domingo

Avalancha de escritos al Síndic de Greuges

Buenas tardes bloggeros,

habréis observado que el blog ha estado off durante varios días y que no hemos publicado muchos posts. Esto se ha debido a que durante la semana pasada y la anterior nos han estado llegando una multitud de escritos del Síndic de Greuges a los que hemos tenido que dar respuesta, aportando toda la documentación requerida. 

Así pues, hemos tenido que dedicar todo nuestro tiempo disponible, que no es demasiado, a responder a estos escritos, adjuntar las fotocopias que nos han solicitado y a enviarlo por Registro de Entrada.

Sabréis también que tenemos abiertos una infinidad de frentes, en materia de patrimonio cultural, debido a la falta de actuaciones eficaces para evitar la degradación galopante de nuestros bienes y a la falta de respuesta a los mismos. A veces nos llegan con cuenta gotas y otras de golpe, como ha sido el caso.

Los temas tratados han sido varios. Desde la adopción urgente de medidas ante el estado de ruina de La Ceramo (sobretodo tras el reciente hundimiento de parte de la cubierta de teja); el cumplimiento del acuerdo municipal de rehabilitación de la Alquería del Moro firmado hace más de un año por todos los grupos municipales del Ayuntamiento de Valencia; los Tinglados del Puerto de Valencia; la Fábrica de Bombas Gens y la persistente solicitud de documentación de nuestra asociación por parte de la Conselleria de Cultura, que continúa sin enterarse que la Generalitat es la legítima propietaria del Registro de Asociaciones de la Comunitat Valenciana y de que puede consultarla cuando le plazca.

Si las administraciones valencianas dedicaran la mitad del tiempo que nosotros dedicamos a estar recordándoles sus obligaciones legales a la recuperación y puesta en valor de nuestros bienes culturales, probablemente esta ciudad tendría un patrimonio cultural en un estado impecable y sería la envidia del mediterráneo, del lejano oriente y hasta del más allá.

Desafortunadamente gastan el tiempo y nuestro dinero en responder chorradas, cuando se dignan a hacerlo, retrasar todo lo que pueden y más las respuestas y actuaciones pertinentes, a saltarse las leyes a la torera y hartarse a poner excusas presupuestarias para no hacer nada. Que mal lo están haciendo Pinocho & Company!

Un saludo...