martes

La cara B del Bonic/a Fest

Buenos días,

la cara B del Bonic/a Fest no fue tan bonica para algunos. 

Los vecinos del barrio del Mercat de Valencia han vuelto a denunciar la ubicación de una verbena, celebrada en ocasión del Bonic/a Fest, que se ha situado dentro del entorno de protección de la iglesia de los Santos Juanes y de la Lonja de los Mercaderes, Patrimonio de la Humanidad.


Además de las molestias que han ocasionado de nuevo a los vecinos (acústicas, orines en sus calles y portales, malos olores por falta posterior de limpieza, suciedad, etc.) las fotografías que han compartido en RRSS muestran que los incívicos han vuelto a usar algunos de los monumentos de la zona como urinarios públicos, tal y como sucedió durante las Fallas de 2019.

No entendemos por qué el Ayuntamiento de Valencia sigue autorizando este tipo de verbenas y conciertos junto a un entorno de un altísimo valor monumental cuando en mayo fue el propio alcalde quien manifestó su voluntad de que en el Bando de Fallas figure ya de forma clara la prohibición de celebrar verbenas junto a monumentos de gran valor patrimonial, como la Llotja o los Santos Juanes. Esto debería ser extensible a todo el año. incluyendo el Bonic/a Fest.

No basta con colocar unas vallas, que fueron retiradas a las 00:40h, en las fachadas de les Covetes o de La Lonja. No es la solución, solo es un parche. Para atajar el problema de raíz, el Ayuntamiento de Valencia NO PUEDE PERMITIR la celebración de este tipo de fiestas y eventos en el entorno de un bien patrimonial declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, ni dentro del entorno de protección de ningún monumento de la ciudad. 

Nuestro consistorio no puede seguir poniendo en riesgo a estos edificios y causando tantas molestias a los vecinos de Ciutat Vella. Esta utilización inadecuada y contraria a los monumentos y edificios protegidos que se encuentran en el entorno de la plaza del Mercat debe finalizar YA. Los vecinos están hartos de esta situación.

Un saludo...

Iglesia del Sagrado Corazón (Compañía de Jesús) BRL
Iglesia de los Santos Juanes (BIC). Plaza de la Comunión
Mercat Central (BIC)

ⓒFotografías realizadas por los vecinos del barrio del Mercat

lunes

Levante TV. Ataques contra el patrimonio cultural

Hola,

desde nuestra asociación queremos dar las gracias a Levante Televisión por este reportaje, grabado el lunes 26 de agosto y emitido el pasado lunes 2 de septiembre, en el que se ponen de manifiesto los delitos contra el patrimonio cultural valenciano.

Es algo grave y serio, y los responsables de las administraciones públicas valencianas con competencias en la materia no se lo están tomando con la seriedad y la profesionalidad que se espera de un cargo público.

O se toman medidas contra estos delincuentes y se actúa con contundencia o los ataques contra nuestros bienes culturales se incrementaran. No basta con limpiar y pintar encima. Son parches que no van a la raíz del problema.

Un saludo.

El Palacio de Pineda (BRL) lleno de pintadas

Buenas tardes,

el Palacio de Pineda (BRL) se encuentra completamente cubierto de pintadas en sus cuatro fachadas exteriores, recayentes a la plaza del Carmen y a las calles Pineda, Fenollosa y Palma.

Una situación que se está agravando con el tiempo, ya que no se limpian estas pintadas y se sigue permitiendo, por acción u omisión, este tipo de delitos contra nuestro patrimonio cultural que, además, están tipificados en el Código Penal. Esta actitud por parte de los responsables de las diferentes concejalías con competencias en la materia solo sirve de reclamo para que más delincuentes sigan cubriéndolo todo con sus firmas y grafitis. Nadie les para, nadie les dice nada, nadie paga el pato... salvo los contribuyentes con sus impuestos.

La teoría de las ventanas rotas vuelve a estar muy presente en el día a día de nuestro patrimonio cultural, mientras que las administraciones públicas siguen sin tomar y poner en marcha todas las medidas necesarias para combatir un problema que sigue in crescendo.

Ni cámaras de vídeo vigilancia, ni planes específicos contra este tipo de ataques, ni sanciones, ni aplicación de la legislación vigente, ni concienciación y educación patrimonial. Nada de nada.

Un saludo...

jueves

La descoordinación municipal durante las Fallas de 2019

Buenos días,

después de esperar varios meses, ayer nos llegó la respuesta del Ayuntamiento de Valencia, después de las segundas recomendaciones del Síndic de Greuges, en relación con queja n°1900950, que tenía  por objeto el "Incumplimiento perímetro y entorno de protección de los bienes de interés cultural  durante las Fallas 2019", concluyendo la misma en "recomendar al Ayuntamiento de Valéncia que, a la vista de lo sucedido durante la celebración de las Fallas 2019, y previa reunión de todos los  sectores afectado, se incrementen los esfuerzos para adoptar todas las medidas que sean necesarias con el fin de lograr el respeto de las distancias de protección previstas legalmente para preservar al máximo los bienes y monumentos integrantes del patrimonio cultural valenciano". 

