sábado

Los verdaderos problemas de la Lonja de los Mercaderes

Buenas tardes bloggeros,
 compartimos totalmente las reflexiones de nuestro compañero de Cercle Obert, Antonio Marín, sobre los verdaderos problemas de la Lonja de los Mercaderes de Valencia.
Lo de los árboles resulta anecdótico comparado con el tráfico rodado que circula por delante de un monumento Patrimonio de la Humanidad; el cambio sin sentido de la entrada principal a la parte posterior del edificio, cosa que dificulta su correcta lectura; los edificios en ruina dentro del entorno de protección de este BIC; la ausencia de un Plan Especial de Protección redactado y aprobado; la no puesta en marcha del Plan Director de la Lonja del año 2007; etc.
 Os dejamos el texto de Cercle Obert. Un saludo...
-------------------------------------------------------------------------------------------------------
¡Qué curioso! Nadie se acuerda ya de la clausura de la puerta principal de La Lonja de la Seda o de los Mercaderes, lo que impide hacer una visita, una lectura adecuada del mejor edificio gótico civil de España.
Y peor todavía, hoy sábado, hemos podido constatar el intenso y frenético tráfico que hay en todo el entorno monumental de la Lonja y de la Real Parroquia de los Santos Juanes, Mercado Central... Y se me olvida indicar que había aparcadas cientos de motos dentro de la acera de la citada iglesia, en las ruinosas “Covetas”... Y había un coche y varios agentes de la policía local y un guardia de seguridad permitiendo esas infracciones...
¿En Valencia hay alguien que tenga una visión global del Patrimonio Cultural o esos árboles nos impiden ver, conocer, sentir y denunciar el verdadero problema?
Lo siento, pero los gestores institucionales llevan años demostrando un olímpico desprecio por la cultura, por el Patrimonio, por la participación cívica... y han logrado construir una ciudad inhabitable, caótica, sucia y que no resulta atractiva ni para propios ni para extraños...
¿Por qué tolera el Ayuntamiento de Valencia y la Consellería de Cultura estos atentados contra el único Patrimonio de la Humanidad que tenemos en Valencia ciudad?
¿Para qué demonios sirve la Dirección General de Cultura, que tan negligentemente (y a las pruebas me remito) dirige Marta Alonso y que ni sabe ni contesta ni adopta medidas para evitar y detener la degradación y expolio de nuestro legado patrimonial?
La cultura valenciana se defiende y se construye sólidamente día a día, denunciando el comportamiento irresponsable de nuestros representantes. Y los hechos hablan por si solos.
Un entorno privilegiado, convertido en una autopista y lleno a rebasar de vehículos a motor en las aceras, publicidad comercial en los edificios protegidos, mesas y chiringuitos que ocupan todas las zonas peatonales y aceras... policías locales que permiten la comisión de todo tipo de infracciones y atentados contra el Patrimonio Cultural...
¡Viva la cultura valenciana!
Cercle Obert de Benicalap

Imágenes propiedad de Antonio Marín para Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural. Licencia Creative Commons 3.0