martes

El jardín del Hospital está en la UVI

Hola de nuevo,
en esta ocasión nos hacemos eco de una noticia negativa para el patrimonio valenciano.
Se trata del lamentable estado que presenta el jardín del antiguo Hospital General de Valencia (actual Biblioteca Pública de la Generalitat y primitivo Hospital dels Fols e dels Ignocents del Padre Fray Gilabert Jofré) el cual está abandonado desde hace muchos años.
A fecha de hoy existe un gran deterioro tanto de los restos de la antigua facultad de Medicina, del edificio del Capitolet (donde estuvo la primitiva imagen de la Mare de Dèu del Desamparats), así como de algunas piezas que han ¿desaparecido?, como la estatua que realizó el escultor José Aixà sobre el Padre Jofré y que hasta el mes de febrero de este año estaba junto a unos cipreses próximos al capitolet.
Si alguien sabe su ubicación actual o los motivos de su repentina desaparición ruego nos lo haga saber.
Gracias y saludos.

Se busca (¿dónde está el Padre Jofré?) Fuente: http://www.turismoyarte.com/

------------------------------------------------------------------------------------------------- El Consell Valencià de Cultura (CVC) propuso ayer una remodelación del jardín del antiguo Hospital General de Valencia que concilie "la función didáctica e ilustrativa con la función paisajística y de esparcimiento". Se trata de una recomendación no vinculante para el Ayuntamiento de la ciudad, cuyo concejal de Parques y Jardines, Ramón Isidro, anunció ante el propio Consell que el proyecto "está a la espera de iniciar las obras".

El jardín del antiguo Hospital ocupa un espacio privilegiado del centro de la ciudad, entre el túnel de Guillem de Castro, que estrangula su acceso por ese lado, y la calle Hospital, a la que realmente miran todas sus instalaciones periféricas: el Muvim, la Biblioteca y la Universidad Católica. Allí creció en los primeros años del siglo XV el denominado Hospital de los Locos de Santa María de los Inocentes y luego el Hospital General, un complejo que se completó con la ermita y El Capitulet, donde se veneró a la Virgen de los Desamparados; y la Facultad de Medicina, pionera en la Europa renacentista y centro de enseñanza de Santiago Ramón y Cajal casi cuatro siglos después.

Pero los años sesenta y setenta fueron devastadores para este espacio de cultura. Según el diagnóstico del CVC, varios de sus edificios fueron destruidos y el intento de reconstrucción consistió en recuperar elementos aislados carentes de conexión entre sí. Ahora sólo queda la ermita y el Capitulet, columnas "diseminadas por el entorno como un decorado", parte del friso que adornaba la fachada de la Facultad de Medicina y los tres arcos con medallones que daban entrada a este último edificio.

"Tras ellos está la figura sedente de Esculapio, tan mutilada que ya casi resulta irreconocible", añade el informe del Consell.Por lo que se refiere al jardín propiamente dicho, "hay cipreses, olivos, chopos y yucas que se plantaron sin tener en cuenta la necesidad de nuestras latitudes de lugares umbrosos".

Su propuesta, por tanto, es acabar con la "impresión de abandono" que trasmite el recinto y hacerlo combinando la tradición histórica con las necesidades actuales de una gran urbe. Deberá hacerse, además, "con el máximo cuidado", "atendiendo a la aparición de restos arqueológicos y a la preservación de todos los elementos de interés que en él se encuentran".

El Consell recomienda ordenar esos elementos "de modo que puedan proporcionar una visión histórica y arquitectónica de un recinto monumental", destacando el esplendor pasado de la Medicina y la Ilustración valencianas.

Aún así, el CVC recuerda que "la principal función de un jardín debe ser contar con plantas ornamentales y árboles que den sombra", condiciones que no deberían descuidarse en tanto que "son muchos los vecinos de la zona que lo visitan cada día y el centro de la ciudad cuenta con pocos lugares arbolados".Por último, opina que el jardín debería mejorar su drenaje y contar con un servicio de vigilancia, entre otras cosas, para que "los ciudadanos que lo visitan con sus animales de compañía lo ensucien lo menos posible".

El informe será remitido al Ayuntamiento de Valencia, a la Conselleria de Cultura, a la Diputación de Valencia y a la Federación Valenciana de Municipios y Provincias."El parque de los perros"Cualquier idea, salvo que sea descabellada, será bien vista por los vecinos de la calle Hospital, cansados de este espacio del corazón de Valencia sea refugio de drogadictos e improvisado aseo de perros.

Para Antonio, que vive en las proximidades, lo más preocupante son los "grupos de chavales" que se ponen en el parque, aunque admite que desde la llegada de la Policía Nacional -se ha creado allí la nueva oficina del DNI- la situación ha cambiado mucho.

Y para Mercedes, propietaria de un restaurante aledaño, lo peor son los perros, que convierten el parque en lugar poco higiénico para los niños. A su juicio, el jardín debería ser recuperado y revitalizado con actividades culturales, eliminando la "contaminación" propia que le llega de barrios cercanos.

Fuente: Levante-Emv