El Servicio de Ocupación del Dominio Público Municipal, adscrito a la Delegación de Dª. Lucia Beamud Villanueva nos comunica que "Este Servicio de Ocupación de Dominio Público Municipal no ha autorizado ningunas de las actividades e instalaciones denunciadas durante las Fallas del 2019". ¿Quién las ha autorizado pues? ¿El Espíritu Santo? ¿El Servicio de Cultura Festiva?

El Servicio de Sanidad, adscrito a la Delegación de D. Emiliano García Domene, informa que, sobre 'incumplimiento' de previa Recomendación de 13-06-18, de anterior Queja 180114, este Servicio, salvo error, no se tenía conocimiento de la previa queja del pasado año. Sorprende que el Ayuntamiento de Valencia no trasladara nuestra queja al Servicio de Sanidad, más áun cuando es el área responsable de la colocación de las cabinas sanitarias portátiles que tantos problemas han dado (iglesia de San Agustín, calle Luchente, pegada al lateral de la iglesia de los Santos Juanes, etc).

Este mismo servicio informa también que "En cuanto a la especifica queja sobre la ubicación de cabinas sanitarias portátiles en las inmediaciones de la Iglesia de San Agustín, tras la modificación de su emplazamiento en el año 2018, a petición de la parroquia; se consideraba solucionado dicho problema". Sorprende la respuesta, puesto que las cabinas sanitarias han sido colocadas en el mismo lugar que en 2018. No ha habido ninguna modificación del emplazamiento. 

De la misma manera, responden que "Respecto de los wc portátiles de la calle Luchente señalados en el apartado c) del oficio, indicar que consultado el listado de ubicación de cabinas sanitarias portátiles contratadas el presente año por el Ayuntamiento, no consta dicha ubicación; por lo que los wc indicados por el Sr. Guardeño debieron ser instalados por alguna comisión fallera u otro particular". Esto significa que alguien (particular o comisión fallera) instaló un WC portátil sin pedir permiso, de manera ilegal y pegándolo al lateral de la fachada de un BIC, dentro de su área de protección libre de ocupación. Lo peor, es que el Ayuntamiento de Valencia se muestra totalmente incapaz de detectar y comprobar estas irregularidades a pesar de que los mismos hechos se repitieron en 2018. La función in vigilando de las administraciones públicas brilla por su ausencia, quedando patente que nadie se ocupa de estas cosas durante las Fallas. Tampoco durante el resto del año.

Por último, el Servicio de Patrimonio Histórico y Artístico, adscrito a la Delegación de Dª. Gloria Tello Company afirma que: "...debe indicarse que no es competencia de este Servicio de Patrimonio Histórico y Artístico la comprobación de si las instalaciones autorizadas han respetado las distancias mínimas exigidas por el planeamiento". Si la Concejalía de Cultura no es competente en comprobar el respeto de las distancias mínimas con los monumentos marcadas en el PEP, ¿a quién le compete? ¿a la Policía Local? ¿al Servicio de Cultura Festiva? ¿a los vecinos y asociaciones que velan por el patrimonio ante la desidia municipal? Corresponde al Ayuntamiento de Valencia y, a tenor de lo que está pasando en nuestra ciudad, no esta haciendo bien su trabajo.

En definitiva, y después de realizar una lectura detallada de este documento y analizar algunas de las respuestas proporcionadas por parte de estas concejalías y sus respectivos servicios podemos extraer la conclusión de que existe una enorme y preocupante descoordinación entre las diferentes áreas, con competencias en la materia, del Ayuntamiento de Valencia. Este caos, la descoordinación interna y el crónico y persistente traslado de las responsabilidades entre las concejalías, han tenido como resultado un completo y absoluto desastre en la gestión y solución de los graves problemas que afectaron a los monumentos, edificios protegidos y sus entornos, durante las Fallas 2019.

Nadie sabe nada, nadie tiene competencias sobre lo que se le pregunta, nadie es responsable directo de lo que sucede, trasladando el marrón a los compañeros de al lado. Lamentable la actitud del Ayuntamiento de Valencia en las cuestiones referentes al patrimonio cultural de la ciudad. Temblando por lo que pueda suceder durante las Fallas de 2020.

Un saludo...

martes

El refugio antiaéreo de la calle Alta-Ripalda-Sogueros (BRL): La teoría de las ventanas rotas

Buenas tardes,

el Ayuntamiento de Valencia sigue sin tomar las medidas precisas y necesarias para frenar las agresiones y ataques contra nuestro patrimonio cultural. Las pintadas crecen como las setas y ahora se extienden también por todos los muros exteriores del refugio antiaéreo (BRL) de la calle Alta-Ripalda-Sogueros.

Hace unas semanas aparecieron un par de pintadas en uno de sus muros laterales y en el principal, donde se encuentra una de las entradas. Recientemente, se han sumado cuatro pintadas más, amén de las de la puerta, que afean, ensucian y degradan un bien protegido. Si nadie se preocupa de retirarlas, perseguir a los responsables y sancionarlos, van a seguir apareciendo más y más.

Esta dejadez y falta de interés por parte de las administraciones públicas valencianas está dando vía libre a los delincuentes, que no van a parar de manchar nuestro patrimonio hasta que se apliquen todas y cada una de las medidas que estamos cansados de solicitar y que aparecen reflejadas en diversas recomendaciones públicas.

Pedimos a los responsables de las concejalías con competencias en la materia que se lo tomen en serio de una vez, que dejen de marear la perdiz y poner mil excusas y que se pongan a trabajar de manera eficiente en pro de la protección y salvaguarda de nuestros monumentos.

Basta ya de permisividad y de solo dedicarse a limpiar, a nuestra costa, los destrozos ocasionados por unos delincuentes que no tienen la más mínima educación, civismo y respeto por nuestra ciudad. Señores del Ayuntamiento de Valencia: las vacaciones ya han terminado. Pongan solución de una vez por todas a este grave problema que sigue in crescendo.

Un saludo...

El texto y las imágenes son propiedad de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural, no permitiéndose su reproducción total o parcial sin citar las fuentes y a los autores originales al estar bajo licencia Creative Commons 3.0. Nuestra entidad no tiene ánimo de lucro, pero exige un mínimo de respeto y comportamiento ético y profesional a los medios de comunicación, partidos políticos, asociaciones cívicas, fundaciones… a la hora de apropiarse de nuestro trabajo y esfuerzo de años

lunes

El puente de San José y los pretiles del río Turia (BRL): La teoría de las ventanas rotas

Buenos días,

regresamos a la normalidad de septiembre tras un mes de agosto de paralización casi absoluta, por parte de las administraciones públicas valencianas, en temas de patrimonio cultural.

Un mes de agosto en el que han habido infinidad de agresiones y nuevas pintadas en bienes protegidos como es el caso del puente de San José y los tramos de los pretiles del río Turia próximos:


A ello hay que sumar la falta de limpieza y mantenimiento regular en todo el antiguo cauce del río Turia, sus pretiles y sus puentes históricos, cuestión que favorece el crecimiento de plantas y todo tipo de vegetación que terminan afectando de diversos modos a estos bienes protegidos.

Este desinterés y permisividad crónicos que arrastramos desde hace lustros, son el caldo de cultivo perfecto para que los delincuentes sigan pintando una y otra vez nuestros monumentos protegidos sin que haya castigo, sanción y responsabilidad PENAL, al tratarse de delitos contra nuestro patrimonio, tipificados en el Código Penal. 

La impunidad, la degradación, la suciedad, la tardanza en la eliminación de las pintadas, etc. transmiten la sensación de que poco o nada le importa este tema a los responsables del Ayuntamiento de Valencia y son un aliciente para estos pintamonas, que siguen burlándose de las autoridades, causando daños y destrozos que termina pagando el contribuyente con sus impuestos.

Estos delincuentes se están riendo de todos nosotros con el beneplácito del Ayuntamiento de Valencia que, por acción u omisión, sigue permitiendo estos ataques con su actitud negligente y con una más que probada incompetencia. A pesar de las denuncias y recomendaciones del Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana, se siguen sin tomar las medidas necesarias para poner fin a estas prácticas.

A pesar de los continuos ataques hacia nuestro patrimonio, las cámaras de vídeo vigilancia siguen sin estar instaladas y en funcionamiento, no hay ningún plan específico redactado y aprobado para luchar contra esta lacra, no hay sanciones ni multas y no se aplican las leyes patrimoniales y penales contra los responsables de estas agresiones contra nuestro patrimonio cultural.

La teoría de las ventanas rotas vuelve a ser una realidad palpable y aplicable a la ciudad de Valencia.

Un saludo...


El texto y las imágenes son propiedad de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural, no permitiéndose su reproducción total o parcial sin citar las fuentes y a los autores originales al estar bajo licencia Creative Commons 3.0. Nuestra entidad no tiene ánimo de lucro, pero exige un mínimo de respeto y comportamiento ético y profesional a los medios de comunicación, partidos políticos, asociaciones cívicas, fundaciones… a la hora de apropiarse de nuestro trabajo y esfuerzo de años

domingo

Las eternas vacaciones de las administraciones públicas valencianas

Buenas tardes,

agosto es el clásico mes de vacaciones en la que la actividad de las administraciones públicas parece detenerse, hasta volverse prácticamente inapreciable. Un mes totalmente inhábil durante el cual no se responde a nada ni se atienden los temas patrimoniales más básicos y sencillos de solucionar. Un mes de paralización y permisividad absoluta en el que se está consintiendo, por acción u omisión, que nuestro patrimonio cultural sea agredido día sí y día también.

Aquellos que llevamos años peleándonos cuerpo a cuerpo con las diferentes administraciones públicas (ayuntamientos, consellerias, diputaciones, etc.) sabemos perfectamente el poco o nulo interés que demuestran por el patrimonio cultural, camuflándolo con las típicas y consabidas excusas tales como la falta (crónica) de personal, excesivo volumen de trabajo (lamentos y quejas por los trillones de escritos y denuncias que reciben), falta de financiación (nacional, internacional e interplanetaria), etc. Todo para justificar el desinterés, la falta de ganas y la incompetencia de algunos de estos supuestos profesionales, auténticos reyes del escaqueo y expertos en esconderse muy bien entre los buenos y verdaderos profesionales del cuerpo de técnicos y funcionarios que sí que hacen bien su trabajo y cumplen con sus obligaciones desde que entran a trabajar hasta que terminan su jornada laboral. Enhorabuena a estos profesionales y un buen palo para los vagos y jetas que no quieren hacer bien su trabajo.

