domingo

Un incendio daña la fachada lateral de la Iglesia del Salvador y Santa Mónica (BRL)

Buenos días blogger@s,

la madrugada del viernes 12 al sábado 13 de enero se produjo un incendio en los contenedores de reciclaje que hay situados a escasa distancia de la fachada lateral de la Iglesia del Salvador y de Santa Mónica (BRL), recayente a la calle Sagunto.

El fuego y el humo, además de reducir a cenizas los contenedores y de dañar la parte frontal de un vehículo allí aparcado, han provocado daños en la pintura y el ennegrecimiento de parte de esta fachada hasta la altura del alero:


La proximidad de este tipo de contenedores a las fachadas de los monumentos protegidos entraña un riesgo más que evidente. En otras ocasiones ya hemos solicitado a las administraciones públicas la retirada, cambio de emplazamiento o separación de los mismos. Así lo hicimos con las Atarazanas del Grao de Valencia y el Colegio del Patriarca.

El Ayuntamiento de Valencia debería pues revisar todos y cada uno de los elementos y edificios del Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos para comprobar que no tienen contenedores pegados a sus fachadas o demasiado próximos. Sabiendo el vandalismo en auge que hay en nuestra ciudad, el consistorio debería moverse rápido y adelantarse a futuros acontecimientos.

Esperamos que se tomen las medidas cuanto antes para acabar cuanto antes con este grave problema. En esta ocasión ha habido suerte pues los daños en la iglesia son superficiales. Sin embargo, si seguimos tentando a la suerte, podríamos llegar a encontrarnos con daños más graves con destrucción parcial o total de un edificio protegido.

Un saludo...
 El texto y las imágenes son propiedad de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural, no permitiéndose su reproducción total o parcial sin citar las fuentes y a los autores originales al estar bajo licencia Creative Commons 3.0. Nuestra entidad no tiene ánimo de lucro, pero exige un mínimo de respeto y comportamiento ético y profesional a los medios de comunicación, partidos políticos, asociaciones cívicas, fundaciones… a la hora de apropiarse de nuestro trabajo y esfuerzo de años