jueves

Encontramos la escultura del Padre jofré

Hola,
si ayer miércoles buscábamos la desaparecida escultura de Fray Gilabert Jofré que se encontraba en los jardines del Hospital, próximos al Capitolet, hoy jueves la hemos encontrado tras una ardua búsqueda.
Después de varios meses de silencio administrativo (nadie sabia nada ¿?) y del olvido por parte de los medios de comunicación locales, hemos encontrado la noticia de su nueva ubicación en la página web de la Archidiócesis de Valencia. La inauguración en su nuevo emplazamiento fue casualmente ayer, 27 de mayo.
Como sospechábamos, la escultura del Padre Jofré, obra de José Aixà, estaba siendo objeto de una restauración minuciosa. Se ha procedido a recuperar su color original (oscuro) en lugar del tono blanquecino que venía mostrando. Algo similar a lo sucedido con las fuentes del Paseo de la Alameda.
La escultura ha sido ubicada en el jardín de entrada al Hospital General Universitario de Valencia.
Saludos... y misión cumplida.


-------------------------------------------------------------------------------------------------
El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, ha bendecido hoy una estatua a tamaño natural en bronce del religioso mercedario Juan Gilabert Jofré (1350-1417) en el jardín de entrada al Hospital General Universitario de Valencia, en un acto que ha contado con la participación de miembros del gobierno valenciano, responsables del centro hospitalario y capellanes.
Se trata de la misma estatua del siglo XIX que fue retirada de un patio de acceso del Hospital General y trasladada en 1978 al jardín situado frente a la capilla de El Capitulet, según han informado fuentes del centro hospitalario.
La instalación de la escultura se ha llevado a cabo con motivo del 600 aniversario del sermón en la Catedral del padre Jofré que dio origen a la fundación en Valencia del primer hospital psiquiátrico del mundo, que fue “la génesis del Hospital General”, según ha señalado hoy el gerente del centro hospitalario, Sergio Blasco.
Por su parte, monseñor Osoro ha destacado que la fundación impulsada por el padre Jofré fue posible “gracias a su fe cristiana, lo que le permitió percibir los problemas de los hombres de su tiempo”. Por ello, el prelado ha subrayado que el humanismo cristiano “no es algo que estorba a la convivencia, sino todo lo contrario: da una belleza al ser humano, a la historia y a la vida”, por lo que “merece la pena hacer una opción por él, crea uno o no crea, simplemente por los datos y los resultados que se obtienen”.
A su vez, el vicepresidente de la Generalitat y conseller de Bienestar Social, Juan Cotino, ha afirmado que “el ejemplo del padre Jofré nos debe animar a seguir impulsando proyectos a favor de las personas más necesitadas”. Cotino ha entregado a varias de las autoridades presentes en el Hospital General, entre ellas a monseñor Osoro, “socarrats” realizados por personas discapacitadas con motivos relacionados con el padre Jofré.Asimismo, el conseller de Sanidad, Manuel Cervera, ha expresado su “satisfacción por este reconocimiento a 600 años de historia en los que muchísimas personas han dedicado su vida a salvar y cuidar la de los demás”.
Por su parte, el presidente de la Real Academia de Medicina de Valencia y del Colegio de Eméritos del Consorcio, Benjamín Narbona, ha resaltado la “precocidad” del padre Jofré, que a principios del siglo XV “ya supo ver que los ‘folls’ (“locos”) eran enfermos, y no endemoniados”. En el resto de Europa, “hasta el siglo XIX se les seguía encerrando durante décadas en celdas, se los utilizaba para divertir a los sanos en funciones de carnaval o se les azotaba por considerarlos endemoniados”, ha asegurado Narbona, que ha precisado que “los médicos valencianos fueron los primeros que les quitaron las cadenas y les dieron tratamiento médico, como a los demás enfermos”.
El presidente de la Real Academia de Medicina de Valencia ha recordado que el escritor Lope de Vega llamaba “la santa casa provocada por el padre Jofré” al “Hospital d’Ignoscents Folls e Orats”, que fue fundado tras el sermón en la Catedral de Valencia del religioso mercedario. “Tiene Valencia un hospital famoso donde los frenéticos se curan con gran limpieza y celo cuidadoso por una de las siete maravillas que la piedad en este mundo ha hecho”, ha expresado Narbona citando a Lope de Vega. En la jornada en el centro hospitalario han participado también, entre otros, la diputada de Sanidad Empar Mora y el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Valencia Alfonso Grau.
Durante el acto se ha presentado, además, la Fundació Reial y General, que tiene como fin promover el reconocimiento de la historia y la labor actual del Hospital General.
La escultura del padre Jofré ha sido restaurada antes de instalarla en su ubicación actual. Los trabajos han permitido “recuperar el bronce, material primigenio” de la talla, que presenta ahora un color oscuro, cuando hasta ahora su aspecto era blanco, lo que de daba “una apariencia pétrea”, han explicado fuentes del Hospital General.
La estatua, realizada en 1876 por José Aixa Íñigo, tiene una altura de cerca de dos metros y está sobre un fragmento de columna de otros dos metros. En la escultura, fray Juan Gilabert Jofré viste un hábito de la orden de la Merced y en su mano izquierda sostiene un tablero sobre el que dibuja con la mano derecha los planos del hospital que fundaría. “El traslado y la recuperación de la escultura se han hecho por iniciativa de la Diputación de Valencia, a través de la diputada de Patrimonio y Mantenimiento, Carlota Navarro”, y de la consellería de Bienestar Social, según las mismas fuentes.