Estos caraduras incompetentes, y aquellos que consienten estos comportamientos y actitudes, son los principales  y máximos responsables del bloqueo de muchas de las iniciativas, quejas, denuncias y peticiones que realizan las diferentes asociaciones, colectivos y personas, en aras de defender y proteger el patrimonio cultural valenciano. Unos parásitos que viven a costa del erario público, escudándose en que en su día se sacaron unas oposiciones (o no) y que se columpian todo lo que pueden y más durante sus jornadas laborales.

Estas personas son las que luego, en los actos públicos a los que asistimos, se te acercan pidiéndote que no les envíes más escritos ni denuncias a través del Registro General de Entrada y que no se reabran constantemente las quejas con el Síndic de Greuges. Que mejor les llames y les envíes un correo. Pues sentimos deciros que no, que seguiremos con la vía administrativa, cuando no la judicial. Además, la vamos a incrementar ante la irresponsabilidad y la negligencia que venís demostrando año tras año y comprobando que no estáis dispuestos a cambiar esta dinámica. Y como sabemos que nos leen, ya les adelantamos que cuando se vuelvan a acercar a decirnos las mismas tonterías, los enviaremos "al blau de la mar", refrán muy común en Cullera. 

Durante este mes habéis sido incapaces, ni a través de las RRSS, ni citando a los responsables de las diferentes áreas con competencias en la materia, de resolver asuntos muy sencillos. Cuestiones tan básicas como descolgar un teléfono y avisar a los responsables de edificios como el Tribunal Superior de Justicia (Palacio de Justicia) o al Arzobispado de Valencia (iglesia de Santa Catalina Mártir) para solicitar que se retiren los carteles que han pegado o clavado en los muros y puertas de un BIC, deben pareceros una tarea tremendamente costosa y farragosa. Semanas después los carteles siguen allí y los responsables de nuestro patrimonio siguen en silencio y de vacaciones, como el resto del año.

Vamos mal, muy mal.

Un saludo...

Tribunal Superior de Justicia (Palacio de Justicia, BIC)
Iglesia de Santa Catalina Mártir (BIC)

El texto y las imágenes son propiedad de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural, no permitiéndose su reproducción total o parcial sin citar las fuentes y a los autores originales al estar bajo licencia Creative Commons 3.0. Nuestra entidad no tiene ánimo de lucro, pero exige un mínimo de respeto y comportamiento ético y profesional a los medios de comunicación, partidos políticos, asociaciones cívicas, fundaciones… a la hora de apropiarse de nuestro trabajo y esfuerzo de años

martes

El convento de San José y Santa Teresa (BRL): La teoría de las ventanas rotas

Buenos días,

hace unos días publicábamos una entrada en la que explicábamos de forma detallada la teoría de las ventanas rotas aplicada a nuestro patrimonio cultural: 


En nuestro artículo exponíamos algunos ejemplos muy claros de lo que está pasando en nuestra ciudad y especialmente en el Centro Histórico. Las imágenes demostraban el gran número de pintadas que hay en los edificios protegidos de Ciutat Vella, extensibles también al resto de inmuebles colindantes, recordando en este punto que todo el Centro Histórico de Valencia está protegido como BIC.

Recientemente hemos podido fotografiar toda la fachada lateral del antiguo convento de San José y Santa Teresa (BRL), actual Convent Carmen, recayente a la calle Blanqueries. El aspecto es desolador e impropio de un bien cultural protegido. Se ha convertido en un lienzo en blanco para todo tipo de pintadas, tags y garabatos de todos los colores y tamaños.

Los propietarios del edificio no realizan el mantenimiento necesario, pero tampoco toman las medidas necesarias para evitar estos ataques a nuestro patrimonio cultural. El Ayuntamiento de Valencia, por su parte, tampoco está cumpliendo con sus funciones in vigilando y sigue sin ejecutar e implementar las medidas necesarias para prevenir y erradicar esta lacra que está machacando constantemente a los bienes culturales de la ciudad, sean públicos o privados. 

Así pues, nuestro consistorio debería instar a los propietarios del bien a mantenerlo en el estado de ornato público y decoro que marca la legislación vigente a nivel patrimonial y urbanístico (al igual que ha realizado recientemente con una serie de solares de titularidad privada). Y si los propietarios hacen caso omiso, el ayuntamiento dispone de herramientas legales para ejecutar ellos mismos las obras de limpieza y saneamiento de forma subsidiaria y a costa del infractor.

Lamentablemente, después de todos estos años, nuestra asociación sigue comprobando que nuestras administraciones públicas no han tomado todavía las medidas necesarias, y solicitadas por activa y por pasiva, para atajar esta situación. Y no hablamos únicamente de la instalación de las cámaras de vídeo vigilancia, sino también de la redacción, aprobación y puesta en marcha de un plan específico contra este tipo de ataques, tal y como ya tiene la ciudad de Salamanca, de la puesta en marcha de campañas de sensibilización como la que realizaron las ciudades Patrimonio de la Humanidad, o la imposición de duras sanciones y la aplicación del Código Penal a los delincuentes. Todas estas medidas son más que necesarias y se deberían haber tomado hace lustros.

Por último, queremos señalar que lo que está pasando en el antiguo convento de San José y Santa Teresa es solo un claro ejemplo, de los muchos que tenemos en nuestra ciudad, de la teoría de las ventanas rotas. Abandono, desinterés, suciedad, degradación, despreocupación de los propietarios de los bienes y de la propia administración que favorecen que después de la primera pintada lleguen el resto. Un efecto llamada al que nadie le pone freno.

Un saludo...

El texto y las imágenes son propiedad de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural, no permitiéndose su reproducción total o parcial sin citar las fuentes y a los autores originales al estar bajo licencia Creative Commons 3.0. Nuestra entidad no tiene ánimo de lucro, pero exige un mínimo de respeto y comportamiento ético y profesional a los medios de comunicación, partidos políticos, asociaciones cívicas, fundaciones… a la hora de apropiarse de nuestro trabajo y esfuerzo de años

jueves

La teoría de las ventanas rotas

Buenos días,

seguramente habréis escuchado alguna vez oír hablar sobre la teoría de las ventanas rotas, que versa sobre el contagio de las conductas incívicas. Esta teoría tiene su origen en un experimento que llevó a cabo el psicólogo estadounidense Philip Zimbardo, de la Universidad de Stanford, en el año 1969. 

El experimento consistió en abandonar un coche en las degradadas calles del Bronx de Nueva York, con las placas de matrícula arrancadas y las puertas abiertas. Su objetivo era ver qué ocurría. Y lo que sucedió fue que a los 10 minutos empezaron a robar partes del vehículo, desmontándolo pieza a pieza. A los tres días no quedaba ya nada de valor. El coche había sido totalmente desvalijado. Tras esto empezaron a destrozarlo.

El experimento tenía una segunda parte: abandonar un segundo coche, en parecidas condiciones, en un barrio rico de Palo Alto, California. No pasó nada. Durante una semana, el coche siguió completamente intacto. Entonces, Philip Zimbardo dio un paso más, y rompió y golpeó algunas partes de la carrocería con un martillo. Esta fue la señal que los honrados ciudadanos de Palo Alto esperaban, ya que al cabo de pocas horas el coche estaba tan destrozado como el del Bronx.

Este experimento de Zimbardo es el que dio lugar a la teoría de las ventanas rotas, elaborada por James Wilson y George Kelling. La teoría dice que si en un edificio aparece una ventana rota, y no se arregla pronto, inmediatamente el resto de ventanas acaban siendo destrozadas por los vándalos. ¿Por qué? Porque es divertido romper cristales, desde luego. Pero, sobre todo, porque la ventana rota envía un mensaje: aquí no hay nadie que cuide y vigile esto.

Nuestros ayuntamientos conocen de sobra esta teoría. Cuando aparece una pintada en la pared de un monumento, si no se borra pronto, toda la pared, e incluso la de los edificios próximos, aparecen llena sde más y más pintadas. De ahí la importancia de mantener siempre la ciudad limpia, las calles en orden, los jardines en buen estado... También la policía lo sabe, y por eso considera importante atajar no sólo los grandes crímenes, sino también las pequeñas transgresiones.

El mensaje es muy claro: una vez que se empiezan a desobedecer las normas que mantienen el orden en una comunidad, tanto el orden como la comunidad empiezan a deteriorarse, a menudo a una velocidad sorprendente y preocupante. Las conductas incivilizadas y delictivas se contagian y propagan rápidamente, convirtiendo la ciudad en un caos, ante la consideración de que lo atacado y vandalizado es poco importante y que no le importa a nadie y mucho menos a las administraciones públicas, que son las que tienen que velar por ello.

Esta teoría aparece perfectamente explicada en el siguiente enlace, del que hemos extraído y adaptado parte del texto: https://elpais.com/diario/2004/10/18/catalunya/1098061644_850215.html y es totalmente aplicable a lo que está sucediendo con el patrimonio cultural de nuestra ciudad.

Las pintadas en nuestro patrimonio y el hecho de que permanezcan in situ durante meses solo animan y atraen a más delincuentes, que ven estos edificios como lienzos en blanco para realizar sus pintadas, puesto que ya están sucios, pintados y abandonados. 

El Ayuntamiento de Valencia, con su dejadez, falta de vigilancia y políticas activas para combatir y erradicar este grave problema, transmite la sensación que ni cuida ni se preocupa lo suficiente por nuestro patrimonio cultural. La sensación de impunidad y barra libre hacen el resto. Y sin educación, concienciación, vigilancia, sanciones y aplicación del Código Penal, esta situación se convierte en irreversible.

Por ese motivo, detalles, a priori tan pequeños, como la presencia de un contenedor o una papelera pegados a un monumento o una bicicleta anclada a la verja de un edificio protegido, son tan importantes. Si dejamos que se coloque un contenedor, al día siguiente serán dos y a la semana tres (ejemplo de la Torre de San Bartolomé). Si permitimos que se aparque una bicicleta anclada a la verja de un BIC (ejemplo Portal de Serranos), a la media hora habrá una segunda y a la hora estará llena de bicis. La presencia de estas bicicletas lo habrá convertido inmediatamente en un lugar en el que se puede aparcar perfectamente, puesto que ya hay otras bicis aparcadas, nadie te dice nada ni te sanciona, ni te retiran el vehículo.

