domingo

La realidad patrimonial que el Ayuntamiento de Valencia se empeña en negar

Hola,

estas son sólo algunas fotografías que muestran una realidad patrimonial que el Ayuntamiento de Valencia se empeña en negar con respuestas tan lamentables y vergonzosas como las siguientes:

1. "El Facultativo que suscribe emite el presente informe sobre la solicitud que se formula sobre todo para indicar que los contenedores y papeleras de residuos urbanos del servicio municipal de recogida de todas las fracciones de residuos urbanos utilizan una posición en la vía pública nunca pegados a las fachadas especialmente de edificios protegidos, como puede comprobarse especialmente en el distrito municipal de Ciutat de Vella donde se produce la mayor densidad de este tipo de edificios".

2. "Por ello, el técnico que suscribe debe informar que en nuestra opinión, no se considera suficientemente justificado el riesgo diferencial que se denuncia atribuido específicamente a los contenedores y papeleras de residuos urbanos para concluir con carácter general la acción de retirada inmediata de todos y cada uno de los contenedores de todo tipo pegados o próximos a las fachadas de todos y cada uno de los monumentos y edificios protegidos de València, teniendo en cuenta la inexistencia de contenedores pegados a estas fachadas, la indefinición de proximidad que se cita, la temperatura de ignición de estos contenedores y el grave perjuicio que una actuación indiscriminada de este tipo pudiera suponer para la correcta prestación y desarrollo de este servicio público municipal de recogida de residuos urbanos."

De estos argumentos sacamos dos conclusiones: LOS CONTENEDORES Y PAPELERAS NUNCA ESTÁN PEGADOS A LAS FACHADAS DE EDIFICIOS PROTEGIDOS y LA INEXISTENCIA DE CONTENEDORES PEGADOS A ESTAS FACHADAS.

Pues nada, dos tazas de caldo y de realidad:

 La proximidad de los contenedores a la fachada lateral del BRL de la Parroquia de San Mónica hizo que un incendio en los mismos la dañara. La temperatura de ignición de estos contenedores es superior a 360º y por lo tanto no es un elemento altamente inflamable. Por ende y a pesar de que no era necesario apartarlos a fecha de hoy ya no están. Por lo visto el técnico no tuvo en cuenta el factor del contenido, que si que arde y facilmente
 No hay contenedores pegados a las fachadas. Claro que no. Los de la Casa Natalicia de San Luis Beltrán (BRL) son decorativos.
 Los de la Torre de San Bartolomé son un decorado. No hay ningún peligro hasta que alguien les prende fuego y quema el monumento.
 El Mercado Central (BIC) tiene varias papeleras pegadas a las fachadas. Pero como estas aguantan millones de grados de temperatura, no hay problema. El problema es que arda el contenido, cuestión que no es tenida en cuenta, al igual que la ventana de madera y el papel que hay detrás de la misma, pues son oficinas.
 Colegio del Arte Mayor de la Seda (BIC). Papeleras con contenido altamente inflamable
Iglesia del Salvador (BIC) con cajas de automatismos, conducciones eléctricas y también papeleras pegadas a su fachada. Nada de esto debería estar allí.

El texto y las imágenes son propiedad de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural, no permitiéndose su reproducción total o parcial sin citar las fuentes y a los autores originales al estar bajo licencia Creative Commons 3.0. Nuestra entidad no tiene ánimo de lucro, pero exige un mínimo de respeto y comportamiento ético y profesional a los medios de comunicación, partidos políticos, asociaciones cívicas, fundaciones… a la hora de apropiarse de nuestro trabajo y esfuerzo de años