lunes

El enigma de la Esfinge (y del Ayuntamiento)


Cuenta una leyenda que en una colina situada en las proximidades de la ciudad de Tebas había una esfinge que planteaba un enigma a todos los caminantes que pasaban por allí, y para quienes no contestaran correctamente a la pregunta, el castigo era ser devorados por la Esfinge. Hasta que llegó Edipo y la Esfinge le planteó el enigma:
 ¿Cuál es el animal que por la mañana camina a cuatro pies, a mediodía a dos y al atardecer a tres?
Y Edipo le respondió: Es el Hombre, pues en su infancia anda sobre sus manos y sus pies, cuando crece solamente sobre sus pies y en su vejez ayudándose de un bastón como si fuera un tercer pie... y Edipo resolvió el enigma
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Si esto mismo pasará hoy en día, nuestro Ayuntamiento no pasaría la prueba. Nuestras dos esfinges del Paseo de las Alameditas darían buena cuenta de él. Estas le plantearían el siguiente enigma:

¿Qué animal de cuatro patas me ha dejado así?

¿Qué animal que camina a dos no hace nada para remediar que siga así? 

¿Qué animal que va a tres permite que siga aquí?

Golpes, rotura de nariz, ojos y boca... chicles y excrementos de paloma por todo el cuerpo  ¿Hasta cuando?

Creo que la respuesta a nuestro enigma es muy clara y evidente... La primera sería un pollino de dos patas (que me perdone por la comparación tan noble animal). La segunda y la tercera: EL AYUNTAMIENTO (sobre todo la tercera, un ayuntamiento que después de tantos años en el poder está decrépito y anciano y que no sabe hacía dónde camina).
 Saludos...