El Ayuntamiento de Valencia y el resto de administraciones públicas con competencias en la materia deben ponerse las pilas inmediatamente. Son muchos lustros de abandono y dejadez y muy poco el interés que percibimos a la hora de buscar una solución real a estos problemas, que siguen agravándose con el paso del tiempo. La teoría del patrimonio roto y abandonado es, tristemente, una realidad palpable.

Un saludo...

 Contenedores pegados a la fachada de la Torre de San Bartolomé (BRL)
Bicicleta anclada y apoyada en la verja del Portal de Serranos (BIC)
 Refugio calle Alta-Ripalda-Sogueros (BRL)
 Puente del Mar (BRL)
 Muro exterior de la parroquia de la Santísima Cruz o del Carmen (BIC)
Fuente dedicada a Mariano Benlliure

El texto y las imágenes son propiedad de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural, no permitiéndose su reproducción total o parcial sin citar las fuentes y a los autores originales al estar bajo licencia Creative Commons 3.0. Nuestra entidad no tiene ánimo de lucro, pero exige un mínimo de respeto y comportamiento ético y profesional a los medios de comunicación, partidos políticos, asociaciones cívicas, fundaciones… a la hora de apropiarse de nuestro trabajo y esfuerzo de años

domingo

La realidad golpea de nuevo en la frente de la Concejalia de Cultura (Papeleras Portal de Serranos)

Buenos días,

en el mes de enero de 2018 realizamos una queja sobre la colocación de contenedores, papeleras y todo tipo de mobiliario urbano pegados a las fachadas de los BICs y BRLs y que fue presentada ante el Ayuntamiento de Valencia. Ante la negación por parte del consistorio, nuestra queja tuvo que ser atendida por el Síndic de Greuges, habiendo ya dos recomendaciones por parte del mismo:


Hace unos días recibimos la aceptación de la segunda de las recomendaciones, destacando la respuesta del Servicio de Patrimonio Histórico y Artístico, que sigue viviendo muy alejado de la realidad patrimonial de nuestra ciudad:


Esta respuesta da de bruces con lo informado por el Servicio de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos y Limpieza, quien confirma la siguiente:


La realidad golpea de nuevo en la frente de la Concejalía de Cultura, puesto que estas papeleras, en cumplimiento de lo dispuesto en la legislación patrimonial vigente, no pueden estar pegadas a la fachada de un BIC. Ni por "compensación", ni porque "no perjudican a las visuales del monumento", ni porque "contribuyen a que su entorno esté limpio e higiénico", algo totalmente falso. Las papeleras han sido ya retiradas, e incluso antes de que el Servicio de Patrimonio emitiera su lamentable respuesta.

 Entorno "limpio e higiénico"

Nuestra asociación seguirá vigilando que el resto del mobiliario urbano que sigue adosado y justo delante de numerosos bienes patrimoniales de la ciudad sea retirado en los próximos meses. La Concejalía de Cultura puede seguir emitiendo sus lamentables respuestas, adornándolas con sus ridículos argumentos. La realidad, las recomendaciones del Síndic y el cumplimiento de la LEY los seguirá poniendo en su sitio.

Un saludo...

Papeleras ya retiradas

El texto y las imágenes son propiedad de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural, no permitiéndose su reproducción total o parcial sin citar las fuentes y a los autores originales al estar bajo licencia Creative Commons 3.0. Nuestra entidad no tiene ánimo de lucro, pero exige un mínimo de respeto y comportamiento ético y profesional a los medios de comunicación, partidos políticos, asociaciones cívicas, fundaciones… a la hora de apropiarse de nuestro trabajo y esfuerzo de años

jueves

Cuartas recomendaciones del Síndic de Greuges por el estado de las alquerías de la calle Olba (BRL)

Buenos días,

el Síndic de Greuges ha vuelto a considerar oportuno RECOMENDAR (por cuarta vez) al Ayuntamiento de Valencia que, en cumplimiento de nuestras anteriores Recomendaciones emitidas en los expedientes de queja nº 1506068, 1600868 y 1715279, y teniendo en cuenta el dilatado periodo de tiempo transcurrido desde la primera denuncia presentada por el autor de la queja, se impulse con determinación la adopción de todas las medidas necesarias para lograr la rehabilitación de las Alquerías de la calle Olba. 

Queremos recordar que, a fecha de hoy, ya han pasado más de DIECISÉIS MESES DESDE LA EMISIÓN DE LAS TERCERAS RECOMENDACIONES y, sin embargo, seguimos sin tener constancia alguna de que el Ayuntamiento de Valencia haya tomado las oportunas y necesarias medidas para la rehabilitación integral y puesta en valor del BRL del conjunto de Alquerías de la Calle Olba (públicas o privadas) Y QUE LAS MISMAS SE ESTÉN EJECUTANDO Y NO SIGAN EN FASE TEÓRICA, DE ESTUDIO, DE ANÁLISIS, etc. tal y como venimos solicitando desde el 1 DE OCTUBRE DE 2014, hace ya 58 meses

Nuestra asociación considera que ES INADMISIBLE QUE A ESTAS ALTURAS DEL EXPTE. SE ESTÉ TODAVÍA TRAMITANDO, GESTIONANDO, ESTUDIANDO, ANALIZANDO, ETC. Y SIGAN SIN HABERSE LICITADO Y EJECUTADO LAS OBRAS PARA  REHABILITARLAS Y PONERLAS EN VALOR, cuestiones que tendrían que estar ya más que resueltas.

Volvemos a recalcar que EL ESTADO ACTUAL DEL BRL Y DE SU ENTORNO DE PROTECCIÓN ES TOTALMENTE CONTRARIO A LA LEGISLACIÓN URBANÍSTICA Y PATRIMONIAL VIGENTES Y NO ADMITE MÁS PARCHES PARA “REDUCIR EL DETERIORO”. No basta con ejecutar las OBLIGATORIAS obras de consolidación, saneamiento, habiendo "pintado" de blanco el exterior, puesto que los bienes están llenos de grafitis en sus muros exteriores y el entorno, las aceras, etc. son utilizados como aparcamiento incontrolado, pegando peligrosamente los vehículos a las fachadas, puesto que en caso de incendio dañarían un bien protegido.

Un saludo...


martes

Cuartas recomendaciones del Síndic de Greuges por el estado de la alquería de Falcó (BRL)

Buenas tardes,

el Síndic de Greuges ha considerado oportuno RECOMENDAR, por cuarta vez, al Ayuntamiento de Valencia que, en cumplimiento de sus anteriores recomendaciones emitidas en los expedientes de queja nº 1408325, 1500471, 1601909 y 1702674, se acelere la adopción de todas las medidas necesarias para frenar el deterioro de la Alquería de Falcó y mantenerla en un adecuado estado de conservación.

Nuestra asociación lleva denunciando desde febrero de 2013 el estado de abanando, ruina y degradación de este BRL, que es un bien público desde el 21 de junio de 2017.

El Ayuntamiento de Valencia ya nos aseguró en las anteriores quejas que: “... se inicia los trámites para analizar y estudiar previo a una intervención de mantenimiento y reducción del deterioro a lo largo del año 2018”, volviendo a repetir ahora lo mismo, pero con más de un año de diferencia: “existiendo partida presupuestaria tanto para los análisis estructurales previos que complemente la documentación antes citada y permita la intervención de conservación y reducción de deterioro en 2019, así como iniciar la licitación de la redacción del proyecto básico y de ejecución”. La tan prometida intervención, análisis, estudio, etc. que se iba a ejecutar en 2018, no se realizó en ese año, tal y como ya adelantábamos y suponíamos. Lo mismo va a pasar en 2019, puesto que ya estamos a las puertas de agosto, mes totalmente inhábil.

Sin embargo, LAS OBRAS DE INTERVENCIÓN, CONSOLIDACIÓN, ORNATO PÚBLICO, ETC. (EN ARREGLO A LA LEGISLACIÓN PATRIMONIAL Y URBANÍSTICA VIGENTES) TODAVÍA NO SE HAN LLEVADO A CABO A PESAR DEL TIEMPO TRANSCURRIDO DESDE NUESTRA PRIMERA DENUNCIA (6 AÑOS Y 5 MESES, amén de las dos casi dos décadas de abandono sin ejercer las funciones in vigilando y ejecutar las actuaciones de oficio cuando era de titularidad privada).

A tenor de lo que nos ha ido informado por el Ayuntamiento de Valencia, seguimos entendiendo que NO HAY FECHAS Y PLAZOS CONCRETOS MÁS ALLÁ DEL GENÉRICO Y CONSABIDO “A LO LARGO DE...” que por experiencia puede ser en diciembre o entrando ya en 2020 y sólo para el mantenimiento y reducción del deterioro. En ningún momento se comprometen a llevar a cabo la rehabilitación integral y puesta en valor obligatoria de este BRL que todavía puede tardar lustros.

POR ELLO, INSISTIMOS QUE EN EL CASO DE PRODUCIRSE DESPRENDIMIENTOS, DERRUMBES, ETC. QUE SUPONGAN UN DAÑO O DETERIORO DEL BRL DE LA ALQUERÍA DE FALCÓ, U OCASIONE CUALQUIER TIPO DE DAÑOS A PERSONAS, TERCEROS U OTROS BIENES, RESPONSABILIZAREMOS DIRECTAMENTE AL AYUNTAMIENTO DE VALENCIA, EXIGIENDO LAS RESPONSABILIDADES PENALES Y PATRIMONIALES PERTINENTES DEBIDAS AL PATENTE Y MANIFIESTO DESINTERÉS Y A LA DILACIÓN INJUSTIFICADA, POR PARTE DE TODAS LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS IMPLICADAS, ASÍ COMO A LA EVIDENTE DEJACIÓN DE FUNCIONES AÚN SIENDO CONOCEDORAS DIRECTAS DE LOS HECHOS DENUNCIADOS POR NUESTRA ASOCIACIÓN DESDE EL 28 DE FEBRERO DE 2013.

