miércoles

El CVC propone sustituir por réplicas las esculturas públicas de valor... ahora

Buenas tardes bloggeros,
 hay noticias que causan una mezcla entre sorpresa e incredulidad. Es el caso de la noticia publicada por el Levante-Emv sobre las demandas del Consell Valencià de Cultura sobre la situación del patrimonio cultural valenciano. Están muy preocupados... ahora.
Su discurso sobre la necesidad de proteger las esculturas que hay en la calle, la necesidad de sustituirlas por réplicas, hacer cumplir la ley de Patrimonio Cultural Valenciano, etc... es un calco de las peticiones, sugerencias e ideas que diversas entidades culturales y ciudadanas llevan realizando desde hace años, así como nosotros mismos desde este mismo blog y de forma reiterativa.
 No es ninguna novedad, no, así que nos sorprende y mucho que a estas alturas de la película se les haya encendido la bombilla y hayan pedido todas estas medidas, avisando a la sociedad valenciana del crecimiento «alarmante» del robo de obras de bronce para fundirlas. Por lo visto estos señores piensan que acaban de descubrir la rueda o quizás el funcionamiento del botijo. ¿Creerán realmente que han sido los primeros en darse cuenta del alarmante panorama cultural valenciano? ¿En serio?
 Por este motivo pensamos que o bien las ventanas de su palacete no dan a la calle y por ello desconocen lo que pasa fuera de las cuatro paredes donde trabajan, o bien hacen oídos sordos a estos problemas hasta que necesitan salir en los medios de comunicación para hacer ver que cumplen de forma eficiente con sus obligaciones.
 ¿Es así como funciona realmente el órgano asesor en material de cultura de la Generalitat Valenciana? ¿Tarde y mal, ignorando las ideas que otros les hacen llegar?
¡A buenas horas mangas verdes!
 Un saludo...
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 El Neptuno de la plaza del Parterre de Valencia fue decapitado en julio del año pasado, el Tritón de la Glorieta se quedó sin un brazo en noviembre de ese año y La niña con aro de Vicente Ferrero desapareció de El Campello también en 2010. El Consell Valencià de Cultura (CVC) aprobó ayer un informe en el que reclama más vigilancia de las esculturas públicas mediante cámaras y personas. Asimismo, propone la sustitución de las de mayor valor histórico y artístico por réplicas; no solo por los daños que puedan sufrir por parte de vándalos, sino también para evitar su deterioro.
La restauración quizá es interesante cuando los daños son pequeños, señala el documento, pero «cuando la obra tiene un alto valor artístico y patrimonial, pensamos que la sustitución es más conveniente, ya que la pieza original queda protegida en el interior de un museo u otro espacio público».
El informe, firmado por el propio escultor Vicente Ferrero y que ayer obtuvo el respaldo del resto de miembros del CVC, se extiende en numerosos detalles sobre el cambio de estatuas originales por réplicas. Señala la posibilidad de realizar las copias mediante moldes de silicona o con una digitalización en 3D y anota diversos ejemplos históricos de estas sustituciones.
Uno de ellos —el más famoso, quizá— es el del David de Miguel Ángel, retirado de la plaza de la Señoría de Florencia en 1873 y reemplazado por uno de mármol.
En el entorno cercano, el órgano consultivo recuerda las piezas de la portada gótica de la Catedral de Valencia (la conocida como Puerta de los Apóstoles). En este caso, las réplicas se realizaron en resina, «quedando perfectamente integradas en el conjunto», precisa, mientras que las originales se exponen en el museo de la Seo.
Como ejemplo de la restauración concreta de pequeños daños sufridos por esculturas públicas, el informe cita otras dos obras de Miguel Ángel, intervenidas en la década de los setenta: el dedo gordo del David y la nariz de la Piedad del Vaticano.
En todo caso, el CVC apunta que en la decisión final en torno a recuperación o sustitución se deberá tener en cuenta el criterio de los institutos de restauración.
El Consell de Cultura pide asimismo un esfuerzo pedagógico a los organismos educativos, a la familia y a los medios de comunicación, ya que España es «uno de los países europeos donde se produce un mayor número de situaciones vandálicas».
El informe sugiere como «medidas disuasorias paralelas» la vigilancia personal y mediante cámaras, así como una legislación apropiada frente a «las conductas antisociales que ataquen al Patrimonio».
El órgano de consulta dedica un apartado al robo de estatuas de bronce en espacios abiertos, un «alarmante» fenómeno en auge «dada la escasez y el alto precio de este material». Ante ello, «no caben otras medidas que las policiales».
El CVC ya ha tomado posición en varias ocasiones sobre los daños a esculturas—el informe cita una declaraciones de Santiago Grisolía a Levante-EMV—, pero con este documento da un paso más en favor del uso de réplicas.

Lamenta el recorte de dinero para las artes y reclama estímulos

«El Consell Valencià de Cultura (CVC) expresa su preocupación por la disminución progresiva de las asignaciones económicas a las entidades de difusión artística valencianas». Ésta es la primera de las observaciones que realiza el órgano de consulta en su memoria anual, aprobada ayer, en la que señala que es necesario estimular la producción cultural, «y no solamente el consumo»
El CVC recuerda también a las administraciones que es «su obligación» exigir el cumplimiento de la ley o intervenir cuando los propietarios de bienes protegidos «no cumplan con sus obligaciones de preservación» de los mismos.
La contaminación acústica es otra de las observaciones en que más insiste el órgano de consulta. Recuerda que la fiscalía puede actuar de oficio ante el «ruido nocivo o insoportable».
La investigación científica es otro de los caballos de batalla de la institución que preside Santiago Grisolía. «Vista la pobre participación en este sentido del sector privado valenciano, sugerimos a la administración pública que estudie la manera de impulsar la implicación» de este, señala la memoria, que considera deseable aumentar el porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB) destinado a investigación. En este punto, el CVC defiende una «financiación adecuada» para el mantenimiento del Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM).
El órgano pide a las diputaciones provinciales «una mayor implicación» en la preservación de los bienes patrimoniales. a. g. valencia
Fuente: Levante-Emv