martes

Las Atarazanas del Grao de Valencia víctimas del vandalismo

Buenas tardes blogger@s,

no basta con gastarse 18.000, 20.000 o 30.000€ en limpiar las pintadas y destrozos ocasionados por los actos vandálicos. No es suficiente. Lo acabamos de comprobar en el BIC de las Atarazanas del Grao de Valencia.

Para atajar estos comportamientos delictivos y por lo tanto imputables penalmente, se debe educar y concienciar en el respeto por el patrimonio cultural, pero sin dejar de lado las fuertes sanciones económicas, la reparación de los daños causados, amén de correspondiente responsabilidad civil e incluso penal y la prevención a través de la vídeo vigilancia.

Desafortunadamente, vivimos en una sociedad donde existen individuos profundamente irrespetuosos con nuestro patrimonio y por lo tanto es inviable seguir con la actitud de buenismo y con la tibieza con la que se lleva actuando desde hace muchos años. 

Es hora de ser duros y contundentes con aquellas personas que son incapaces de respetar ni el patrimonio cultural público ni el privado. Su mantenimiento y limpieza nos cuesta a los contribuyentes demasiado. Y ya no sólo hablamos del aspecto económico, si del moral, del estético, etc.

No podemos consentir que la situación continúe así. Hay que cortarlo de raíz y de forma urgente. No hay más escusas. No hay más tiempo. No hay más oportunidades.

La concejal de Cultura, Glòria Tello, ya conoce nuestro punto de vista y nuestra opinión al respecto. Se lo hemos dicho en persona varias veces.

Ha llegado el momento del lenguaje del PALO. Es el único que se va a entender.

Un saludo...

El texto y las imágenes son propiedad de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural, no permitiéndose su reproducción total o parcial sin citar las fuentes y a los autores originales al estar bajo licencia Creative Commons 3.0. Nuestra entidad no tiene ánimo de lucro, pero exige un mínimo de respeto y comportamiento ético y profesional a los medios de comunicación, partidos políticos, asociaciones cívicas, fundaciones… a la hora de apropiarse de nuestro trabajo y esfuerzo de años