miércoles

Los expertos tumban los mitos de Ausiàs March

El director del nuevo portal del poeta defiende que no fue un renacentista petrarquiano, ni homosexual ni nació en la Safor. "La musicalidad le interesaba un rábano", dice Alemany.

El problema de la fama es que suele ir pareja a mitos, leyendas y maledicencias. Si les pasa a los triunfitos de hoy, no va a ser menos quien lleva más de 500 años en la tribuna de glorias literarias. Como Ausiàs March (1400-1459), "el poeta más significativo de las letras catalano-valencianas medievales y uno de los más originales de la lírica europea antigua". Los calificativos los puso ayer, cuando se cumplían 550 años de su muerte, el catedrático de la Universidad de Alicante Rafael Alemany, al presentar el portal de internet que ha dirigido sobre el autor. El profesor tumbó además algunos de estos mitos que han acompañado durante años la vida y obra del poeta y que la investigación ha ido eliminando del debate, dijo a Levante-EMV.

Sucede así con la idea de que sus poemas son fundamentalmente biográficos y referidos a sus amantes concretas (tuvo cinco esposas) o con la teoría de que algunos de sus versos esconden un amor homosexual. Que algún joven lo siga tiene más que ver con que Ausiàs era halconero en l'Albufera que con un interés sexual, explicó siguiendo las tesis de Joan Ferraté y oponiéndose a las de Martí de Riquer.

Tampoco está Alemany -y así se refleja en el portal- con la opinión tradicional en Historia de la Literatura de que March nació en Gandia o Beniarjó, sino que "seguramente" fue en Valencia. Y en 1400, no en 1397. Es lo que han demostrado los estudios de Jaume Chiner (1999) y el profesor se ciñó a ellos en esta "polémica inútil".

Más vigencia tiene el debate sobre las influencias en Ausiàs. Suelen decir los libros de texto que rompió con la poesía trovadoresca, pero "no es así. Parte de esa herencia y la supera con elementos de reflexión moral, filosófica y con resonancias de su formación escolástica", sentenció el profesor y miembro de la Acadèmia Valenciana de la Llengua.¿Y Petrarca? Tampoco les une nada, según Alemany, pese a lo mucho escrito. "La poesía de March no tiene nada que ver con la de Petrarca", dijo. El valenciano "hace un cóctel de elementos medievales que lo hacen original, pero no es prerrenacentista ni renacentista. Sus intereses son medievales y la musicalidad [la base de la renovación petrarquiana] le importaba un rábano", zanjó.

El portal, incluido en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (la Generalitat aporta cada año 144.000 euros para proyectos de este tipo), reúne los principales manuscritos, traducciones y ediciones históricas, como adelantó ayer este diario.No será la única actuación sobre March este año. Además de los facsímiles de la Biblioteca Valenciana ya anunciados, la consellera de Cultura, Trinidad Miró, comunicó ayer que se realizarán dos muestras en el otoño con los fondos del Archivo del Reino y la Biblioteca. Y se representará también la pieza poético-musical Ausiàs March en concert, del alcoyano Amand Blanquer.

Fuente: Levante-Emv