lunes

Preguntas que formula Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural a los diversos partidos que concurren a la cita electoral del 20N sobre política cultural

Una de las propuestas que no hemos visto en ningún programa electoral de las diversas fuerzas políticas que han tenido la suerte de presentarse a las elecciones estatales del 20N gira en torno a reclamar o no competencias plenas en materia de Patrimonio Cultural, planificación museística, etc.
Todos conocemos muy bien la falta de rigor y sentido común que existe en la Comunidad Valenciana a la hora de gestionar los museos, los monumentos, los conjuntos históricos, las obras que afectan a los bienes de interés cultural y sus entornos, pero parece que ninguno de los partidos y coaliciones que concurren a la cita electoral del 20N aspira a tener el control legal y administrativo de todo aquello que afecta al mundo de la cultura, al Patrimonio Cultural.
Por otro lado, estamos asistiendo a una fiebre por aprobar BICs a monumentos y conjuntos históricos, que sin duda tienen gran valor, pero son pocos los que reclaman y exigen que esas incoaciones vengan acompañadas de partidas presupuestarias adecuadas para acometer las necesarias rehabilitaciones y uso coherente de cualquier bien susceptible de protección.
Por este motivo hemos planteado las siguientes preguntas, abiertas a los partidos políticos que se presentan a las elecciones del 20 de noviembre:

¿Qué piensan los partidos políticos sobre la grave problemática que afecta al Museo de Bellas Artes San Pío V de Valencia y al IVAM, dos contenedores que llevan años padeciendo una mala o nula gestión?

¿Qué proponen los partidos políticos y coaliciones en relación a las diversas improvisaciones y actuaciones ocurrentes que llevan años desarrollando las instituciones valencianas en torno a la conservación, rehabilitación y uso de nuestro abundante legado patrimonial?

¿Por qué ninguna formación cuestiona abierta y públicamente la existencia de organismos como el CVC, que lleva años demostrando su ineficacia a la hora de defender con rigor la cultura en sus diversas manifestaciones?

¿Por qué se aprueban indiscriminadamente incoaciones de BICs si realmente no existe voluntad ni dinero suficiente para acometer las intervenciones necesarias que conserven, rehabiliten y revaloricen esos bienes?

¿Para cuándo una ley que permita la participación ciudadana en todos las fases y procesos e intervenciones urbanísticas, sociales, culturales, educativas?

¿Qué medidas piensan tomar las instituciones competentes para prevenir y sancionar los actos vandálicos, que se cometen de manera tan frecuente contra el Patrimonio Cultural Valenciano?

¿Por qué ninguna formación reclama exigir al gobierno de Madrid que cede la titularidad del Museo de Cerámica González Martí, el Museo de Bellas Artes San Pío V y otros monumentos?

Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural