de forma negligente habían terminado en la basura. En poco más de 30' se nos informó que todo estaba solucionado, agradeciéndonos el aviso e informándonos que el lunes nos llamarían para hablarlo todo tranquilamente. Ha pasado más de un mes y silencio absoluto.

Se está intentado quitar hierro al asunto, minimizando el problema e, incluso, negándolo todo por parte de los supuestos responsables de velar por el patrimonio cultural de Moncada. Resulta vergonzoso que los culpables no asuman responsabilidades del grave error que podría haber supuesto la destrucción de parte de un altar único de mediados del siglo XIX si no hubiera sido por la persona que nos envío las fotografías y nuestra posterior denuncia. Si nos hubiéramos creído las mentiras de Josep Burriel hoy estaríamos hablando de un altar con tres piezas menos.

La Sra. Alcaldesa del Ayuntamiento de Moncada está obligada a depurar responsabilidades y a apartar del cargo a las personas que por acción u omisión permitieron que parte del altar acabara en el vertedero municipal durante más de 5h, y no 30-45'.

Hoy sentimos una profunda vergüenza e indignación, no sólo por los hechos relatados, sino también por las mentiras, falsedades y declaraciones de algunas de las personas implicadas en este turbio asunto. Más lamentable todavía que se intente colgar el muerto a los operarios que siguen las órdenes de las personas que tienen por encima. Debe de haber un responsable que vigile y supervise estas órdenes. No nos vale tacharlo de "error". Es una negligencia.

Además, repetir hasta la saciedad que no estaba inventariado no es escusa para tirar nada y más cuando el propio Josep Burriel conocía de sobra la existencia del altar a tenor de las imágenes del mismo asegurando que estaba entero y de una pieza. El responsable máximo es el técnico de ayuntamiento encargado de este espacio, quien además está en la obligación y el deber de velar y supervisar de que esté en condiciones y no le pase nada a este altar, esté o no esté inventariado, cuando alguien de las brigadas comete el supuesto "error". El altar y sus hornacinas son lo suficientemente llamativas como para confundirse con un tablero con carcoma, una silla o una caja. No es para nada creíble que alguien se "confunda" y decida tirar las tres piezas al vertedero.

Por último, el altar estaba amontonado en la segunda nave de la fábrica Garín de Moncada, ordenándose su traslado al almacén porque se iban a iniciar las obras en esa nave. Por ello, se solicitó que durante el traslado el mismo no se dividiera y se trasladara en conjunto. Se documentó fotográficamente todo el traslado y una vez en la nave se le quitó el polvo, se colocó y se le puso el plástico. Brigada de obras tuvo conocimiento de todo esto, puesto que debido a su peso se cargó en un camión. El resto de cosas que nos cuenten son sólo escusas baratas, además de un comportamiento irresponsable y negligente.

Veremos cuáles son las consecuencias de todo esto.

Un saludo...


 Imágenes enviadas por Josep Burriel, coordinador de espacios museográficos del Ayuntamiento de Moncada para justificar que no se había tirado ninguna de las piezas del altar

13:55h: ¿Lo han tirado? ... 13:57h: No sabía nada, lamentable... (Josep Burriel)