martes

El caloret también "fulmina" a Paz Olmos

Buenos días blogger@s,

han tenido que pasar 4 años y mil desgracias para que Paz Olmos acabe de patitas en la calle. La ex directora del Museo de Bellas Artes de Valencia ha tenido tiempo más que suficiente para probar su valía como gestora artística y cultural y, sin embargo, no lo ha hecho. Su gestión y dirección han sido probadamente nefastas y perjudiciales para el San Pío V y, por lo tanto, su destitución es más que merecida.

Los últimos acontecimientos, denunciados por nuestra asociación el pasado sábado 18 de julio, han sido la gota que ha colmado y rebosado el vaso de la paciencia de la renovada Conselleria de Cultura. La anterior administración había consentido y pasado por alto todos los desmanes y despropósitos de la ya ex directora, llevando al museo con su probada incompetencia y negligencia al borde del precipicio.

Y es que poner en riesgo la integridad de obras de arte de pintores como Sorolla, Van Dyck o Vicente López, es lo suficientemente grave como para despedir a la responsable de la segunda pinacoteca de España. Salas a más de 30º, humedades, filtraciones e inundaciones, grietas y que la dirección del museo optara por bloquear el contrato de mantenimiento de las instalaciones, aún a sabiendas de la existencia de problemas con la climatización del edificio desde diciembre de 2014.

Ahora toca convocar un concurso público transparente y en condiciones para elegir a un director o directora realmente capacitado, formado y preparado. Una persona versátil del mundo de la Historia del Arte y de la gestión cultural que sepa revertir la situación en la que se encuentra el museo y que tenga la suficiente fortaleza y capacidad de trabajo para sacar de la deriva al San Pío V. Todo ello cumpliendo el código de buenas prácticas que se debe aplicar para estos casos.

La Conselleria de Cultura, por su parte, debería plantearse la posibilidad de solicitar formalmente al Ministerio de Cultura del gobierno de España la titularidad absoluta del museo. Hasta la fecha sólo tiene la gestión, cosa que resulta absolutamente insuficiente y más viendo la injusta financiación que recibe la pinacoteca valenciana. La marginación y el ninguneo por parte del Ministerio de Cultura son también parte del grave problema en el que está inmerso el San Pío V y resulta necesario pues solucionarlo cuanto antes.

Un saludo...