Un saludo...

viernes

Visita al interior del refugio antiaéreo del Faro de Cullera

Buenos días,

queremos compartir con vosotros el interior del refugio antiaéreo del Faro de Cullera, que visitamos el pasado lunes 22 de julio al encontrarse una de las puertas abierta y sin candado, situación que ya ha sido subsanada por los responsables del Ayuntamiento de Cullera.

Desde nuestra asociación pasamos a solicitar por escrito y por Registro General de Entrada la redacción y aprobación de la ficha individualizada de este BRL, dentro del Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos del Ayuntamiento de Cullera, así como la del puesto de mando y resto de refugios del municipio.

De la misma manera, solicitamos la limpieza, rehabilitación y puesta en valor de este refugio, instando al consistorio a que solicite la ayuda económica de la Diputación Provincial de Valencia y de la Generalitat Valenciana, para obtener los fondos y recursos necesarios para llevar a cabo este fin.

Cabe señalar, que el patrimonio cultural valenciano es un recurso cultural, patrimonial, histórico y turístico que debe recuperarse y ponerse a la disposición de los ciudadanos. Es importante señalar que las intervenciones en nuestro patrimonio generan puestos de trabajo y riqueza a los municipios que lo atesoran.

Un saludo...

El vídeo es propiedad de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural, no permitiéndose su reproducción total o parcial sin citar las fuentes y a los autores originales al estar bajo licencia Creative Commons 3.0. Nuestra entidad no tiene ánimo de lucro, pero exige un mínimo de respeto y comportamiento ético y profesional a los medios de comunicación, partidos políticos, asociaciones cívicas, fundaciones… a la hora de apropiarse de nuestro trabajo y esfuerzo de años

jueves

El refugio antiaéreo y la batería del Faro de Cullera

Buenos días.

el pasado lunes visitamos el refugio antiaéreo y la batería del Faro de Cullera, construidos entre 1937 y 1938, y que se encuentran en la explanada de lo que hoy se conoce como el Mirador del Faro de Cullera.

Esta construcción militar se encuentra al lado de la Ermita de los Navarros (s. XIX) y ocupa el lugar de la desaparecida Torre del Cap del Far, una torre de vigía del siglo XVI (hacia 1560) levantada allí para repeler los ataques de los piratas berberiscos después de que del almirante otomano Turgut Reis, conocido por sus enemigos como el corsario Dragut, asaltara Cullera el 25 de mayo de 1550.

Nando Martínez Sanchís: 

La torre se mantuvo en pie, en más o menos buen estado de conservación, hasta el inicio de la Guerra Civil en la que, por razones estratégicas, fue demolida por las tropas republicanas por orden de la Jefatura de Artillería de la Defensa de Costas del Estado Mayor del gobierno de la República en octubre  de 1937, al ser un punto clave para la defensa del gobierno de la Segunda República. En ese mismo lugar se situó el refugio militar, el almacén de armas y municiones y un elevador para alimentar las dos baterías defensivas (casamatas, barbetas o nidos de ametralladora), instalando dos cañones Skoda (80 mm) cuyo ángulo de visión era de 180 grados en ese punto. 


En el Mirador del Faro de Cullera se conservan varios elementos de las obras que formaron esta batería: dos explanadas con sendas barbetas circulares para alojar las piezas de artillería, almacenes de armas, repuestos y municiones (polvorín), la caseta de entrada (tapiada), dos accesos/salidas inferiores al refugio (cerrado con candados uno de ellos con una reja metálica y una puerta de madera), y más alejado, el Observatorio - Puesto de Mando, de hormigón armado y enmascarado con rocalla, que se encuentra situado en alto sobre el cerro y que tiene obre el frontal una inscripción en la que pone "Villa de Madrid".

La caseta de entrada al refugio

Durante nuestra excursión pudimos acceder al interior del refugio antiaéreo, al encontrarse una de las puertas con los candados rotos. Tras nuestra denuncia a los responsables del área de cultura del Ayuntamiento de Cullera, inmediatamente se procedió al candado de las mismas, para evitar así la entrada al mismo y la vandalización y los posibles daños que se puedan afectar a este BRL. En la próxima entrada publicaremos las imágenes y el vídeo que realizamos en el interior.

Por último, desde nuestra asociación queremos agradecer la diligencia del arqueólogo municipal a la hora de subsanar de forma rápida y eficaz este problema detectado.

Un saludo...

Galería del refugio
Emplazamientos de las barbetas, casamatas o nidos de ametralladora
Mirador del Faro de Cullera
Puerta de acceso a las galerías interiores del refugio (sin candados)
Puerta de acceso a las galerías interiores del refugio (candadas de nuevo tras nuestra denuncia)

El texto y las imágenes son propiedad de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural, no permitiéndose su reproducción total o parcial sin citar las fuentes y a los autores originales al estar bajo licencia Creative Commons 3.0. Nuestra entidad no tiene ánimo de lucro, pero exige un mínimo de respeto y comportamiento ético y profesional a los medios de comunicación, partidos políticos, asociaciones cívicas, fundaciones… a la hora de apropiarse de nuestro trabajo y esfuerzo de años