lunes

2º Mandamiento del Patrimonio Cultural Valenciano

Buenas tardes bloggeros,
 después de festejar las Saturnalias retomamos nuestros mandamientos "patrimoniales". Hemos elegido nuestro 2º mandamiento en base a la más absoluta inutilidad de seguir manteniendo los diferentes órganos, consejos, fundaciones, premios y otras instituciones chupópteras que saquean las arcas del erario público. Por este motivo rezamos así:

2º: "Prescindirás de todas aquellas instituciones, órganos consultivos, fundaciones, condecoraciones y premios pagados con dinero público que actualmente suponen un coste abusivo e innecesario para la economía de los ciudadanos".

A lo largo de este 2011 hemos recogido y publicado numerosos posts y noticias de prensa en los que se criticaba el papel decorativo y excesivamente caro que tenían estos "órganos consultivos". Un claro ejemplo es el Consell Valencià de Cultura (CVC), con una actividad mínima, por no decir nula, y que nos ha costado la friolera de 1,95 millones de euros durante este ejercicio y de los cuales cerca de 450.000 euros han sido destinados a las dietas de sus consejeros. Todo ello para un órgano que emite informes no vinculantes (directos a la papelera) y que mata el tiempo realizándose fotos en su palacete-cripta y comiendo gambas y caviar. En los temas realmente serios que afectan al patrimonio valenciano (Museo de Bellas Artes San Pío V, agresiones a esculturas, pintadas en el patrimonio, monumentos BICs abandonados, etc.), apenas se pronuncian, los evitan, y como mucho confeccionan una nota de prensa a toro pasado tras leer las noticias en la prensa o través de algunos blogs.
De esta forma pensamos que, con la que está cayendo, es inmoral, obsceno e inadmisible que esta suma de dinero, que debería invertirse de una forma más justa y provechosa para todos, vaya a parar a manos de gente que ni se preocupa por la cultura y el patrimonio ni trabaja en beneficio del mismo. Si realmente, tal y como nos quieren hacer creer, están tan alarmados por la falta de inversión en investigación, mecenazgo, etc, que renuncien íntegramente a sus abusivos salarios y lo donen a este o a otros fines. Nos negamos a seguir subvencionando este cementerio de elefantes repleto de políticos retirados y otras figuras premiadas con un puesto ampliamente remunerado.
Librándonos de todo este lastre la maltrecha situación que estamos atravesando mejoraría substancialmente y se podría destinar todo este dinero, que actualmente estamos tirando por el escusado, en educación, patrimonio y cultura, que buena falta nos hace.
Un saludo...