martes

La incompetencia de las administraciones públicas nos cuesta a l@s valencian@s más de 2 millones de € (La Ceramo)

Hola blogger@s,

para que nadie se lleve a engaño, los más de 2 millones de € que hay que pagar por La Ceramo salen del bolsillo de l@s contribuyentes valencian@s y no de los incompetentes y negligentes políticos que nos han llevado a esto y que son los máximos responsables de esta situación. Queremos hacer esta aclaración porque da la sensación de que los más de 2 millones de € los paga el Ayuntamiento de Valencia de su bolsillo, cuando lo hace con nuestros impuestos. De esta forma se acaba desviando un dinero PÚBLICO que debería haber sido destinado otros menesteres (educación, sanidad...) en lugar de tener que expropiar un edificio protegido y en ruinas por culpa de su legítimo propietario y de la pasividad de las administraciones públicas valencianas. Si se hubiera actuado correctamente desde el minuto 1 esto no sería necesario.

Por todo ello, desde nuestra asociación consideramos que es urgente y prioritario seguir con la imposición de multas coercitivas y sanciones contra el legítimo propietario de la antigua fábrica de LA CERAMO, insistiendo en que el comportamiento negligente de su propietario, así como la negligencia y la irresponsabilidad de la administración local y autonómica, han favorecido la degradación y ruina del citado bien y de otros singulares elementos y conjuntos histórico-artísticos del patrimonio cultural valenciano. Por ello, exigimos al Ayuntamiento de Valencia que cargue a coste del actual propietario la rehabilitación y recuperación integral de edificio y que lo descuente del precio que se debe de pagar por este edifico PROTEGIDO como BRL.

Asimismo, es importante recalcar que la expropiación de LA CERAMO no supone su recuperación en beneficio de la sociedad, tal y como hemos podido constatar con el profundo abandono que sufre la alquería del Moro (Casa del Señor) o el Casino del Americano. Al contrario, puesto que más bien tenemos su posterior abandono y mayor degradación como ya ha sucedido en los casos anteriormente mencionados.

Además, hay una presunta responsabilidad penal en la forma de actuar tanto del Ayuntamiento de Valencia como de la Dirección General de Cultura que merece ser investigada de oficio y con rigor por parte de la Fiscalía Provincial de Valencia. Han sido avisados por escrito en infinidad de ocasiones ignorando las claras y evidentes advertencias del estado de abandono, ruina y expolio del citado bien sin mover un sólo dedo y dedicándose a contestar auténticas estupideces propias de una Monarquía Bananera.

Esperamos y deseamos que la sociedad valenciana pase del lamento a la acción eficiente y organizada, procediendo a denunciar, a través de los cauces legalmente establecidos, tal y como venimos haciendo nosotros desde hace más de 2 años, los reiterados comportamientos presuntamente ilegales que desarrolla a diario la administración pública valenciana el ámbito del patrimonio cultural.

Saludos...