miércoles

Carta abierta al Sr. Alcalde de Valencia, D. Joan Ribo i Canut

Estimado Sr. Alcalde, D. Joan Ribó i Canut:

1. No sé si sabrá que la instalación de algunas de las casetas que se han colocado justo delante del BIC de la Iglesia de los Santos Juanes, a los pies de Les Covetes de Sant Joan, incumplen la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano 4/1998 y posteriores modificaciones, Artículo 38.e. 

2. No sé si sabrá que hay aprobado un Plan Especial de Protección (PEP EBIC 06-07) en el que aparece perfectamente detallada, dentro de la ficha correspondiente a este BIC, el área de protección libre de ocupación que debería ser de 8 metros respecto al bien patrimonial. Y esas casetas no cumplen con la distancia requerida. 

3. No sé si sabrá que algunos de sus Concejales tienen decenas de recomendaciones del Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana por hechos idénticos o similares y que las mismas, a pesar de haber sido aceptadas, se están incumpliendo una y otra vez. 

4. No sé si sabrá que en Fallas uno de sus concejales autorizó y permitió un puesto de comidas pegado a Les Covetes de Sant Joan y que el propio Síndic estimó que se precisaba la autorización y permiso expreso y obligatorio de la GVA Cultura i Esport. No la tenía. 

5. No sé si sabrá, que desde que gobiernan ustedes se están produciendo hechos como el aquí descrito cada dos por tres. Cuando no es un escenario es una verbena, una barra de bar, un puesto de comida o una estructura metálica para lanzar cohetes, como el correfoc pegado a la Basílica de la Virgen. Todos ellos pegados o justo delante de fachadas de monumentos y edificios protegidos. 

Nuestra asociación considera que esta actitud y comportamiento, además de vulnerar la legislación vigente, es sumamente peligrosa. Si una de esas casetas ardiera, pondría en peligro la integridad del BIC. 

Creemos que se pueden hacer las cosas de forma completamente distintas, respetando las leyes y las normas y consultando a los órganos competentes en materia de patrimonio cuando se quieran celebrar actividades en los entornos monumentales. No estamos en contra de ellas. En absoluto. Estamos en contra de ciertas decisiones unilaterales, que ponen en riesgo nuestro patrimonio cultural, de las actitudes imprudentes y de la negligencia que están demostrando algunos de sus concejales. 

Celebremos la Navidad y el mercadillo, pero haciendo las cosas bien y con sentido común. Seguro que se puede instalar en la Plaza del Mercado y adyacentes respetando las normas y leyes que rigen nuestro patrimonio. 

Un cordial saludo.

César Guardeño Gil
Presidente Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural