miércoles

Recomendaciones del Síndic de Greuges al Ayuntamiento de Valencia por el estado de la Estación de FEVE de Nazaret

Buenas tardes,

el Síndic de Greuges ha emitido las primeras recomendaciones, dirigidas al Ayuntamiento de Valencia (Concejalía de Urbanismo), por el estado de abandono y degradación de la antigua Estación de FEVE (BRL), situada en Nazaret.

El pasado mes de diciembre de 2017 denunciamos la degradación y ruina de un bien protegido como BRL. Un edificio que lleva décadas abandonado sin que ninguna de las administraciones públicas valencianas, pasadas y presentes, se haya tomado la molestia de intervenir, en acorde a la numerosa legislación patrimonial y urbanística vigente, para revertir una situación intolerable.

Estación de FEVE (Nazaret). Foto: Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural

La respuesta del Ayuntamiento de Valencia fue ejecutar, subsidiariamente además (ya nos explicará algún día el consistorio la rapidez en algunos casos y en otros no), unas obras precautorias (obligatorias por Ley y que se deberían haber ejecutado hace lustros y sin una denuncia por nuestra parte) de seguridad a costa de la propiedad.

Sin embargo, nuestro consistorio vuelve a obviar, ignorar y pasar por alto el ARTÍCULO 180. DEBER DE CONSERVACIÓN Y REHABILITACIÓN E INSPECCIÓN PERIÓDICA DE EDIFICACIONES, DE LA LEY 5/2014, DE 25 DE JULIO, DE LA GENERALITAT, DE ORDENACIÓN DEL TERRITORIO, URBANISMO Y PAISAJE, DE LA COMUNITAT VALENCIANA, está en la obligación y el deber legal de MANTENERLA EN CONDICIONES DE SEGURIDAD, SALUBRIDAD, ORNATO PÚBLICO Y DECORO, REALIZANDO LOS TRABAJOS Y OBRAS NECESARIOS PARA CONSERVAR O REHABILITAR EN ELLOS LAS CONDICIONES IMPRESCINDIBLES DE HABITABILIDAD, SEGURIDAD, FUNCIONALIDAD O USO EFECTIVO QUE PERMITIRÍAN OBTENER LA LICENCIA ADMINISTRATIVA DE OCUPACIÓN PARA EL DESTINO QUE LES SEA PROPIO.

Así pues, las obras llevadas a cabo por el Ayuntamiento de Valencia no garantizan en absoluto LAS CONDICIONES IMPRESCINDIBLES DE HABITABILIDAD, SEGURIDAD, FUNCIONALIDAD O USO EFECTIVO. La estación de FEVE continúa cerrada, sin uso y sin la licencia de ocupación para el destino que le sea propio. Por ende, no está atendiendo correctamente a todas y cada una de las cuestiones planteadas en la queja realizada en diciembre de 2017.

Recordamos e insistimos que lo que solicitamos al Ayuntamiento de Valencia fue que tomara las medidas legales oportunas y precisas para PROTEGER, CONSOLIDAR, LIMPIAR, PROCEDER A LA REHABILITACIÓN INTEGRAL Y PONER EN VALOR EL BRL DE LA ANTIGUA ESTACIÓN DE FEVE Y SU ENTORNO DE PROTECCIÓN y evitar así una mayor degradación, deterioro, abandono y ruina.

Pero hasta la fecha, el Ayuntamiento de Valencia sólo ha tramitado el correspondiente expediente para la subsanación de deficiencias y/o patologías respecto del inmueble referenciado, pero no ha procedido a cumplir íntegramente con el ARTÍCULO 180 DE LA LOTUP, y mucho menos con la legislación patrimonial a tratarse de un BRL.

Tampoco apreciamos que el Ayuntamiento de Valencia haya procedido a eliminar los elementos impropios: Cables e instalaciones superpuestos; Carpinterías; Alteración de huecos en fachadas; Pérdida de remates y antepechos; Hangar adosado, tal y como reflejamos en nuestra primera denuncia.

De la misma forma, Ayuntamiento de Valencia tampoco ha procedido a realizar la repristinación y/o modificación según: Reposición de carpinterías y restitución de huecos originales, remates y antepechos; Desmantelamiento del hangar y restitución de la antigua escalera de acceso, tal y como reflejamos en nuestra primera denuncia.

Por ello, consideramos administraciones públicas valencianas continúan haciendo caso omiso a sus obligaciones legales con el patrimonio cultural (público y/o privado), dejando hacer a los propietarios del bien lo que les da la gana, alimentando su ruina y degradación durante años por la probada negligencia de unos y otros y actuando, única y exclusivamente, cuando hay una denuncia por escrito. En caso contrario los bienes languidecen hasta que la lluvia les da el golpe de gracia. Así ya tienen excusa para culpar a alguien.

¡Maldita lluvia!

Un saludo...